Javier Cabrerizo Daniel: «Ignorancia»

Miguel Ángel Blanco

A propósito del estreno de la docuserie “El desafío: ETA” se realizó un estudio: el 60% de los jóvenes no sabe quién fue Miguel Ángel Blanco, el 20% todavía relaciona a ETA con la autoría del atentado del 11 de marzo y más de la mitad de los españoles cree que sigue activa.

Desde las 20:00 del viernes hasta las 10:30 del sábado he estado petrificado frente al televisor y rellenado 10 folios “esto es un regalo para mi generación” escribí como brocha final.

Como el país anestesiado, analfabeto, inculto e ignorante que somos, no hemos aprendido nada. Ya no de nuestra historia pasada, si no de la reciente, la que aún se sufre.

España se encuentra igual de politizada que aquel País Vasco amargo, pero sin tiros (de momento) Para empezar una guerra entre hermanos (civil) se necesita estar profundamente sectarizado. Este hecho se da sin lugar a duda. La gente tiene una opinión formada sobre todo, sin saber realmente de nada. Esta mañana le he gustado a un joven aburrido, supongo que esperaba a alguien, y se ha fijado que tenía dos periódicos en la mesa.

Para hacerse el interesante ha cogido el del bar y lo ha aniquilado. No porque lo leyera con la misma rapidez que se lee las ofertas del supermercado. No sabía pasar de hoja sin hacer un ruido escandaloso y sin destrozar las hojas. Cada vez que lo hacía, el pobre camarero sin a penas clientes, lo miraba pensando que quería algo.

Ahora bien, una nueva guerra duraría muy poco. Un número indeterminado de idiotas serían asesinados el primer día por sus compañeros de trinchera – ¡Tengo mis derechos, exijo dormir en una cama! Yo lo entendería, imposible no disparar a semejantes imbeciles. Otro tanto publicaría una historia en Instagram “Esperando a los malos con mi amiga Juana” o algo así , y con su ubicación, no puede faltar ese dato.

Les recomiendo la serie, la tienen en Amazon Prime. Les pido que no la vean con la misma vehemencia que yo. Casi se quedan sin poder leer este artículo. Al salir de la ducha, después de tantas horas sin dormir, me he tropezado. Estoy bien, pero menudo susto.

La noche está para dormir.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído