Gaspar Albertos.: «Presupuestos: La boca del lobo»

Gaspar Albertos.: "Presupuestos: La boca del lobo"

No fui yo quien dijo que cuando un independiente se ofreció para liderar una candidatura del PSOE a la Comunidad Autónoma de Madrid en 2015, se fuera a “meter en la boca del lobo”. Fue el hermano del candidato, Iñaki Gabilondo, el autor de esa frase sobre la decisión de su hermano Ángel Gabilondo de presentarse como cabeza de lista en Madrid con un PSOE “en descomposición” como exactamente señalaba Iñaki en aquellas fechas.

Pero como la cabra, al monte tira, Iñaki fue pasando la mano por el lomo de su hermano mientras observaba que aquel PSOE en descomposición se volvía a agrupar de nuevo alrededor de Pedro Sánchez de manera tan radical que hoy, la figura de aquel “obispo” del PSOE (ver foto) está más cuestionada que nunca por falta de beligerancia ante la política llevada a cabo por Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad Autónoma de Madrid y declarar que puede llegar a comprender algunas de las decisiones políticas y sanitarias adoptadas por la presidenta después de amagar y no dar con una moción de censura.

Pues bien, el que metió la cabeza en la boca de aquel “canis lupus” debe saber que hoy aún está a tiempo de sacarla para no ser devorado porque ahora la tiene dentro de la boca de un “canis variabilis” mucho más ancestral y fiero que aquel por la influencia de Podemos que marca las líneas a seguir en los presupuestos del estado con la aquiescencia de Pedro Sánchez, aquel “canis lupus” que no iba a pactar nunca con Bildu, que Pablo Iglesias le quitaba el sueño solamente con pensar la posibilidad de tenerlo en el gobierno y que apoyó a Rajoy en la aplicación del 155 en Cataluña.

Hoy pacta con Bildu, forma gobierno de coalición con Podemos y elimina el castellano como lengua vehicular en Cataluña (no sé si arrepentido por haber apoyado el 155) y varias autonomías más.

¿Presupuestos? ¿Qué presupuestos? Eso queda todo para la verborrea y el desparpajo de la ministra de Hacienda, María José Montero.

Lo importante es que al transformado “canis lupus” lo apoyen a costa de lo que sea para seguir tres años más en la Moncloa aunque independentistas de todo tipo no se hallan ni leído los presupuestos. Y si al cerrar las fauces se encuentra con la cabeza de un “obispo” pues mejor que mejor.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído