EN SU VISITA A GEORGETOWN, EL CONGRESISTA LEO RYAN DESCUBRIÓ QUE AQUELLO ERA UN LABORATORIO DE CONTROL MENTAL

El suicidio colectivo inducido de Guyana: ¿Un experimento de control mental de la CIA?

El suicidio colectivo inducido de Guyana: ¿Un experimento de control mental de la CIA?

Han pasado cuarenta y dos años desde aquel noviembre del 78 en que la noticia del suicidio en masa de más de 900 seguidores de la secta del Templo del Pueblo en Guyana, con el reverendo Jim Jones al frente, conmocionara al mundo. Después de muchas investigaciones, reportajes, análisis sociológicos, películas y series de televisión sobre el tema, es solo una anécdota más en el abanico de sucesos. Pero los que nos hemos habituado a ir más allá de la pura noticia y a realizar una labor detectivesca de ciertos hechos que escapan a lo cotidiano, seguimos indagando y recabando datos sobre el suicidio de este colectivo.

Todo había comenzado unos años antes con la creación de una sociedad benéfica para dar trabajo y comida a los hambrientos, en uno de los barrios más míseros de Indianápolis. En 1970, Jim Jones funda su iglesia en el barrio Filmore de San Francisco. Su espíritu no puede ser más evangélico: Un “escaparate de todos los justos y rectos deseos” parece ser su lema. Sus instalaciones incluían una guardería, una carpintería y una imprenta. Jones se convirtió en poco tiempo en el oráculo de todos los líderes de los movimientos oprimidos y llegó incluso a destacar en el Partido Demócrata de San Francisco. Ya en Guyana, consiguió convertir un trozo de selva inhóspito (32 grados a la sombra con un 80 por ciento de humedad) en una granja modelo. A partir de ahí, su vida cambia y también la de sus seguidores. Empieza a sentirse perseguido y víctima de la CIA, con la que anteriormente había colaborado.

Por aquellos años, la Central de Inteligencia experimentaba varios proyectos de control de masas, entre ellos el MK-Ultra del que hablamos en el artículo anterior. Jim Jones era el personaje ideal sobre el que focalizar estas experiencias. Existe la duda de si Jones era miembro de la CIA en ese momento o simplemente una cobaya más. En cualquier caso, los daros apuntan a que el congresista Leo Ryan habría descubierto en su visita a Georgetown que aquello era un laboratorio de control mental y eso le costó la vida, lo mismo que a parte de su comitiva.

Ni que decir tiene que lo publicado oficialmente sobre el caso dista mucho de la verdad. Curiosamente, los cientos de personas que se suicidaron en la selva de Guyana eran los mismos que pocos años antes habían colaborado en la construcción de una valla de seguridad para impedir que suicidas potenciales se arrojasen desde las alturas del Golden Gate Bridge. ¿Qué o quién los hizo cambiar tan radicalmente?

NOTA:
Si algún youtuber desea reproducir este texto o parte de él para la locución de su vídeo, debe pedir autorización y citar la fuente al principio de la narración.

gcomunicacion@laregladeoroediciones.com

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído