Aunque fuese legítimo lo que están haciendo, que no lo es, seguiría siendo inmoral

Víctor Entrialgo: «Aunque»

La degradación de nuestro sistema ha permitido que instituciones como el Tribunal Constitucional o el Consejo General del Poder Judicial no cumplan con los fines para los que fueron creadas

Víctor Entrialgo: "Aunque"

Aunque estuviera apoyado por una mayoría abrumadora de ciudadanos, que no lo está; aunque tuvieran un ápice de razón, que no la tienen; aunque hubiera excusa para sus continuas mentiras, que no lo hay; aunque existiera todo eso que no existe; y aunque fuese legítimo lo que están haciendo, que no lo es, seguiría siendo inmoral.

La afirmación de la moral y de la Nación, sin las cuales llegará a su fin el proceso de delicuescencia de soberanía al que estamos asistiendo impávidos, exige reconocer que, además de ilegal e inconstitucional, es inmoral apoyarse en todos los enemigos de la Nación que crecen en este país como margaritas y van brotando por las cunetas del sistema donde dejaban a sus víctimas los terroristas, por las grietas que utilizaron los golpistas secesionistas, en la rebatina de los ambiciosos castellets nacionalistas en el aire que, ahora divididos, ya no saben qué siglas emplear para seguir sacando los cuartos como bandoleros, las mareas gallegas, los insufribles republicanos catalanes, los bilduexterroristas vascos, los compromisos valencianos o calagurritanos, todos en común podem queriendo sacar tajada de una sola cosa, el chantaje al Estado, es decir, al dinero de todos, que según la egregia egabrense que tenemos por vicepresidenta, no es de nadie.

Bien es verdad que todo esto ha sido posible porque la degradación de nuestro sistema ha permitido que instituciones como el Tribunal Constitucional o el Consejo General del Poder Judicial no cumplan con los fines para los que fueron creadas sino que estén envilecidas y sometidas al Estado de partidos. A éste partido, a ese, o a aquel, o a los apaños entrambos.

Por eso es tan grave la actitud que ha alimentado desde su llegada al poder este oprobioso gobierno de España, presidente y vicepresidente, para conseguir y conservar el poder. Y que en lugar de afirmar unidas la Nación y la Moral, como reivindicaba Ortega en 1931, está destruyendo progresivamente a cada paso la mayor aportación que ha hecho España a la política europea y universal, “el liberalismo político español”, que antepone la moral a cuanto exija la utilidad de un grupo humano, sea éste una casta, una clase, o una nación.

Así con la altanería, cinismo e hipocresía del Presidente, contagiadas como otro virus a unos ministros que no pintan nada. Con su supremacismo moral, como Torra, pero trasladado al conjunto del Estado, con la voz impostada del vicepresidente, pura farsa para infundir un miedo de risa, con la superficialidad de los personajes, los enchufes de cónyuges al más alto nivel ministerial llenando los Ministerios de gente que no ha trabajado nunca, imponiendo la censura y persiguiendo el monopolio de los medios de comunicación, amenazando bolivarianamente la libertad de expresión con su pensamiento líquido, pesiguendo el derrocamiento de la Monarquia artífice del consenso constitucional e intitución imprescindible en un pais cainita y finalmente vitoreando y haciendo pasillos al campeón mundial de éste virus tras una cumbre que debiera avergonzar las ayudas que nos dan como premio para la peor gestión mundial del coronavirus. Como los innumerables causas judiciales que tiene pendientes Unidas Podremos. Todo en éste gobierno desde su nacimiento es inmoral.

Aunque estuviera apoyado por mayoría de ciudadanos, que no lo está; aunque tuvieran un ápice de razón, que no la tienen; aunque hubiera excusa para sus continuas mentiras, que no lo hay; aunque existiera todo eso que no existe; y aunque fuese legítimo lo que estuvieran haciendo, que no lo es, toda la actuación seguiría siendo inmoral.

Víctor Entrialgo

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído