Victor Entrialgo De Castro: «La comunidad es, antes que política, comunidad»

Victor Entrialgo De Castro: "La comunidad es, antes que política, comunidad"

“Si Esparta floreció en su día no fue por la bondad de alguna de sus leyes, algunas de ellas extravagantes, incluso contrarías a las buenas costumbres, sino porque habiendo sido creadas por un sólo legislador, tendían todas al mismo fin”.

El discurso del método, Descartes.

Si éste país no es la potencia que podría ser, en Europa y en el mundo, es porque nos obligan a polítizarlo todo. Y si algo lo pone hoy de manifiesto es que sacar el covid de la política se ha convertido en la necesidad más urgente.

Hay que sacar el covid de la política, y de paso algunas cosas más, como la Monarquia, el poder judicial, la educación, la sanidad, y más. Lo que nos diferencia de los países europeos más avanzados es justamente esto. Esto, y que sus políticos no salen todos los días en los telediarios.

El Covid precisa, de una vez por todas, el enfoque de comunidad, porque la comunidad politica, antes que política, es comunidad. Hay que volver a la comunidad.

Por eso lo más grave no es que haya o no que confinar Madrid. Lo más grave es que haya un Gobierno que ha mentido tanto, y en tan poco tiempo, que no ha sido capaz de explicarlo. No se trata de confinar, sino de explicar bien cuáles son las mejores medidas para proteger a la comunidad.

Las normas tienen que ser pocas, sencillas y cuyo cumplimiento pueda garantizarse. Para cumplir lo que ha ordenado ahora el Gobierno de la Nación para Madrid es preciso, al menos, tener un máster en álgebra y trigonometría, de esos que compran ellos para engordar los currículums.

El Gobierno que lleva desde el inicio de la pandemia sin controlar las entradas de Barajas, sin hacer test ninguno, decide confinar Madrid.

Y la cosa coincide curiosamente con la dimisión del consejero de políticas sociales de la Comunidad de Madrid, el segundo mayor responsable de las residencias de Madrid, después del Ministro Fumanchú y el mando único. Ellos fueron los que no entraron los primeros a sacar a los 20.000 mayores que allí se morían.

Alberto Reyero, que pasó de UPyD a Ciudadanos en el momento “oportuno”, ahora dimite en un momento crucial de la guerra Gobierno-Comunidad, con la sombra siempre acechante de Simancas, mediocre y vengativo personaje del sanchismo que no lleva nada bien no haber podido ser presidente de Madrid por unos tránsfugas. Él, que en esencia no es otra cosa que “un tránsfuga dentro del mismo partido”. Veremos si el confinamiento le es propicio.

Nadie entiende tampoco a qué juega Ciudadanos, aunque se sospeche. Aguado, que lleva todo en la cara, la tiene de traidor, y busca su provecho propio en el asalto a la Presidencia de Madrid, mientras el Gobierno aprovecha los confinamientos para okupar las Comunidades Autónomas de las que no se tiene que ocupar.

Mientras tanto, el Congreso, Ana Vazquez, la diputada desconocida de Órense, lo dejó brillantemente claro, se dedica a votar comisiones de investigación sobre un gobierno de hace nueve años cuando vamos camino de los nueve meses más aciagos de la reciente historia de España. Comisiones inútiles sobre todo, menos la única que hay que crear. La que nos lleve a saber ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

Entre tanto jabalí suelto, tanto psicópata social, Torra es inhabilitado y pasa a cobrar un sueldo vitalicio estratosférico que le paga el país que pretende destruir, y que no ganaría ni en un sobre de nescafé. Hay que sacar el Covid de la política y meter en ella cosas como los sueldos vitalicios de los políticos. ¿A qué esperan, a la rebelión del pueblo?

De momento, mientras Europa está pidiendo a gritos responsabilidades por toda esta negligencia gubernamental lo único digno de mención, es lo que ha aprobado el ayuntamiento de un pueblo de Sevilla que ha dicho lo que el país entero lleva mucho tiempo pensando a gritos. Sacar otra cosa importante de la política. Que la muerte tiene que ser cosa del ayuntamiento. Que la muerte tiene que ser digna y gratis. Que la comunidad tiene que ser, antes de política, comunidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído