Victor Entrialgo De Castro: «Una mala persona»

Victor Entrialgo De Castro: "Una mala persona"

España tolera por Presidente una mala persona, que ha logrado lo que ningún otro. Resultar repulsivo.

Belcebú parlamentario, plagiario cínico e hipócrita, ridículo maniquí de desfile, campeón de pasillos, que éste personaje haya llegado a Presidente es fruto indubitado de la ayuda de unos cuantos y una negligencia nacional.

Ahora Europa ayuda a un país del que, por tragedia, es presidente el campeón mundial de muertes y víctimas del cobyt y los españoles tenemos que soportar que una ayuda y un endeudamiento europeos que recogerán y deberán las generaciones venideras nos la presente como una victoria.

El tiempo no convalida este gobierno viciado. Y no lo puede hacer porque el tiempo no convalida los actos nulos y perversos.

La formación de un gobierno salido de una moción de censura que, para llegar al poder, se apoyó en quienes acaban de proclamar una Republica dentro de un Monarquia constitucional es un acto nulo de pleno derecho, pues se situaron fuera de la legalidad, acabando sus autores en unos casos fugados y en otros en prisión.

Y sigue siendo nulo, porque está viciado de nulidad radical.

La gente debe saber que es posible que un gobierno sea resultado de un sistema electoral general y al mismo tiempo las alianzas posteriores, incluidos golpistas, determinen un gobierno perverso como éste, contrario al interés general y aún contrario a la voluntad general del pueblo soberano.

Decir “Es lo que hay”, como hace ahora mucha gente arrogándose un plus de realismo, no puede significar sólo dar por buena el estado de cosas sino que debe denotar también la perversión de un sistema que, evidentemente, no es una democracia representativa, sino un estado de partidos.

Prueba de esa farsa y esa condición contraria al interés general es el  pasillo de Champions  organizado por Moncloa par recibir al responsable de la catástrofe del Cobyd en España, al campeón del mundo en muertos e infectados, al que Europa viene a socorrer. Un grupo de ministras/os que en lugar de esperar sentados reciben con arrobo y una cerrada ovación a una mala persona, un campeón mundial  de cobyd y endeudamiento.

O las fotos, esas si realmente históricas, del encuentro de líderes europeos en la que él es el único que no lleva mascarilla y de la reunión en que Sanchez, pendiente únicamente de la imagen, perdió los papeles. Merkel, Macron, Conte, todos llevaban notas politicas menos este tontorolo que se rie en el Congreso con la faz de una hiena.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído