«Veamos en qué puede ahorrar España para acceder a las ayudas de la UE «

"Veamos en qué puede ahorrar España para acceder a las ayudas de la UE "

Después de cuatro días y sus noches de cumbre en Bruselas que ha quedado en los anales de la Unión Europea (UE) como la más larga y crucial de su historia, superando a la que tenía el récord: el debate sobre el Tratado de Niza, el pulso entre los llamados países “frugales” (Holanda, Austria, Dinamarca, Suecia y Finlandia) y el resto se ha saldado con la siempre solución salomónica: un fondo de rescate de 750.000 millones de euros, de los que 390.000 son subvenciones a fondo perdido y 360.000 préstamos, con condiciones para acceder a ambas modalidades. En el argot comunitario han sido 96 horas “cortando el salchichón”.

Por primera vez y gracias, una vez más, a la férrea voluntad de Angela Dorothea Merkel, la UE se endeudará para financiar este estímulo económico extraordinario que supone el mayor salto en su modelo presupuestario desde que hace 30 años estableció el marco financiero plurianual y dobló los recursos destinados a la cohesión. Los 27 han acordado, por unanimidad, establecer un fondo de reactivación para paliar los daños económicos del Covid-19 dotado de 750.000 millones de euros y un marco financiero para 2021-2027 de más de un billón de euros. Las subvenciones se financiaran con emisiones de deuda conjunta, un hito en la evolución presupuestaria de un club que nunca se había adentrado tanto en la senda de una posible unión fiscal y que, además, refuerza el euro, da viabilidad al mercado interior y respalda la acción del Banco Central Europeo, para disgusto de EE.UU. y Rusia.

España recibirá 140.000 millones (el 11,2% del PIB de 2019), de los que 72.700 serán ayudas a fondo perdido desde 2021, por fases y según vaya cumpliendo las condiciones que impone la UE. Siendo España, junto con Italia y Francia (los tres países que corren el riesgo de que su economía colapse) , quién más tendrá que hacer uso de estos dos salvavidas para no ahogarse en el roto que nos ha hecho el Covid-19 y el agujero negro que han cavado los manirrotos del Gobierno, veamos en qué podríamos ahorrar en gasto público estructural para acabar con el actual derroche, reducir el gasto corriente, aumentar las inversiones públicas productivas, afrontar los crecientes gastos sociales, embridar el déficit de caja y merecer esas ayudas.

Los cuasi infinitos chocolates del loro cuya supresión permitiría a España reducir el déficit en 50 mil millones y empezar a hacer granero, serían:

— Fijar en un máximo de 12 el número de ministros, con la consiguiente reducción en cadena de la infraestructura que ello conlleva. Actualmente Sánchez tiene 23

— Establecer un máximo de 4 asesores de libre designación por cada ministro. La ministra de Igualdad, Irene Montero Gil, tiene 60 (casi todos los militantes de Unidas Podemos)

— Acotar a un máximo de 6 los consejeros de cada Comunidad Autónoma. Cataluña tiene 13

— Circunscribir a un máximo de 2 los asesores de libre designación de cada consejero.

— Suprimir el acceso a la pensión contributiva máxima a los parlamentarios que solo tengan dos Legislaturas cotizadas. Que accedan en las mismas condiciones que el resto de españoles.

— Abolir el acceso a la pensión contributiva máxima a los parlamentarios regionales que solo hayan tributado dos legislaturas.

— Subir a 72 años la edad de jubilación.

— Prohibir la jubilación anticipada pagada con recursos públicos.

— Anular la paga fija mensual a todos los parlamentarios de los parlamentos regionales. Sólo cobrarán una dieta por asistencia a pleno o comisión.

— Quitar el sueldo vitalicio a todos los ex presidentes de comunidades autónomas.

— Achicar un 20% la administración autonómica

— Reducir un 5% la administración local

— Suprimir todas las administraciones que tenemos ahora intercaladas entre la General del Estado, la Autonómica y la Local.

— Acabar con el puesto a vida de los funcionarios por oposición hasta nivel 3. Durante el Estado de Alarma por la pandemia del Covid-19 miles de ellos se quedaron en su casa sin trabajar y cobrando religiosamente, mientras lo hicieron diariamente los contratados.

— Terminar con las subvenciones a la CEOE, Sindicatos, Partidos políticos (que cobren sólo el año que acceden a las Cortes Generales, en función del número de votos y escaños conseguidos), Asociaciones de Vecinos, Asociaciones de Padres, Asociaciones de Consumidores y Usuarios, ONG de dudosa finalidad, Asociaciones en defensa de estupideces, Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Entidades en pro del independentismo,..

— Cancelar la subvención a todas las televisiones públicas (España tiene más que la suma de todas las de Reino Unido, Alemania, Francia e Italia) y que se financien con impuestos finalistas (canon) como en el resto de países de la OCDE. Además será la única manera de que sean públicas de verdad y no dependan del gobierno de turno.

— Cerrar todas las entidades improductivas de las administraciones General del Estado, Autonómica y Local, que sólo son chiringuitos para colocar a conmilitones.

— Quitar todas las subvenciones internacionales que solo son para pagar un sueldo o un puesto internacional a algún amigo o militante de partido, tales como “Encuesta de Prevalencia y características de la violencia contra las mujeres en Bolivia” (300.000 euros), “Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y su aplicación en Palestina” (280.000 euros).

— Establecer a los vehículos extranjeros un peaje en las vías públicas, con el mismo o similar sistema de viñeta que tienen los suizos. JORGE DEL CORRAL Y DÍEZ DEL CORRAL

PD: Según el profesor José María Gay de Liébana y Saludas, nuestra clase política cuesta 25.000 millones al año. Demasiado, ¿no cree? Acorte o agrande usted esta lista según su leal saber y entender.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jorge del Corral

Hijo, hermano y padre de periodistas, estudió periodismo en la Escuela Oficial de Madrid. Ha trabajado en cabeceras destacadas como ABC y Ya. Fue uno de los fundadores de Antena 3 TV. Miembro fundador de la Asociación de Periodistas Europeos (APE) y del Grupo Crónica, creador de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión (ATV) y fundador de la Unión de Televisiones Comerciales (UTECA). Un histórico de la agencia EFE, donde fue subdirector y corresponsal en Roma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído