LA TRIBUNA DEL COLUMNISTA

Sánchez usará el CIS de Tezanos para sostener que España va camino del pleno empleo

Luis Ventoso: "El énfasis de Sánchez en las medidas extremas, alardeando de las más drásticas del mundo y de su hibernación de la economía, ha agudizado el descalabro"

Sánchez usará el CIS de Tezanos para sostener que España va camino del pleno empleo

España no está para aplausos.

Solo una semana le ha durado a Pedro Sánchez el festín que se dio un 21 de julio de 2020 cuando, recién llegado de Bruselas, era lisonjeado por sus ministros a la entrada de La Moncloa por la supuesta ‘Euromillones’ que había conseguido arrancar en la cumbre comunitaria.

El 28 de julio de 2020, siete días después, al presidente del Gobierno se le ha estropeado el relato con el peor dato de la historia de la Encuesta de Población Activa.

Aunque era una cifra esperada, más de 1,1 millones de personas han perdido su puesto de trabajo, lo que hace mucho más superficial y fuera de lugar la imagen de los aplausos porque, entre otras cosas, el Ejecutivo ya debía barruntarse este fiasco económico.

Por ejemplo, el editorial del diario ABC de este 29 de julio de 2020 tiene claro que el inquilino del palacio presidencial ha perdido todo contacto con la realidad:

Sánchez está sordo y ciego ante lo que ocurre, pero las advertencias que le llegan desde Europa no parecen ser suficientes. Solo admite aplausos fingidos de sus ministros, minutos gloriosos de telediario y demagogia sin fin.

Al mismo tiempo no comprende la parálisis del líder socialista, al que le urge a buscar pactos con el principal partido de la oposición y a acometer las reformas necesarias:

Es inexplicable que Sánchez no acometa con urgencia una reforma total de su Gobierno. Algunos ministros se comportan como si la tragedia laboral no fuese con ellos porque les basta con sonreír ante las cámaras. Otros, en cambio, han renunciado a tener peso influyente sobre Sánchez con tal de garantizarse la continuidad. Pero es inexplicable también que Sánchez no busque pactos realistas y sinceros con el PP cuando arrastra a la ruina a millones de españoles.

Y añade el editorial unas gotas de ironía, pero que conociendo a Sánchez es capaz de recurrir a su sociólogo de cabecera para tal fin, José Félix Tezanos, el máximo responsable del CIS:

Casi tres millones y medio de desempleados sistémicos, más el millón largo de ayer y casi cinco inmersos en ERTE, suman más de nueve millones de trabajadores en dificultades. Solo el CIS va a ser capaz de sostener que España está a punto de conseguir el pleno empleo.

Luis Ventoso juega con las dos imágenes que ha protagonizado Pedro Sánchez en el transcurso de una semana. Comienza, claro está, con la del 21 de julio de 2020, recién aterrizado de Bruselas:

El martes 21 de julio se celebró un Consejo de Ministros en La Moncloa tras la cumbre insomne de los fondos comunitarios. Como en una de esas supuestas «fiestas sorpresa» de cumpleaños, en las que el homenajeado finge que no se lo esperaba, Sánchez fue recibido con una «inesperada» salva de aplausos por parte de sus ministros, que rendían sentido tributo a su gesta europea.

Tacha esa ‘performance’ de patochada preparada por el de siempre, por Iván Redondo:

Fue una patochada propagandística perfectamente preparada. Lo prueba el hecho de que la cámara ya está grabando cuando el líder llega al portón del edificio y después lo va siguiendo en su trayectoria y se regodea en filmar la bienvenida pelotillera de sus ministros. Alardes tan burdos de culto a la personalidad ya solo se encuentran en las satrapías (o en Producciones Redondo).

Y contrapone la estampa de la algarabía con el desatroso dato del 28 de julio de 2020 de la EPA:

Ayer, siete días después, se celebró otro Consejo de Ministros, en la jornada en que se conocía que España ha sufrido la mayor destrucción de empleo de la serie histórica, que arranca en 1976. Un millón de españoles han perdido su trabajo. Devastador.

Subraya que aunque la situación ha sido generalizada en todas las naciones, lo cierto es que el Gobierno de Sánchez ha agravado el problema al presumir de haber aplicado las restricciones más duras del planeta:

Es cierto que la pandemia está disparando el paro en todos los países y que ningún Gobierno, por excelso que fuese, habría evitado un mazazo. Pero también es verdad que el énfasis de Sánchez en las medidas extremas, alardeando de «las más drásticas del mundo» y de su «hibernación de la economía», ha agudizado el descalabro.

Concluye que lo único que le importa realmente al mandatario socialista es la permanencia en el poder:

La principal meta, por encima de cualquier otra, es perdurar en el poder. De ahí la importancia de la propaganda, el énfasis extremo en vender un mensaje. En esa misión estorba el dolor de las familias que perdieron a los suyos en la epidemia, el estrés y la desesperación que se padeció en los hospitales, las colas del hambre, el drama de las familias que ven cercenados sus ingresos y el de los jóvenes que se topan con un mercado laboral cerrado.

El Minuto de Oro de Hermann Tertsch: "Si la derecha hubiera hecho los contratos fraudulentos que hizo Sánchez en la pandemia ya estarían en prisión

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído