Ni un mínimo de respeto a los millones de personas que están en el paro

Rafael López Charques: «Incongruencias»

Como nos suben los impuestos los ministros, en un alarde de coherencia se han subido el sueldo

Rafael López Charques: "Incongruencias"

Congruencia es lo mínimo que debe tener un político, pero por desgracia, la mayoría de los de nuestro país parecen desconocer el significado de la palabra. Podrían remediarlo consultando un diccionario, pero claro, están muy ocupados en sus quehaceres.

Lo primero que nos llama la atención es ese casi indefinido estado de alarma que han aprobado. Hay expertos en derecho que estiman que contradice lo establecido sobre el mismo en el artículo 116.2 de la Constitución, y en el Capítulo II de la Ley Orgánica 4/1981 que lo desarrolla.

Como “cum fraude” prometió, antes del verano, una reforma legislativa para no tener que utilizar tal recurso, es posible que evitar dar explicaciones de tal promesa, sea el motivo por el que dio la espantada en el Congreso poco después de empezado el pleno, y dejó el muerto a tres ministros. Dijo que acudirá cada dos meses a la Cámara para rendir cuentas (¿lo cumplirá?), postura totalmente congruente con el buen hacer que siempre pregona.

Como nos suben los impuestos los ministros, en un alarde de coherencia se han subido el sueldo, lógico, si sube, sube todo, aunque lo que ganaban ya era suficiente.

Ni un mínimo de respeto a los millones de personas que están en el paro, y las que lo aumentarán, gracias a su nefasta gestión.

Todos los días leemos en la prensa que la policía ha acudido a un local o a un piso en el que se estaba celebrando una fiesta, para cerrarla y sancionar a las personas que encontraron. Muy lógico y correcto. Sin embargo gran parte de la flor y nata de nuestros políticos y de nuestra élite, se saben nombres y apellidos y hay fotos, celebraron en el Casino de Madrid una fiesta, sin respetar ninguno de los protocolos sanitarios vigentes por el Covid-19. ¿Qué ha pasado? Nada. Si lo hacemos un grupo de amigos, de ciudadanos de a pié y nos cazan, palo que te crió, lo que nos parece muy merecido. Las personas “importantes” ¿tienen derecho de pernada? Parece que sí, pues un destacado asistente atribuyó las críticas “al fanatismo y la envidia” ¿Qué les parece?

Esperemos que la reciente visita al Papa que ha hecho “cum fraude”, sospechamos que en el fondo fue una actuación cara a la galería, le haya servido para algo, le haya hecho pensar, si es que piensa alguna vez, pues parece que ha salido trasquilado. Aunque le mandó una carta empalagosa al Pontífice pidiéndole la audiencia, éste le advirtió que “Es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y desfiguran la patria”. “Las ideologías secta rizan, las ideologías de construyen la patria, no construyen”. ¿Tomó nota?

En Cataluña han sido detenidas varias personas sospechosas de participar en una posible red ruso-catalana, que al parecer buscaba el apoyo de Rusia a la independencia de la comunidad. Según las noticias dicho país habría ofrecido a la segunda hasta diez mil soldados, cosa que la embajada de la citada nación en España, para escarnio nuestro, se lo tomó a chirigota en las redes sociales.

Dejando a un lado la veracidad de los hechos, lo incongruente es que los poderes de nuestra nación se asombren. ¿En qué mundo viven?

Hace ya tres años, hablando del posible reconocimiento internacional de Cataluña, advertíamos textualmente que “……y mucho más importante, tenemos a Rusia; no creo que se lo niegue, porque sería una forma de socavar a un aliado tradicional de los EE. UU., además se encontraría con un apetecible mercado y un apoyo en el otro extremo de Europa, volcado en el Mediterráneo” (Reclamo al Estado, 10/10/2017). El desgobierno se asombra ahora de lo que un ciudadano intuyó hace años. ¡No está mal! ‘Viva su perspicacia!

El no gobierno que sufrimos, es muy difícil que haga las cosas bien, pues le falta lo elemental, el sentido común. Parecen arlequines en un teatro de marionetas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído