Calvo presidirá la reunión preparatoria del Consejo de Ministros desde el hospital para que no lo haga Pablo Iglesias

En Podemos creen que Sánchez se terminará infectando e Iglesias será ‘presidente’ y en el PSOE se movilizan para cortarle el paso

Iglesias quiere aprovechar el encaje de cargos tras el positivo por coronavirus de la vicepresidenta y reclama ya más peso en la estructura de mando y coordinación frente al virus

En Podemos creen que Sánchez se terminará infectando e Iglesias será 'presidente' y en el PSOE se movilizan para cortarle el paso
Sánchez, Calvo e Iglesias. PD

Como titula, con tanta coña como acierto, OKdiario este 26 de marzo de 2020, tras ver la víspera a un demacrado Pedro Sánchez y las miserables peleas entre podemitas y socialistas para pillar parcelas de control sanitario en las autonomías, tras el positivo de Carmen Calvo, esto que tenemos no es un Gobierno ‘sino el Ejército de Pancho Villa’.

El Ejecutivo socialcomunista nos pide unidad y reclama el consenso de todos para hacer frente a la crisis de la ‘peste china’, pero entre socialistas y podemitas hay una guerra cutre.

Subraya Joan Guirado que esa guerra queda patente con hechos como que será la vicepresidenta primera, hospitalizada por coronavirus, quien presidirá  por vía telemática, desde el hospital, la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios para evitar que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, asuma tal función.

La baja médica de la vicepresidenta primera hace que el líder de Podemos suba un escalafón en la gestión diaria del Ejecutivo.

Sin Sánchez ni Calvo, Pablo Iglesias se convertiría en jefe del Gobierno en funciones.

Si Sánchez no pudiese acudir el martes al Consejo de Ministros, en este caso, sí sería el líder de Podemos el responsable de presidirlo, pero el PSOE hará todo lo posible por evitar que esta situación se produzca.

La reunión de subsecretarios tiene una enorme importancia, pues en ella se deciden los temas que se debaten en el próximo Consejo de Ministros.

Los responsables de cada ministerio se encargan de la preparación y estudio de las cuestiones que, con posterioridad, debatirán los ministros y que, salvo sorpresa, acabarán aprobando.

De ahí que Carmen Calvo, que es quien preside habitualmente dicha reunión, vuelva a hacerlo desde el hospital y enferma con tal de evitar que Iglesias adquiera un protagonismo que los socialistas no están dispuestos a permitir.

Por decirlo de una manera más clara, el Ejecutivo socialcomunista apela a la unidad, al consenso, a la solidaridad, a los puentes tendidos y a toda esa retahíla de frases hechas que esconden, en realidad, una evidencia incuestionable: que hay dos Gobiernos en uno y que el Gabinete de Pedro Sánchez es, además de incompetente, un guirigay.

Queremos seguir siendo un medio de comunicación libre

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

PINCHA Y CONTRIBUYE

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído