«Aquí habita una imbécil en una era de idiotas»

"Aquí habita una imbécil en una era de idiotas"

El Ministerio de Igualdad, esa caja vacía creada por Pedro Sánchez Pérez-Castejón para que se entretenga Irene Montero Gil, la compañera sentimental del vicepresidente segundo del Gobierno de coalición, Pablo Iglesias Turrión, y de paso nombre directoras y asesoras por doquier y cada cual más estrafalaria, debe encargar una nueva rotulación para las/los ocupantas/es de sus despachos y rotular en el de la Directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades: Aquí habita una imbécil.

Es el calificativo más lisonjero que se merece doña Beatriz Gimeno Reinoso (nada que ver con la bella localidad cántabra de Reinosa), ocupante temporal de esa oficina, por haber mandado una carta, con membrete oficial, sello y firma de puño y letra, a una pequeña empresa de decoración de San Sebastián de los Reyes (Donostia the Kings –Madrid-), señalando que ha tenido conocimiento, por una “denuncia anónima” (miente o el soplón es miembro de la brigada torquemada que posiblemente ha constituido Podemos para denunciar a quienes no se ajusten a su monserga igualitaria), que están vendiendo “placas de puertas para habitaciones infantiles” y en unas pone: “aquí duerme un pirata”, “aquí duerme un pequeño héroe”; y en otras: “aquí duerme la reina de la casa”, “aquí duerme una pequeña princesa”. Y ante tal provocación y crimen de lesa patria por alejarse de los dogmas de igualdad de sexos que proclama y propugna Unidas Podemos, Gimeno regaña a los propietarios de la tienda por “fortalecer estereotipos de género” que destruyen “la igualdad entre hombres y mujeres, discrimina a estas y ahonda los roles estereotipados”.

Es la misma Gimeno que sostiene “que la heterosexualidad no es la manera natural de vivir la sexualidad, sino que es una herramienta política y social con una función muy concreta que las feministas denunciaron hace décadas: subordinar las mujeres a los hombres”. Quizás Gimeno prefiere que la empresa de San Sebastián de los Reyes elabore carteles que digan “Aquí duerme, sola y borracha, una que ha llegado a casa”, rememorando el enjundioso “Sola y borracha quiero llegar a casa” con el que su departamento celebró la aprobación por el Consejo de Ministro de su proyecto de ley de Libertad Sexual, unos días antes del célebre 8-M.

La brigada Torquemada puede ampliar su campo de control social a parques, jardines y calles de pueblos y ciudades, y llamar la atención, cuando no expedientar, a todos aquellos progenitores que vistan a sus hijas de rosa o azul, y no de morado; o que permitan que sus hijas jueguen con muñecas o las paseen en cochecitos. Y no digamos nada si se divierten solas o con amigas con casas de muñecas o cocinitas. Esto puede ser motivo de la pérdida de custodia de las hijas, aplicando el principio Celaá de que los hijos “de ninguna manera pertenecen a los padres” y extendiéndolo al aserto Anna Gabriel de que los hijos “son de la tribu” porque “son tan hijos tuyos los que has tenido tú como los que ha tenido el resto”. Naturalmente, lo mismo puede ocurrir con los infantes que jueguen con un balón, blandeen una espada, vistan de Supermán o se disfracen de pirata.
Y de ese mismo ministerio de Igualdad e idiotez procede otra imbecilidad, esta vez de la Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, que ha difundido un tuit en el que se relaciona la muralla de Ávila con el franquismo. La prenda, sin desperdicio alguno, dice así: “Tantos años de sellos de franco (¡Franco, Franco, Franco!), don Pelayo, bordados regionales, fauna salvaje o las murallas de Ávila. O Pemán. Toda una vida de sellos de España, aquella España imposible”.

Esta imbecilidad que blasonan Gimeno y María Dolores García Rodrigo, titular de esa dirección general que añora a Franco, es parte de la idiotez que invade a una porción de la actual sociedad, a turbas histéricas de analfabetos postmodernos que derriban estatuas de insignes prohombres, gigantes de la Historia mundial, por supuesto racismo y genocidio, y que lleva a la empresa multinacional HBO, para la que pido desde estas líneas un boicot de sus suscriptores, a suprimir de su catálogo de películas “Lo que el viento se llevó”, por racista. “Qué absurdo. Es resucitar la censura -ha declarado en ABC Mario Vargas Llosa-. Nos habíamos liberado de la censura y la resucitamos ahora por las buenas razones, Hay que criticar y condenar toda forma de censura porque es lamentable”. Tan lamentable como acusar de puta a Joanne K. Rowlings, autora de Harry Potter, por discriminar contra los transgénero al recordar que existe “mujer” para describir a “una persona que menstrúa”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jorge del Corral

Hijo, hermano y padre de periodistas, estudió periodismo en la Escuela Oficial de Madrid. Ha trabajado en cabeceras destacadas como ABC y Ya. Fue uno de los fundadores de Antena 3 TV. Miembro fundador de la Asociación de Periodistas Europeos (APE) y del Grupo Crónica, creador de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión (ATV) y fundador de la Unión de Televisiones Comerciales (UTECA). Un histórico de la agencia EFE, donde fue subdirector y corresponsal en Roma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído