Victor Entrialgo De Castro: «Continúan aplaudiéndose»

Victor Entrialgo De Castro: "Continúan aplaudiéndose"

El elemento más importante de la comunicación es averiguar en cada momento lo que no se está diciendo.

Eso que no se expresa, que se oculta detrás de las palabras o los aplausos por razones muy diversas, interés, pudor o su falta, prudencia o malicia, como en el caso presente, es la clave de la comunicación.

En esta ceremonia de la confusión, perfectamente orquestada, en la que los españoles ya no saben si esta gente es así de tonta o se lo hace, un gobierno que dice por la mañana una cosa y por la tarde la contraria, representa con sus pasillos y sus aplausos un esperpento, seguramente porque el sentido trágico y a la vez grotesco de la vida española solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada. Y deformada, la vida política española está un rato. La carrera de San Jerónimo es el callejón del gato.

En él, los palmeros del Presidente violan las normas que exigen al resto de ciudadanos sin guardar las distancias y apretujados en el hemiciclo organizan otro rendez vouz aclamatorio, entre senado Romano y cortes franquistas, esta vez en el Parlamento, incumpliendo las normas acordadas y donde sólo falta que la efigie Battet haga de David Mecca y suba la temperatura del hemiciclo regueteando las ovaciones de tanto pelota junto, que incumpliendo las normas que ponen a las discotecas, pagan así, “en olor de pedritud”, la cuota mensual de la deuda que tienen contraída con él, por su sueldo de Palmeros del Presidente.

Los aplausos, por si alguien aún no lo sabe, tratan de tapar más de 40.000 muertos, más un récord mundial de infectados y el número uno de la lista de contagiados principales. También forma parte del extraordinario mérito de éste gobierno de pollos sin cabeza que, después de meses de tragedia y miles de opiniones científicas sobre lo que debe hacerse, las Residencias de éste país continúan, por obra y gracia de ésta pandilla de incompetentes, sin material sanitario. ¿A qué se dedica este gobierno? Un mes de epis, de equipos de protección individual en las residencias, eso es lo que piden. Pero ellos siguen sin hacer nada, en éso son campeones. ¿Qué ha pasado con todo lo que ha pasado? Pues nada. Esa es la cruda realidad y la preparación de lo que venga.

Pero la propaganda es presentar como victoria lo que es un profundo fracaso como sociedad. Que nos han tenido que ayudar más que a ningún otro país, porque lo hemos hecho peor que nadie. Los instrumentos de propaganda que utiliza el gobierno se limitan últimamente a formar pasillos de aplausos como los de la Champions que no son espontáneos sino prefabricados en esta civilización de propaganda en la que el mejor, como en lo de no hacer nada, es el gobierno de la Nación.

Pero lo que no dice el gobierno. Eso es lo importante. Lo que tratan de ocultar los aplausos y los homenajes de los mayores pelotas del Reino, esos que para sustituir al PSOE que no le quería puso a dedo éste Calígula, que cualquier día pone de diputado a su Incitatus, el caballo del que parece haberse bajado.

Lo que oculta Pedro Sánchez, como las urnas tras las cortinas, y para ello tiene a la ordinaria Fiscal General del Estado Dolores Delgado, es que su Gobierno pende de un hilo judicial, el de las causas contra Podemos, su socio de gobierno, mientras nos asola un récord Guiness del paro que ya es trágico y en septiembre será épico. Los Epis que no llegan, los puertos y aeropuertos sin los pcr, y las residencias, esas que son responsabilidad de un vicepresidente con coleta, que siguen sin el más elemental material sanitario.

El elemento más importante de la comunicación es averiguar en cada momento lo que no se está diciendo. Primero fueron los brotes verdes. Y ahora los coloraos. Eso que no se expresa, que se oculta detrás de las palabras y los telediarios es la clave de lo que está pasando. Mientras continúan aplaudiéndose.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído