Manuel del Rosal: «Sánchez nos invita a conejo y marcas blancas»

Manuel del Rosal: "Sánchez nos invita a conejo y marcas blancas"

En plena crisis durante el gobierno de Zapatero, cuando los estómagos de los españoles protestaban un día sí y otro también y nuestros bolsillos contenían tan solo telarañas, un miembro del gobierno nos recomendó consumir carne de conejo “blanca, saludable y muy apetecible”, Meses más tarde, otro miembro de ese gobierno´, ante la ruina que ya nos asolaba, nos aconsejó comprar “marcas blancas”.

El F.M.I. Contradice con sus datos a los del gobierno que, más que datos, son monsergas, milongas y música para canarios acompañados al piano por el Himno a la alegría de Beethoven. “14,1% de déficit de la economía, 17% de paro, 45% paro juvenil, deuda del 123% del PIB… y la pandemia caminando a sus anchas por toda España” ¡Virgencita mía, déjame al menos como estoy!

Las prioridades de un gobierno en los tiempos que corren con dos crisis brutales, una sanitaria y otra económica, deberían ser coger el toro por los cuernos y enfrentarse con determinación y articulando todos los mecanismos necesarios a los problemas. No es así. Este gobierno de tinieblas está tan solo en los PGE y no para el bien de España y los españoles, sino para garantizar al precio que sea la legislatura a Pedro Sánchez. Este gobierno, ajeno a todo lo que no sean los PGE, está gastando toda la pólvora en fuegos de artificio que nada crean, ni nada solucionan, salvo entretener al personal. Este gobierno de nuestros pecados gasta, está gastando la pólvora en talante, lo que él llama diálogo, “progreso”, proceso de paz, memoria democrática, igualdad y demás monsergas, milongas y música para canarios que los ciudadanos se tragan sin masticar para mal de todos. Son cosas que suenan bien, son bonitas y coloridas, pero que son ajenas a las verdaderas necesidades de los ciudadanos ahogados por las dos crisis que nos corroen. Con las dos crisis ya instaladas, el gobierno de Sánchez, a falta de ideas y de decisión para atajarlas; encadenados a los que le apoyan en su deriva anticonstitucional, nos lanzan todos los días de forma inmisericorde la bondad de sus medidas frente al coronavirus y el maravilloso porvenir que nos espera tras la aprobación de los PGE.

La situación sanitaria y económica de España es tan mala como la que alcanzó el gobierno de Zapatero, esto lo saben todos los miembros de este gobierno y sobre todo su presidente, señor Sánchez; sin embargo, parece ser que los ciudadanos no nos percatamos de lo que se nos viene encima. Y va a pasar como en la crisis anterior en la que nadie creía porque jugábamos en la Champions League de la economía y aparecían por todos los jardines de España los brotes verdes de aquella ministra Salgado, y que solo la creímos cuando nuestros bolsillos quedaron más secos que la mojama; que fue cuando esos miembros del gobierno nos recomendaron para hacer frente a tamaña crisis comer carne de conejo y alimentos de marcas blancas. Ahora va a pasar igual y vamos a tener que echar mano de la carne blanca y jugosa del conejo, si el precio del conejo lo permite, y de los alimentos de marcas blancas.

Cuando la pandemia económica llame a nuestros bolsillos y estómagos, los ciudadanos no queremos promesas de invernadero, ni consejos de miseria; queremos que este gobierno nos proporcione las condiciones para que podamos vivir dignamente, sin lujos, pero…mire usted, que de vez en cuando pudiéramos prescindir del conejo y de las marcas blancas que son la versión moderna de aquellos guisos de patatas viudas y aquellas cenas de achicoria y pan untado de margarina cuando había para margarina, y darnos el gustazo de un buen filete regado con un buen caldo riojano. Por cierto: ¿los restaurantes donde comerán sus señorías cuando la pandemia económica nos asole, les ofrecerán también menús de marcas blancas?

La cosa pinta muy mal por la pésima gestión de un gobierno preocupado tan solo de mantenerse en el poder al precio que sea, precio que pagaremos los ciudadanos, como siempre. Yo aseguro que si la economía se resiente como todo parece indicar, los ciudadanos del común nos vamos a hartar de sobres de sopa Sopinstant Gallina Blanca acompañados para el segundo de un nuevo frito, naturalmente, de marca blanca.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído