Rafael López Charques: «Catástrofe en la desgracia»

Rafael López Charques: "Catástrofe en la desgracia"

Parece que últimamente a nuestro querido (no por todos) país, le han caído unas maldiciones semejantes, aunque por lo de ahora en menor cantidad, a las plagas bíblicas.

Tenemos el coronavirus. Estamos de acuerdo con quien alegue que era algo imprevisible, pero lo que es cierto es que en relación a la población, somos el país que va a la cabeza en el número de contagios. Es la triste realidad.

Llamando a las cosas por su nombre, tenemos que decir que es una catástrofe de la que tardaremos mucho tiempo en recuperarnos, pero como siempre, unos tardarán (y la sufrirán) más que otros.

Cierto es que en estos momentos, lo primordial es atajar la enfermedad, matar al virus, y que cuando esto ocurra nuestros fallecidos hayan sido el menor número posible.

Sin embargo cuando estemos libres de esta plaga, nos vamos a encontrar con un país en una situación económica muy precaria. No solo por las muchas empresas obligadas a paralizar su actividad, sino también por las múltiples personas que han tenido que cerrar sus negocios. Pensemos en las que tenían una cafetería, una ferretería, una peluquería, un gimnasio, una tienda de confecciones, etc. Habrán tenido que subsistir, como pudiera cada uno durante la cuarentena, seguramente a base de endeudarse. Sabemos que el gobierno ha abierto unas líneas de crédito, pero las críticas a la inoperancia de las mismas son continuas.

Esta catástrofe ha venido a agudizar la desgracia en que estamos inmersos, que no es otra que el desgobierno bicéfalo que llevamos aguantando.

El “cum fraude” en su soporífera comparecencia en el Congreso el pasado jueves, no se ha cansado de mentir. Por ejemplo, <España es el país que primero tomó medidas de confinamiento en todo Occidente>, <toda Europa llegó tarde, pero España actuó antes>, <España es uno de los países con mayor número de pruebas por habitante>, <el Gobierno de España ha seguido siempre y volverá a seguir siempre el mandato de la OMS>. <España es el país que facilita más información>,
<debe mantenerse absoluta transparencia informativa, como llevamos haciendo desde el inicio>. Contrasten con la realidad.

Además ha hecho unos comentarios que no sabemos cómo tomar, por ejemplo <únicamente en España el virus ha abierto una crisis política>. ¿Está de broma? Estamos en crisis desde el instante que ocupó el puesto por primera vez, asegurando que en treinta días convocaría elecciones, para al cabo de ese tiempo comunicar que agotaría la legislatura.

Al tiempo se ha puesto como víctima de la situación, reclamando que <en estos momentos de crisis, debemos estar más unidos que nunca>.Cierto, estamos de acuerdo, pero que no siga cediendo ante filo etarras y traidores separatistas para conservar su puesto. Los primeros han atacado a coches policiales llevaban la bandera de España. Los segundos han impedido que se abra un hospital de la Guardia Civil en una localidad catalana. ¿No se ha enterado? Por otra parte sus compañeros de fatigas, los morados, aprovechan la ocasión para meter en los decretos legislación que les conviene y parece ser que quieren penalizar las informaciones que estimen que son falsas. ¿Y sus mentiras?

Ha regado de millones las televisiones afines que lo defienden. Mal hecho, que realicen su actividad esencial y necesaria, informar objetivamente y nada más. No viene a cuento financiarlas para que unos cuantos emitan unas bazofias, ganando dinero, como ese nuevo programa estrella denominado “Diarios de la cuarentena”, que no son más que un insulto a la ciudadanía dada la situación.

Como apuntamos, catástrofe en medio de una desgracia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído