«¡Viva el trabajo en negro!»

"¡Viva el trabajo en negro!"

En estos meses obligados de confinamiento en casa los que trabajan en negro por afición y principios están siendo protagonistas en numerosos programas de televisión, pero no para afearles su proceder insolidario e incívico, sino para que susciten lástima y fraternidad entre quienes cumplen con sus obligaciones fiscales, que es la verdadera solidaridad, y pagan puntualmente los crecientes impuestos directos e indirectos. Es esa economía sumergida, termino eufemístico, que en España representa, según FUNCAS, entre el 18,5% y el 24,5% del PIB, ¡casi el doble de la media de la OCDE y de la UE!

Entre las televisiones que han destacado en esta demagogia propiciatoria de más pobreza y mamandurria subsidiada para todos han destacado TVE y Cuatro. La primera lo hizo en un Telediario entrevistando a una portavoz iberoamericana de empleadas del hogar que se quejaba de que las ayudas a este colectivo establecidas por el Gobierno durante el estado de alarma no llegaban a las 130 mil que trabajan en negro, mientras una voz en off pasaba por alto este fraude masivo y apoyaba el lloriqueo pedigüeño de la entrevistada, equiparándolo, en consecuencia, al mayoritario que trabaja en ese sector y paga impuestos con los que hacer frente al gasto social. Las imágenes que ilustraban la pieza alternaban a la sacacuartos sindicalista con una señora limpiando un altarcito doméstico dedicado a loar al dictador Fidel Castro. ¡Conmovedor, demagógico y destructivo!

En Cuatro, en el programa Cuatro al día, en una de las entrevistas con las que su presentador rellena las tres horas de contenido, intervino un iberoamericano con cuatro meses de estancia en España que se quejaba de ganar mil euros y tener que pagar 800 por el uso de una casa. Preguntado en qué trabajaba, contestó con evasivas que lo hacía de vez en cuando y reprochó que España tenga salarios de mil euros y alquileres de ochocientos. Requerido si tenía más ingresos o trabajaba su mujer, contesto que ella lo hacía de vez en cuando y por cuatro euros la hora. El conductor del programa, persona seria a veces y demagoga otras, dijo quedarse sin palabras como periodista ante esa situación descrita y, consecuentemente, finalizó en este punto. Se le olvidó indagar por qué el entrevistado había venido a España, si lo había hecho legalmente o como ilegal y con una mano delante y otra detrás, cuál era la situación de su país, por qué él y ella trabajaban en negro, si sabían lo que es pagar impuestos directos para hacer frente al creciente gasto social, si se habían arrepentido de venir a España ante tanta desolación económica como describía e injusta formación de precios y salarios, … En resumen, todo un modelo de (no) entrevista para estudiantes de periodismo.

Ese enternecedor ciudadano (¿cómo consiguió la entrevista?) que tanto dolor causó al presentador está muy alejado de ese otro kurdo y que ha pedido el anonimato, que desde la cárcel de Navalcarnero, donde cumple condena de seis meses por un delito de amenazas en el ámbito doméstico, ha donado 20 mil euros a Cruz Roja por haberle ayudado en 1995 y para que los destine a lo más necesario. Este hombre, que sufrió persecución en Turquía, llegó a Ceuta en 1995 solo y sin nada. En la ciudad autónoma, según el relato de ABC, encontró “a una madre”, Ana, miembro de Cruz Roja, que le proporcionó comida, cama y ayuda para iniciar los trámites de solicitante de asilo político. Trabajó durante cinco años en la construcción, sin descansar festivos ni vacaciones, ahorró y creó un próspero negocio de restaurantes de kebab en los que da trabajo legal a 120 personas. Su historia es la de alguien que, como su pueblo milenario, no se rinde nunca. Y ahora, con dos hijos españoles de 23 y 11 años, sigue reconociendo con hechos su agradecimiento a lo que España hizo por él cuando lo necesitó.
Fin del artículo y a meditar si queremos un país subsidiado (en Andalucía el 42% de los trabajadores dependen del cobro de fondos públicos) y trabajando en negro con demagogos que lo alimentan y no lo reprochan, u otro con ciudadanos honrados que trabajan legalmente, se esfuerza, prosperan y pagan impuestos para engrandecer el país y hacer frente solidariamente al gasto social. De usted depende.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jorge del Corral

Hijo, hermano y padre de periodistas, estudió periodismo en la Escuela Oficial de Madrid. Ha trabajado en cabeceras destacadas como ABC y Ya. Fue uno de los fundadores de Antena 3 TV. Miembro fundador de la Asociación de Periodistas Europeos (APE) y del Grupo Crónica, creador de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión (ATV) y fundador de la Unión de Televisiones Comerciales (UTECA). Un histórico de la agencia EFE, donde fue subdirector y corresponsal en Roma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído