Moris Beracha Wuani: «Contrarreloj: tiempo decisivo para el Brexit»

Moris Beracha Wuani: "Contrarreloj: tiempo decisivo para el Brexit"

Una nueva ronda de negociaciones se inicia entre la Unión Europea y el Reino Unido, con la finalidad de seguir discutiendo los términos sobre los cuales se sustentará su relación futura, una vez se finiquite el Brexit.

Esta se constituiría en la novena ronda de deliberaciones, la cual se supone será la última, y la misma se realiza bajo la sombra de la amenaza latente de los británicos de no cumplir con uno de los principales acuerdos de su salida, aquel que guarda relación con la frontera irlandesa.

Las discusiones no han sido fáciles. La piedra de tranca sigue siendo el mercado común interno. Londres, rompiendo su acuerdo inicial, está buscando a toda costa evitar los controles de mercancías con Irlanda del Norte, mientras que en Bruselas tratan de conseguir la rectificación de los británicos.

El nuevo lapso de discusiones se centrará, específicamente, en temas concernientes a competencia justa y pesca, además de comercio de bienes y servicios, energía y cooperación internacional.

Aunque la ruptura definitiva está prevista para el 31 de diciembre de 2020, es necesario alcanzar un acuerdo durante el mes de octubre. Han transcurrido más de tres años desde el momento en el cual el Reino Unido anunció su salida definitiva de la Unión Europea, lo que se traducirá para muchos en menos beneficios de orden económico para la los británicos.

Desde ese ángulo, el Brexit supone para Reino Unido nuevas reglas para afrontar el comercio entre ese país y el resto de los integrantes de la UE.

Los especialistas han señalado que el impacto negativo será mucho mayor en el Reino Unido, ya que aún antes de la pandemia, esta nación no precisamente transitaba su mejor momento en el plano financiero.

También se han dado por descontado que nuevos inversionistas apuesten por ese país, ante lo cual se plantearían, en el caso de que la economía europea repunte en 2021 una vez superados en gran parte el deslave económico ocasionado por la crisis sanitaria, más bien depositar sus capitales en geografías que les ofrezcan un crecimiento exponencial y la posibilidad de que, al invertir en un país, estarían haciéndolo en suma en los 27 que integran la UE. Un mercado que a todas luces resulta más favorable.

A partir del 1º de enero de 2021 comienza un nuevo capítulo en la historia económica y comercial del Reino Unido. Abandonará entonces un mercado interior único que permitía la libre circulación de mercancías, servicios, capitales y personas entre las naciones que integran la UE. Al final, cualesquiera sean los beneficios y los contratiempos para ambas partes, aún es muy temprano para cuantificarlos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído