Anian Berto: ‘Madrid es doble España y de aquí al cielo’

Anian Berto: 'Madrid es doble España y de aquí al cielo'

El pájaro encerrado busca la rendija de salida.

Es un deplorable escándalo público las actuaciones políticas en España con consecuencias de vodevil bajobarriero y soez que provoca Sánchez y su pandilla de palmeros. Somos el hazmereír del mundo, la desgracia de Europa y la tortura de los ciudadanos. Nadie puede explicar que una comunidad pueda arremeter contra sus propios y legítimos intereses doblegando la Ley. La batalla de Madrid, entre poderes no tiene parangón, y no solo los madrileños son los perjudicados, sino toda España.

Se trata de la capital de la nación, la imagen por excelencia en el exterior, la referencia de 47 millones de personas y el bastión de resistencia histórica. Si cierra Madrid, de alguna manera, nos confínan a todos. Hay que clausurar fronteras, pero esto en enero, febrero y marzo, y no solo una Comunidad Autónoma, sino todo el país. Pero fueron tarde y mal. Ahora pretenden cargar las tintas ‘por los cojones de Sánchez’ y la complacencia de muchos madrileños, haciendo cautivos a más de cinco millones de españoles.

‘Madrid es doble España, dentro de España’, que diría la presidenta de la Comunidad Díaz Ayuso.  Añade que, ‘La Justicia, Madrid y el Rey impiden que Sánchez cambie el país’, refiriéndose al objetivo de derribar la Constitución del 78, ahora cargando contra el baluarte madrileño. El motor de la economía y la imagen de todos los españoles se cierra a cal y canto por rebote de Pedro Sánchez en una guerra con cuartel entre Gobierno y Autonomía.

Este Ejecutivo de coalición social-chavista y cía exclusivamente mueve sus ‘talentos’ siguiendo escrupulosamente su hoja de ruta, que nos dirige al precipio, insimismados en derrotar a España por la vía del desaliento. Una contienda política en un pulso suicida que sufren los ciudadanos. Un vaivén desconcertante ideológico que arroja la peor cifra de fallecidos en el macabro ranking que se desprende de la nefasta gestión política, sanitaria, económica y social. Asimismo se traduce en millones de damnificados. Sirve cómo referencia las agencias de viajes, que soportan un nivel de desplome en sus ventas alrededor del 70 %, o la hostelería el 85 %, las Pyme’s y los autónomos desaparecen, la industria inicia el éxodo y echa el cierre despavorido ante la magnitud de incongruencias, sin olvidar al trabajador desprotegido y en riesgo de pobreza absoluta.

El país vive episodios inconexos y la ciudadanía se encuentra asustada, despavorida e inquieta. El ser humano teme a lo desconocido y los politólogos lo saben. Esta ciencia política es un arma de doble filo. La técnica se basa en el conocimiento sobre la gente, a fin de aplicar la fórmula idónea para conseguir la meta calculada. El neuromarketing, que no necesita encuestas, pero si conseguir utilizar los cinco sentidos de la ciudadanía, en Madrid no logrará el triunfo.

Siempre el éxito se consigue cuando le das a la gente lo que los sentidos desean. Por el contrario la respuesta no siempre es igual ni el objetivo se cumple cuando se somete al ciudadano a estrés, angustia, ansiedad e incertidumbre. No hay nada peor que acorralar y dejar sin margen de maniobra al ser humano. El instinto animal siempre busca la rendija de salida. La necesidad de libertad obliga a la batalla frontal.

Este Gobierno fundamenta sus operaciones a la contra y olvida lo esencial; no forzar la voluntad de la población. Sustenta sus acciones dividiendo y confrontado, implantando el sectarismo para doblegar el Estado de Derecho democrático. Por supuesto la Covid – 19 no atiende a disciplinas políticas, ni a objetivos sesgando la libertad del individuo para lograr las ambiciones de partido o vilezas, sin escrúpulos, de unos desalmados con propósitos cobardes, deshonestos y traicioneros, valiéndose de artimañas represoras, aderezada con constantes adoctrinamientos y añadiendo la exacta conjunción del verbo enredesado, que aunque la letra no suena, el estribillo es el mensaje subliminal que capta el cerebro humano, al fin de ganar partidarios. Sin embargo, Madrid despertará del letargo y España se reencontrará tras la maraña de técnicas, estrategias ‘bélicas-políticas’ y argucias con agravio comparativo.

Maldita política, o políticos, que buscan mentiras o perversas tecnologías para engatusar la voluntad de las personas con intenciones solapadas utilizando la pandemia, el dolor del ciudadano y el sufrimiento de los españoles. Nos meten en el agujero, se ríen de la división de poderes y se chotean del Estado de Derecho. Compran voluntades descaradamente, la libertad de expresión la convierten en voces alineadas a la orden del poder, incitan al odio, provocan desconcierto y enfrentan a la sociedad. Un caos previsto que infunde pánico, hambre y ganancia de pescadores. Ahora sí que estos acontecimientos nos retrotrae al grito; ‘ ¡No pasarán! ‘. Pero de Madrid al cielo. Y del cielo al mundo entero. Aquí se han cavado su propia tumba.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído