LA PRISA ES UNA DE LAS CADENAS HUMANAS QUE NOS HACE PASAR POR LA VIDA SIN FIJARNOS EN LOS DETALLES IMPORTANTES

No a la meditación colectiva para abrir portales

Hay que transitar con cautela por los planos sutiles

No a la meditación colectiva para abrir portales

Hemos hablado ampliamente sobre la situación de muerte, dolor, incertidumbre y confinamiento en el que nos encontramos. También hemos reiterado hasta la saciedad que esto había sido organizado desde las alturas para restringir nuestras libertades y llevarnos a un estado más de manipulación y control, plan programado por los “amos del mundo” e implantado por sus marionetas, los políticos. Hasta aquí todo claro.

En este escrito quiero alertar sobre la manipulación espiritual, es decir, las meditaciones grupales mundiales que se están organizando para abrir portales dimensionales, armonizar el planeta y sanarnos colectivamente. Me refiero a todo tipo de meditaciones colectivas, sean meditaciones angélicas, de canalización, meditaciones ecológicas, meditaciones cuánticas, meditaciones de crecimiento, de protección, o de cualquier tipo que nos podamos imaginar, porque las hay para todos los gustos y tendencias. Cuidado con estos rituales seudoespirituales que aglutinan a gente de buena fe, pero incauta, que abre la puerta de su mente y su corazón sin saber a quién y pone su ENERGÍA a disposición de ciertas entidades que lo necesitan para sus fines.

No necesitamos ABRIR PORTALES, ni acelerar su apertura. Todo se producirá a su debido tiempo, de manera natural. Las rosas florecen cuando se dan las condiciones propicias. La primavera no nos necesita para volver cada año. Las puertas dimensionales se abrirán sin nuestro permiso y sin nuestras “magias y rituales”, cuando llegue su hora. La prisa es una de las cadenas humanas que nos hace pasar por la vida sin fijarnos en los detalles importantes, tan pendientes de llegar a la meta.

Los libros y las charlas de SALVADOR FREIXEDO están hoy más vigentes que nunca. Él nos enseñó a defendernos y nos dio algunas pautas para estar alerta y salirse del rebaño. En estos momentos, es necesario mantener la paz y la armonía en nuestros corazones, conectar con nuestro silencio, con nuestra esencia, con lo más profundo de nosotros, sentir nuestra alma, quizá un poco olvidada. Recomiendo meditar y orar, solos, en familia o en nuestra comunidad, pero no prestarse a experimentos globales de muy dudoso origen, e intenciones nada claras a pesar del disfraz.

NOTA. Si algún youtuber desea reproducir este texto o parte de él para la locución de su vídeo, debe pedir autorización y citar la fuente al principio de la narración.

gcomunicacion@laregladeoroediciones.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Lo más leído