Javier Cabrerizo Daniel: «Bajo CInca»

Javier Cabrerizo Daniel: "Bajo CInca"

Decía Aristófanes que los hombres sabios aprenden mucho de su enemigo. Nuestro enemigo es el virus y siento decirles que nuestros gobernantes no son hombres sabios.

La valoración de la actuación en el Bajo Cinca por parte de Salvador Illa ha estado en su línea: carente de toda autocrítica y sentido común. Evidentemente la actuación ha sido incompetente, negligente y con resultado de catástrofe “Se detectó precozmente y se actuó con mucha contundencia” ha dicho. Miente, ha mentido y posiblemente seguirá mintiendo hasta que la justicia le haga pagar su desidia.

Vivo en el Bajo Cinca, concretamente en Ballobar. Es un pueblo que en verano duplica su población debido a los temporeros. Los datos, la ciencia y la lógica nos dice que la mejor manera de prevenir es haciendo test. ¿Por qué no se han realizado test a todos los temporeros que han venido a trabajar?

– Han gastado cientos de miles de euros en pintar de arcoíris buzones, furgonetas y sedes de Correos

– 225.257€ en pegatinas de “Igualdad”

– 600.000€ en másteres de género.

Con ese dinero el Bajo Cinca podría haber realizado los test a estos trabajadores y haber evitado la vuelta atrás. Esto era previsible.

Se pueden ir donde mandaba un paisano mío en el Congreso de los Diputados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído