Jose Andrés Mayo: «Nuestros dirigentes necesitan un actuario»

Jose Andrés Mayo: "Nuestros dirigentes necesitan un actuario"

Actuario para cuadrar las cifras del Gobierno

Hoy en una de las redes sociales intercambiando opiniones con un usuario, me preguntó por algo que hace tiempo sí me tocaba responder con más frecuencia: “¿Qué es eso de actuario?”. Hace años me sirvió para uno de mis primeros artículos en la Agencia Efe. El de hoy no tiene nada que ver.

Lo que está viviendo España es un auténtico drama, así que “cuadrar” las cifras, ni relaja ni encrespa nuestra angustiosa realidad, pero por respecto a nuestros muertos y a nosotros mismos como sufridores, deberían conocerse. Las reales me refiero. Por eso, hablo de la rigurosidad del actuario.

No puede ser que las cifras del día anterior añadiendo lo ocurrido hoy no sume. Esas incoherencias no deberían permitirse. Ni al Gobierno ni a ninguna Comunidad. Por respeto como he dicho antes y porque con datos fiables, se pueden tomar mejores decisiones. Y no estamos hablando de un plan de negocio de una empresa para vender más o menos, o si tenemos que invertir en marketing digital o reforzar la red comercial. Además de la economía de todo un país, está en juego nuestra vida.

Como un antiguo compañero mío de banca decía, “respetando al resto de profesiones, no somos ni jueces ni médicos, es decir, si nos equivocamos un mes en el dato de ventas o en las previsiones de beneficio, todo es subsanable al mes siguiente, mientras que los dos profesionales antes citados, sus errores pueden llevarte a prisión o causar tu muerte”. Y eso no se puede rectificar al mes siguiente.

Datos fiables

Parece ser que solo el 5% de los españoles se han contagiado con el Covid-19.

El coronavirus mata a uno de cada 100 infectados en España.

Si notas pérdida de olfato (anosmia) estos días, tienes un 50% de probabilidades de dar positivo en la prueba de anticuerpos.

En algunos casos no genera enfermedad (es asintomático o provoca problemas muy leves), pero en un porcentaje de pacientes ocasiona problemas respiratorios muy graves, incluso la muerte.

Cuando una persona supera la infección, su sistema inmunitario ha generado anticuerpos, para protegerse de un posible nuevo ataque del virus, pero todavía no se conoce el grado de protección.

Es más contagioso y genera mayor mortalidad que el virus de la gripe común, pero con menor letalidad que los anteriores coronavirus (SARS y MERS).

Los niños tienen menos receptores en la nariz para que entre el virus (sobre los niños y su excesivo confinamiento podríamos escribir ya no un artículo, sino un libro).

Así que por favor, más rigurosidad por parte de todos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído