A la memoria de Bernardo Pena y el Padre Calo. En defensa de los grandes maestros, de los mejores en los diversos campos sociales

Durante el confinamiento causado en España por la pandemia del coronavirus, han muerto dos grandes gallegos, españoles y ciudadanos universales, Jesús Bernardo Pena Trapero, en Madrid, el 4 de abril 2020, que murió de coronavirus a los 86 años y y el padre jesuita José López Calo, en Salamanca, el 10 mayo 2020, que murió a los 98 años, estuvo activo hasta el último día y falleció al acostarse.

Bernardo Pena había nacido, el año 1933, en el municipio, la villa de Barreiros (Lugo/Galicia-España; Población 2019: 2.934 habitantes), de la Mariña oriental lucense, cerca de mi pueblo, la villa de Vegadeo del Occidente asturiano y separada de Galicia por la maravillosa ría Eo que, junto también los ríos vegadenses, Suarón y Monjardín, desemboca al Mar Cantábrico, en Ribadeo, cerca de la villa costera de Barreiros, a cuyas maravillosas playas, de pequeños, íbamos, en la furgoneta de la tahona, los de mi pueblo, Vegadeo y su zona. En estos ríos y ría, su mar Cantábrico, valles y montes, aldeas y municipios, etc., lo pasé de maravilla en mi infancia, adolescencia, juventud.

El Padre Calo había nacido, el año 1922, en la parroquia de Nebra de la villa costera de Puerto del Son (La Coruña-Galicia; población 2019: 9.171 habitantes), en cuyas maravillosas playas, junto con amigos de Galicia, España y otras naciones, lo pasamos muy bien y las hicimos famosas en todo el mundo, como la playa de Baroña, por el “Movimiento  Pablista, Franciscano, Teresiano…”: “Desnudaos del hombre viejo, pero no olvidéis nunca los buenos, justos, muy necesarios principios y la lucha por la buena amistad y el buen amor, por el buen trabajo, el bien, la verdad responsable…”; “Yo necesito poco y ese poco lo necesito muy poco para tratar de hacer el bien, luchar por el bien, la verdad responsable…”; “Vivo sin vivir en mi y tan alta vida desnudo espero, que si, en la lucha por el bien, la verdad responsable…, no ponemos a culo pajarero (expresión manchega, extremeña, andaluza y que también se atribuye a Cervantes), a tanto tajadista, contaminador, manipulador, embaucador…, me muero”.

Estamos ante dos grandes, Bernardo Pena y el padre Calo, excelentes de gran excelencia, gallegos, españoles y de gran prestigio internacional, que alcanzaron el máximo nivel en lo suyo gracias a su gran, continuo, excelente e infatigable trabajo, que los llenaba de vida y hacía la vida y el mundo mejores, y que fueron grandes maestros, profesores, investigadores.

JESUS BERNARDO PENA TRAPERO Y LA LUCHA POR EL MEJOR DESARROLLO DEONTOLÓGICO, POR EL BIEN, LA VERDAD…

Bernardo Pena economista, estadístico y económetra, catedrático de econometría de las Universidades de Santiago de Compostela (Galicia-España; donde tuve la gran suerte de ser alumno suyo en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales) y Alcalá de Henares (Madrid-España, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, donde fue nombrado catedrático emérito de Econometría), de las que fue decano y, también, Presidente de la Conferencia Española de Decanos de Economía y Empresa (CONFEDE).

Bernardo Pena fue, también y entre otras cosas: creador, junto al prestigioso economista, estadístico y económetra, Antonio Pulido San Román, del Grupo-Red Hispalink de modelización y predicción sectorial para el desarrollo de las regiones españolas en el que participan un importante numero de universidades españoles; fundador de la Asociación Internacional de Economía Aplicada (ASEPELT), de la que era Presidente de honor; Subdirector General de Estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE) de España; formó parte de la Misión de Naciones Unidas para la creación de la Escuela de Estadística de la Universidad de Rabat (Marruecos), fue consultor de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que agrupa a las naciones mas ricas del mundo) y, también, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de Naciones Unidas; dirigió un numero importante de tesis doctorales a diferentes universitarios, varios de las cuales serían catedráticos de universidad, buenos profesores-investigadores; fue autor de varias obras individuales y colectivas sobre el desarrollo y el bienestar de Galicia, España, etc.

Bernardo Pena recibió, entre otras, las siguientes distinciones: insignia de oro de la Universidad de Santiago de Compostela (USC); insignia de oro de la Diputación de Lugo; colegial de honor del Colegio de Economistas de Pontevedra; el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2003, le dedicó un libro monográfico, coordinado por los prestigiosos profesores-investigadores, José Miguel Casas Sánchez (catedrático universitario de estadística) y Antonio Pulido San Román (catedrático universitario de econometría), con el titulo: “Información económica y técnicas de análisis en el siglo XXI. Homenaje al profesor Dr. Jesus B. Pena Trapero”; la Asociación Internacional de Economía Aplicada (ASEPELT) ha creado el “Premio ASEPELT Jóvenes Investigadores: Premio Bernardo Pena”, para premiar a los jóvenes investigadores y promover el trabajo científico en el ámbito de la Economía Aplicada.

Como he dicho, tuve la suerte de tener de profesor a Bernardo Pena, en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela, en la carrera de Economía y en la asignatura de Econometría. Fue un excelente profesor, muy exigente. Lo cual es fundamental para que los estudiantes, alumnos, puedan ser conscientes de que, sin la buena, justa y muy necesaria exigencia y esfuerzo, sin el buen, deontológico, honrado, humilde y muy riguroso, competente, exigente y creativo trabajo, no se consigue nada bueno en la vida y el mundo. Explicaba muy bien y nunca se cansaba de ayudar a los alumnos, estudiantes, para que pudieran dar lo mejor de ellos mismos. Pero, eso sí, la exigencia era mucha, superior, pero poniendo las cosas muy claras y volcándose en su muy buen trabajo como profesor y eso fue muy bueno para los que fuimos alumnos, estudiantes suyos.

Creo que como viene sucediendo en la educación, formación, universidad, cultura, etc. españolas, en las diferentes partes de España, por razones de politiquería, partidismo, sindicalerismo, funcionarismo, corporativismo, populismo, demagogia, clientelismo, tajadismo, diversas, múltiples, formas de juego sucio, etc., no querer asumir, como es debido, las justas y muy necesarias y exigentes responsabilidades públicas, económicas, mediáticas, sociales, etc., en el campo educativo, formativo, a los diferentes niveles, es un muy, muy grave y peligroso error, fallo, fracaso, al bajar el nivel, la muy necesaria exigencia y compromiso deontológicos, la responsabilidad, el respeto, la competencia, el rigor, la generación del mejor valor añadido, cadenas de valor, de la mejor creatividad, etc..

Pero, OJO, MUCHO OJO, no nos cansaremos de repetirlo, desde la deontología, la honradez, el juego, competencia y cooperación limpios, la humildad (saber, siempre, aprender de los errores, fallos y fracasos propios y ajenos) y compromiso en el mayor rigor, el mejor desarrollo deontológico democrático, constitucional, legal, responsable, respetuoso, critico positivo y fundado, riguroso, competente, cooperativo, eficiente, creativo, rentable-enriquecedor económica, social-sanitaria-asistencial-etc., humana, cultural, medio-ambiental, ética (“Nulla aesthetica sine ethica”-Ninguna estética sin ética), espiritualmente, en el bien, en la verdad responsable, etc., en todos los campos sociales, pero, muy especialmente, en el campo formativo, en los campos educativo, universitario, de investigación, cultural (para cultivarse, individual y socialmente, deontológica, honrada, humildemente, de la mejor manera y no en plan racista supremacista, superiorista, divinista, endiosado, ensoberbecido, etc.), pues, así, los estudiantes y, especialmente, los que tienen menos recursos, sin una buena, justa, necesaria y exigente educación, formación del mejor nivel, se ven muy gravemente penalizados, conducidos al mayor paro, subempleo, precariedad, atraso, sometimiento, etc., al recibir una educación, formación, a los diferentes niveles, de bajo nivel, devaluada, contaminada-contaminadora, manipulada-manipuladora, lavadora de cerebros, politiquera, partidista, sectaria, clientelar, ineficiente, etc.

Todo lo cual los perjudicara, muy gravemente, en su formación, empleo, en el/su mejor desarrollo deontológico individual, familiar, grupal, social y colectivo, y penalizara, local, regional, nacional e internacionalmente, a España, a la gran nación española, y que, así, es, será mucho mas pequeña. La penalizará, muy gravemente y entre otras cosas, en su desarrollo con mucho y muy negativo gasto público, mas paro (general, juvenil, femenino, a todos los niveles), subempleo, precariedad, economía sumergida, mas burocratismo, menores salarios y pensiones, mas corrupción, juego sucio, menos productividad, menos competitividad, etc.

En España, en el Siglo XXI y desde 1977, en que comenzó la democracia y, sobre todo, con la nueva Constitución democrática española de monarquía parlamentaria de 1978, entre otras cosas, se siguen nombrando, en contra de lo establecido en esta/nuestra vigente Constitución democrática, a directores de empresas publicas, a consejeros de grandes empresas públicas y privadas, etc., en plan politiquero, partidista, sindicalero, corporativista, clientelar, tajadista, etc., y no de forma profesional deontológica y con el mayor rigor, competencia, los mejores, justos controles.

Lo que supone, implica, exige, en lo público, privado, eclesial, etc., elegir, seleccionar, promocionar y controlar a los mejores deontológicos, honrados, mas competentes, rigurosos, eficientes, etc., pero, siempre, con justicia justa muy bien medida, definida, aplicada y controlada, tal y como se vienen haciendo en las naciones democráticas occidentales, europeas, etc., mas desarrolladas, avanzadas y de las que forma, debe formar parte, al mejor nivel, España, la gran nación española.

España, la gran nación española y que para ser grande debe trabajarlo como es debido, antes de la pandemia del coronavirus, cuando comienza a finales de 2019 y, especialmente, se desarrolló, por muy graves irresponsabilidades de China comunista, con la complicidad del presidente de la Organización Mundial de Naciones Unidas y la incompetencia de los organismos occidentales, europeos, etc., internacionales y nacionales, para la prevención y control de las enfermedades, epidemias, etc.; España, la nación española, cuando se desarrolla, masivamente, dicha pandemia del coronavirus, sobre todo, a partir de de febrero y marzo 2020, cuando, por ejemplo, se suspendió el Congreso Mundial de Móviles en Barcelona/Cataluña-España, en febrero 2020, pues, grandes empresas y debido a la pandemia del coronavirus se negaron a asistir a dicho Congreso, “Mobile Word Congress/MWC 2020”, del 24 al 27 de febrero 2020, lo que dio lugar a las protestas del presidente del Gobierno de España, Pedro Sanchez Cum Fraude y otros ministros de su gobierno, etc., y que declararon que no había ningún motivo para suspender dicho “Congreso/MWC 2020”.

Como estábamos diciendo, España, antes de la pandemia del coronavirus, ya tenía un muy alto y negativo malgasto público que, entre otras cosas, disparó el deficit y deuda públicos, cerca del 14% de paro general, el 31% y más de paro juvenil, una gran economía sumergida y precariedad, bajos salarios y pensiones, altas tasas de corrupción, juego sucio, etc. Todo lo cual, la situación socioeconómica, empresarial y social de España, se ha visto muy agravada, y mucho, por la pandemia del coronavirus y que hace que España sea una de las naciones mas golpeadas del mundo al depender mucho del turismo, la hostelería, la industria y servicios de la automoción, al tener, España, mas de 94% de empresas de uno a diez empleados, etc.

Como estamos diciendo, España, la nación española se ha visto muy golpeada por la pandemia del coronavirus tanto desde el punto de vista sanitario y asistencial, al ser España una de las naciones del mundo, la primera, en junio 2020, en muertos por cien mil habitantes (mas de 43.000 personas muertas por el coronavirus), en personal sanitario contagiado (mas de 50.000 y han muerto miembros de este personal), en ancianos muertos en residencias de la tercera edad (del orden de 20.000).

Pero si los resultados de la pandemia en muertos, en España, la nación española, por cien mil habitantes, personal sanitario contagiado (y muertos, pero no se facilitan bien, como debe ser, los datos) y ancianos muertos en residencia de la tercera; si estos resultados sitúan a España, junio 2020, en las peores posiciones del mundo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dicho que España, la nación española, debido a la muy grave, gravísima crisis económica que ha creado la pandemia del coronavirus, puede decrecer un 12,8% del Producto Interior Bruto (PIB), una de las mayores caídas del mundo, sino la mayor, de las economías democráticas desarrolladas.

El Banco de España hizo las siguientes y muy, muy negativas previsiones sobre las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus, a saber: el PIB caerá un 15% de media; el déficit público se dispararía a una horquilla de entre el 9,5% y el 11,2%, mientras que la deuda pública rondaría entre el 115% y el 120%; la tasa de paro podría alcanzar el 24,7% en 2021. Lo que nunca se había visto en España desde la Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial.

Ello debería, debe dar lugar a un muy necesario acuerdo de las fuerzas políticas, sindicales, empresariales, económicas, sociales, etc. españolas democráticas constitucionales, moderadas españolas, pero también las europeas, occidentales, etc., y para hacer frente, de las mejor manera, a la muy grave, gravísima crisis económica creada por la pandemia del coronavirus y que golpea muy duramente a las naciones democráticas mas desarrolladas de Europa y Occidente, las que además vienen tirando de la economía mundial.

Necesitamos, por tanto, a los mejores deontológicos, honrados, humildes, de, por y para el juego, competencia y cooperación limpios, competentes, mas rigurosos y comprometidos en la lucha por el mejor desarrollo deontológico democrático eficiente, por el bien, la verdad responsable…; los mejores deontológicos dirigentes, responsables, profesionales, trabajadores, públicos, privados, etc., que sepan luchar, de la mejor manera, contra la pandemia del coronavirus y otros males, frente a muy graves problemas sociales, globales, internacionales, nacionales, regionales, locales; muy graves problemas individuales, familiares, grupales, sociales, colectivos, etc.

Volviendo a la educación, formación y a la defensa de su mejor nivel para alcanzar, hacer posible, el mejor desarrollo deontológico democrático eficiente, etc., bastantes amigos, compañeros míos, de mi pueblo Vegadeo, de aldeas del mismo, de pueblos limítrofes, pero también de otras partes y con los que estudié preuniversitario y, después, en la universidad, hijos de agricultores, trabajadores con bajos y muy bajos recursos, gracias a una educación, formación muy exigente y a las becas que tuvieron al ser buenos, muy buenos estudiantes, se convirtieron en excelentes profesiones superiores del mejor nivel, no solo nacional, sino internacional.

Si se hubiese bajado el nivel de la educación, universidad e investigación, de la formación a los diferentes niveles, por politiquería, partidismo, sindicalerismo, funcionarismo, corporativismo, clientelismo, demagogia, populismo, extremismo, radicalismo, contaminación, manipulación, diferentes formas de juego sucio, etc., estos hijos de agricultores, trabajadores con bajos y muy bajos recursos, nunca hubiesen podido alcanzar el alto nivel profesional, social, que han alcanzado con toda justicia y que ha beneficiado a ellos y sus familias, a los suyos, sus pueblos, lugares de procedencia, pero, también, a España, la gran nación española, la Unión Europa, las naciones hermanas hispanas e ibéricas, los “pueblos de la Tierra”, como dice, literalmente, nuestra/la vigente Constitución democrática española de monarquía parlamentaria de 1978, por la que algunos arriesgamos “as orelliñas”-orejitas (y nos tiraron de ellas…) y la salud y estabilidad de nuestras familias.

Una vez que acabé la carrera de economía en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y me hice profesor de Sociología era dicha Facultad, tuve la suerte de hacerme amigo de Bernardo Pena y, junto a él y otros profesores, investigadores, artistas (el gran pintor Úrculo; la gran artista polifacética italiana Barbara Ciarlini; etc.), profesionales, empresarios, etc. de Galicia, España, etc., pero también excelentes estudiantes (Ramón Carbajo Isla; Fernando Gonzalez Lage; Francisco López Peña; Beatriz López Valcarcel; Luís Rivas Villanueva; Teresa Saez Ponte; Lola Villarino Santiago; etc.), participamos, entre otras cosas, proyectos de investigación y dinamización sociales, en la maravillosa, excelente, muy enriquecedora “Escuela Sanrroqueña de socioeconómica vital” de Santiago de Compostela que crearon los también excelentes profesores universitarios de economía, Alfonso Carbajo Isla, Juan Muñoz García y Arthur B. Treadway (americano venido de la Universidad de Northwestern/Chicago-Illinois, donde se hizo PhD); excelentes profesores universitarios que trajo de Madrid, junto a otros profesores, investigadores, etc.,, para la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela, el mejor decano que ha tenido este centro, el excelente profesor universitario, el catedrático de derecho mercantil, Luís Suarez-Llanos Gómez, y que, también, tuve la gran suerte de tenerlo de profesor, decano y, posteriormente, de hacerme muy amigo suyo.

Luís Suárez-LLanos, también, como Director General de Universidades de la Xunta de Galicia, quiso aprobar una ley para poder traer a Galicia grandes, prestigiosos investigadores, profesores, etc., de otras naciones, universidades, de la empresa, etc., sin embargo, el modelo politiquero, funcionarial-funcionarista, corporativista, clientelar, etc., se lo impidió. Por lo cual dejó dicho cargo.

JOSÉ LÓPEZ CALO “PADRE CALO” Y LA LUCHA POR EL MEJOR DESARROLLO DEONTOLÓGICO, POR EL BIEN, LA VERDAD…

El Padre Calo, gran referente de la musicología española e internacional, estudió en el Seminario de Santiago de Compostela y en la Compañía de Jesús, donde ingresó en 1942 y fue ordenado en Carrión de los Condes (Palencia) en 1955. Se licenció en Filosofía en la Universidad Pontificia de Comillas y en Teología en la Facultad de Teología de Granada. Era, además, Doctor en Filosofía y Letras y en Musicología. Estudió Musicología en la Escuela Superior de Música Sacra de Madrid y en el Instituto Pontificio de Música Sagrada de Roma, donde tuvo como profesor principal al musicólogo Higinio Anglés y donde se doctoró en 1962 con la tesis “La Música en la catedral de Granada en el siglo XVI”. En una entrevista dijo el padre Calo: “Estuve un año formándome en Irlanda, en Dublín y luego en Roma, durante trece años. Estudié con muchos maestros y fui discípulo predilecto de Higinio Anglés, que luego me hizo su ayudante, posteriormente vicerrector del instituto…”.

En 1963, el Padre Calo fue nombrado Secretario General de la Sociedad Internacional de Música Sacra y asesor musical de Radio Vaticana, cargo que desempeñó hasta el año 1970. Entre 1965 y 1970, fue profesor de Musicología y Vicerrector en el Pontificio Instituto de Música Sacra de Roma. Miembro y fundador de Academias y Sociedades Internacionales de Musicología como la “Sociedad Nacional de Musicología” de Italia y España. Nadie mejor que él para impartir la Cátedra de Musicología en los prestigiosos Cursos Internacionales Universitarios de “Música en Compostela” en Santiago de Compostela y a los que el Padre Calo se vinculó desde el año 1957. En 1973, se incorporó a la cátedra de Historia de la Música, primero, como profesor agregado y, más tarde, como catedrático, en la Universidad de Santiago de Compostela (Facultad de Geografía e Historia), donde permanecería hasta su jubilación, siendo entonces designado Profesor Emérito.

El Padre Calo, también, fue miembro de la Real Academia Gallega de Bellas Artes. Entre los premios y distinciones que recibió señalamos, entre otros, los siguientes: la medalla de oro al mérito de las Bellas Artes (1998); el Premio de las Letras e Artes de Galicia (2002) y Premio Fernández-Latorre (2008). Asimismo en Ferrol, cuidad muy musical, había sido nombrado “Toxo de ouro” del “Real Coro Toxos e Froles” y socio de honor de la “Sociedad Artística Ferrolana”.

El Padre Calo es autor de más de 60 libros de musicología y ha publicado más de mil artículos en las principales revistas del sector en todo el mundo. Asimismo, ha producido catálogos y documentarios de los archivos de las catedrales de Ávila, Burgos, Calahorra, Granada, Palencia, Plasencia, Santo Domingo de la Calzada, Santiago de Compostela, Segovia y Zamora. Destacan además sus contribuciones a los diccionarios “Die Musik in Geschichte und Gegenwart” y “The New Grove Dictionary of Music and Musicians”, para lo cual escribió mas de 200 voces sobre música y músicos españoles. También colaboró en las publicaciones: “Encyclopédie des Musiques Sacrées”; “Storia dell’Opera”; y en la catalogación de la música manuscrita española entre 1575 e 1825 para el “Répertoire International des Sources Musicales (RISM)”.

Junto a los profesores Emilio Casares e Ismael Fernández de la Cuesta, el Padre Calo dirigió el congreso internacional “España en la Música de Occidente” y el “Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana”. En base a su rica biblioteca, fundó y dirigió  el “Centro de Investigación de Música Religiosa Española”.
Sobre la gran recuperación de los instrumentos del “Pórtico de La Gloria” de la catedral de Santiago de Compostela, esto fue lo que contó en una entrevista: “En la primavera de los ochenta me llamó un compañero y amigo de la música. Quería organizar un simposio para estudiar los orígenes de la polifonía. Fuimos trece especialistas de todo el mundo para tratar el tema. Yo aporté mis conocimientos sobre el Códice Calixtino. Aquello causó mucho impacto. Me acompañaba mi hermana Mª Teresa que me sugirió hacer un libro sobre este Códice. Cuando vino a la inauguración del curso el Presidente de la Fundación Barrié, le abordé: ‘Estoy redactando un libro sobre la música medieval en Galicia’. ‘Se lo publico yo’, me contestó. Un libro espléndido, magnífico, en el que aparecen todos los Pórticos en que había instrumentos – desde Jaca, pasando por Soria, Burgos, Carrión de los Condes…-, haciendo un estudio conjunto. Posteriormente surgió la idea de reconstruir los instrumentos del Pórtico de la Gloria. De nuevo se brindó la Fundación Barrié, con grandísima generosidad. Hicimos un proyecto muy bonito, algo más complejo de lo que parece. Vinieron los mejores especialistas del mundo. Buscamos la madera, montamos un taller de carpinteros… Mucho trabajo, pero… Para algo estamos en la vida!”.

El que suscribe (Miguel Cancio), conocí al padre Calo en la Universidad de Santiago de Compostela, donde me hice amigo suyo, cuando fui representante de los profesores interinos y contratados, de los Profesores No Numerarios/PNNs. Un día me llamó un profesor jesuita de la Facultad de Geografía e Historia, el Padre Calo, preocupado por su contrato, por su estabilidad. Me da cuenta de su curriculum y no podía creer que alguien así, de la mejor talla internacional, mundial, en los suyo, no hubiese sido contratado al mas alto nivel y de forma permanente. El problema es que en la Universidad española, frente a otras grandes universidades, las mejores del mundo, dominaba, viene dominando totalmente el modelo funcionarial-funcionarista, politiquero, partidista, corporativista, burocrático, clientelar, etc., y no había manera de hacer posible el enriquecimiento de la universidad con algunos de los mejores profesores e investigadores del mundo y que, con los debidos, justos y necesarios controles y como sucede en buena parte de las mejores universidades del mundo, no tenían, necesariamente, que ser funcionarios universitarios españoles para ser profesores permanentes contratados al mas alto nivel y como, en justicia justa debidamente medida, definida, aplicada y controlada, merecían por su excelente curriculum. A partir de ahí, nos hicimos amigos y coincidimos en Santiago de Compostela, dentro y fuera de la Universidad de Santiago de Compostela, en numerosas ocasiones. Incluso, me regaló alguna de sus publicaciones. Tuve el gran honor de conocer a una gran personalidad, a un gran creador gallego, español, del mejor nivel internacional, en el campo de la musicología.

CONCLUSION FINAL PARA SEGUIR LUCHANDO, DE LA MEJOR MANERA, POR EL MEJOR DESARROLLO DEONTOLÓGICO, POR EL BIEN, LA VERDAD…

Por ultimo, además, de recordar, homenajear a estos dos grandes maestros, profesores y e investigadores como fueron Bernardo Pena y el Padre Calo, quiero recordar a alguien que para mi, mi formación, fue fundamental, la profesora de segunda enseñanza de Vegadeo, Valentina Guzman Prieto (que en la actualidad, junio 2020, tiene unos 95 años); para mi y otros amigos, compañeros de estudios de bachiller y a los que la “profesora Tina”, que explicaba muy bien y nunca se cansaba, supo inculcarnos, encarnar en nosotros, con los debidos, justos y rigurosos controles, lo importante, fundamental, que es el buen esfuerzo, sacrificio, trabajo duro, responsabilidad, dedicación, persistencia, no tirar nunca la toalla, constancia, etc., para formarse de la mejor manera.

La profesora Tina, por iniciativa de mis padres (Lydia Álvarez González y Eladio Cancio Mon, que dieron todo y mas, mucho más, por sus hijos, su pueblo, etc.), en Vegadeo, pueblo del Occidente asturiano en la frontera con Galicia, donde estudiábamos el bachillerato por libre (con cuarto y revalida, sexto y revalida), pues, no había instituto y en dos días debíamos ir a examinarnos, primero, a Oviedo (capital de Asturias) y, después. a Luarca (Asturias); la profesora Tina me dio clases particulares de latín, matemáticas y demás ciencias duras (física, química, etc.); ciencias fundamentales para la mejor formación critica, analítica, fundada, precisa, bien medida, aplicada y controlada, para la crítica, elaboración y verificación de las mejores hipótesis, etc.; para la mejor formación en forma y fondo, continente y contenido, significante y significado, etc.

A la excelente profesora Tina, sus alumnos de Asturias, Galicia y otras partes de España, le hicimos, en Vegadeo, un muy merecido homenaje, muy justo reconocimiento, por su excelente labor como gran maestra, profesora, que nos introdujo en las artes, los procedimientos de la investigación, y en el que, muy emocionados y agradecidos, lo pasamos muy bien al recordar muy buenos y exigentes tiempos.

Quiero terminar este escrito, reivindicando, para el mejor desarrollo deontológico democrático, constitucional, legal, responsable, respetuoso, competente, riguroso, critico positivo, fundado, eficiente, creativo, rentable,-enriquecedor económica, social-sanitaria-asistencial-etc.. humana, cultural, medioambiental, ética, espiritualmente, etc., entre otras cosas muy necesarias, fundamentales, a los mejores maestros, profesores e investigadores (en otro escrito daré cuenta de los mejores profesores que tuve en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Santiago de Compostela y cuando fue ampliar estudios de sociología en París-Francia), desde la deontología, la honradez, la humildad y el máximo rigor, para hacer posible, entre otras cosas y cuanto, antes, que se consiga la vacuna para la enfermedad del coronavirus (y otras enfermedades) y buenos, eficaces tratamientos.

Lo cual, esta claro que no se consigue con la bajada del nivel, con la demagogia, el extremismo, el populismo, la politiquería, el partidismo, sindicarelismo, funcionarismo, corporativismo, clientelismo, tajadismo, etc., es decir, diversas formas de corrupción y juego sucio en la educación a los diferentes niveles, en el resto de las instancias de encarnación, socialización, representación, mediación, acción, dinamización, movilización, etc. sociales.; en el resto de medios, instancias, sectores y campos sociales.

Licho Licheiro, Lyeandrin Lyeandrineiro, José Juan Conde de Koptapeiros y Noga Nogarova Condesa de Vegalopov, Kastropolov, Tapiapolov, y Ribapolov: “Ninguna grandeza vale tanto con la buena amistad de unos buenos amigos, el buen amor, la buena formación de unos buenos maestros, profesores  e investigadores y el buen, riguroso, creativo y eficiente trabajo, por el comportamiento, libertad, cultura, crítica y justicia justos, por el mejor desarrollo deontológico democrático eficiente, por el bien, la verdad responsable…”

Fdo. Miguel Cancio, socio fundador del Foro Constitucional Compostelano, economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Página Web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; Santiago de Compostela (Galicia-España), lunes 29-06-20: Principio y Fin del Camino de Santiago: Ciudad Universal, Camino Universal, El Buen Camino-“O Bo Camiño”, Camino Largo, Camino de Nuestras Vidas en el Más Acá y Más Allá – Camiño Longo, Camiño das Nosas Vidas no Máis Acó e Máis Alá…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Miguel Cancio

Miguel Cancio, profesor universitario durante 40 años y luchador infatigable por la libertad y la inteligencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído