Pablo González: «Bocazas y Berzotas»

Pablo González: "Bocazas y Berzotas"

La palabra BOCAZAS significa: personas que hablan sin fundamento, esta definición aplicada a la actualidad se puede enfocar desde varios puntos de vista.

Para empezar podemos centrarnos en el Congreso, es como un teatro con espectadores pagados para aplaudir a la gente que habla y habla diciendo cada vez más disparates. En estos momentos los que manejan el auditorio se aplauden casi todos los días aunque los aplausos sean para enmarcar unas auténticas barbaridades y mentiras. Se aplaude a los mentirosos porque son del mismo partido político o allegado, ¡qué maravilloso ejemplo para todas las generaciones de jóvenes que les ven!, se aplaude a los que proponen otra bandera, a los que no condenan el terrorismo, a los que reivindican la “memoria histórica” de los españoles muertos en un bando porque los del otro bando da igual, estos panolis que ni siquiera han jugado dreas con barro opinan de una guerra que no la han pasado ni de refilón.

Pero que fantoches de poca monta, deberían dejar ya este tipo de actuaciones; es muy cansino y aburrido, es muy lamentable lo que estamos presenciando; parece increíble que los políticos hayan llegado al nivel tan bajísimo que demuestran día tras día; todos los refranes encierran contenido intelectual, ya se escribió en El Quijote: “Paréceme Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de todas las ciencias”. Para que lo entienda casi todo el mundo, hay uno que dice: “dime de qué presumes y te diré de qué careces”, dicen los gobernantes que defienden España, ¿de qué? Estamos indefensos para podernos defender de ellos que son el MAYOR PELIGRO, como sé que hay mucho BERZOTAS=personas necias, que aplauden, comento para su entendimiento que cuando hablan de la defensa de España es para hundirla más; otro refrán más: “el que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija” Los del árbol recogen la fruta que aportamos todos y los que están en la sombra la que se cae, que no es poca. Defienden sus intereses, únicamente sus intereses; para que van a intentar otra cosa si así viven con todo tipo de lujos que no se pagan ellos, se puede ser socialista o comunista y conseguir mucho dinero y patrimonio, pero eso sí, si hay que repartir riqueza se reparte la de los demás la suya no porque su ideología no se lo permite, es todo para ellos, ¡que Pinochos!; después se llevarán las manos a la cabeza cuando la gente no les vote y les insulte, es lo que están sembrando, no queremos su esplendoroso bienestar queremos el bienestar de España.

No debería importarnos si unos son de derechas y otros de izquierdas, lo básico es ser español e intentar el mejor bienestar para todos; como estamos condenados a tener un gobierno, los que ganen de verdad y los número 2 se tendrán que poner de acuerdo para que España prospere, no es tan difícil, no hay tanta diferencia, me atrevo a decir que es poca, evidentemente los independentistas y comunistas no entran en este juego, ahora están aprovechando una situación especial pero no dan mucho más de sí, excepto que el Gran Pinocho les dé más juego.

Mencionando como siempre a la empresa privada, cuando se va a realizar un proyecto los directivos opinan sobre su contenido, hay opiniones de todo tipo, pero cuando la decisión se toma todos tienen que ir en la misma dirección, unos y otros; ahí sí se aplica “estamos en el mismo barco” dando a entender que todo el mundo va en el mismo sentido, algo muy diferente a lo que estamos presenciando ahora: el barco es el mismo pero los remeros van unos en sentido contrario a los otros y los que quieren ganar porque tienen más remeros intentan imponer sus ideas, manipulando datos, llegando a acuerdos insospechados, mintiendo continuamente, etc., esa no es la manera de convencer a nadie.

Para colmo tenemos el Coronavirus, porque lo que he escrito hasta ahora no tiene nada que ver con el virus, así se les ve mucho más el plumero, la desastrosa información aritmética que nos dan continuamente sobre el número de muertos merece un premio y claro se ha propuesto al informador para que se le conceda ¡¡ALUCINANTE!! La irresponsabilidad es de tal calibre que merece EL GRAN PREMIO A LA IRRESPONSABILIDAD, ¿pero cómo no les van a llamar burros? En mi cole por muchos menos se les llamaba así, o sea que hoy día podrían perfectamente desarrollar un puesto importante en el gobierno e incluso tener éxito.

Para terminar y siguiendo con los refranes, acabo diciendo en alusión al título de este artículo: BOCAZAS Y BERZOTAS.

A LOS BOCAZAS Y BERZOTAS
SI LOS MUEVES
SALEN APLAUSOS Y CAEN BELLOTAS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído