David Somoza Mosquera: «Para tiempos de incertidumbre está el Plan de Negocios»

David Somoza Mosquera: "Para tiempos de incertidumbre está el Plan de Negocios"

El mundo en este momento está marcado por la incertidumbre -la pandemia por el coronavirus es una prueba de ello- con economías en constantes cambios y mercados cada vez más complejos e impredecibles, por lo que es fundamental que las empresas estén preparadas para enfrentar los escenarios que se avecinan mediante el uso de instrumentos de control de gestión.

En este sentido, la planificación estratégica es un área de atención prioritaria para las compañías y para desarrollarla existe un cúmulo de herramientas que cada una adopta según sus necesidades y requerimientos.

El Plan de Negocios forma parte de esas herramientas y debe entenderse como un estudio integral de la empresa, que incluye también el análisis del mercado del sector y de la competencia dentro de una visión de largo plazo, la cual permita adelantarse o estar preparado ante los cambios. En otras palabras, surge como una opción idónea por las ventajas que ofrece para dilucidar los escenarios y los negocios en el futuro.

Desde el punto de vista práctico se trata de un documento escrito con información de la empresa y se plasman las estrategias, políticas, objetivos y acciones que desarrollará en el futuro. El documento puede ser conciso y breve o extenso y detallado y debe incluir las metas de corto, mediano y largo plazo para la compañía, descripción de los productos o servicios a ofrecer y las oportunidades de mercado previstas para ellos.

Otros elementos que deberían incluirse en el Plan de Negocios son los requerimientos financieros y de recursos humanos, los canales de distribución, mercadeo, publicidad y promoción, ingeniería de proyectos, organización empresarial, contabilidad, proveedores y materias primas e insumos.

Sin embargo, para que sea efectivo se requiere un análisis dinámico de los cambios micro y macro a lo interno y externo de la compañía para minimizar el impacto y responder eficientemente a la posibilidad de que ocurran hechos fortuitos, como esta emergencia sanitaria que ha dejado y sigue dejando su huella en el mundo de los negocios.

Esto supone utilizar la información del pasado para decidir hoy lo que se va a hacer en el futuro. A fin de cuentas, el Plan de Negocios es una hoja de ruta para abordar las oportunidades y obstáculos del negocio, además de ser una herramienta de reflexión y de comunicación entre todos los miembros de la empresa.
La presentación de un Plan de Negocios bien sustentado y elaborado con rigurosidad es una prueba de la seriedad y buena reputación de la empresa ante sus accionistas y para la atracción de potenciales inversionistas, nada desdeñable en esta época.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído