PSOE-ETA: 5 votos manchados de sangre valen para Sánchez más que 856 españoles asesinados

PSOE-ETA: 5 votos manchados de sangre valen para Sánchez más que 856 españoles asesinados
Sánchez (PSOE), Otegi (BILDU) y agentes de la Guardia Civil con sus hijos muertos, tras un atentado e ETA. PD

Es infame y lo escalofriante es la pachorra con la que el PSOE, desde la militancia de base a los apoltronados presidentes autonómicos pasando por sus periodistas de cámara, se traga este horror.

Todo por el cargo, el sueldo, el chupetín del socialista al uso y el colchón de La Moncloa para su jefe..

Pedro Sánchez sigue chapoteando con los proetarras de Bildu.

Este 26 de noviembre de 2020, se conoció el traslado de otros seis terroristas etarras a prisiones próximas al País Vasco y Navarra.

Entre ellos está un miserable que acumula un historial de sangre: José Javier Arizcuren Ruiz, Kantauri.

El jefe de ETA que ordenó el asesinato del concejal socialista en San Sebastián Fernando Múgica en 1996, el atentado frustrado contra el Rey o el secuestro de Ortega Lara. Desde que Arnaldo Otegi anunció la disposición de Bildu a apoyar los Presupuestos de Sánchez, el Gobierno ha acercado a 17 etarras a cárceles próximas a sus lugares de origen.

Asimismo, el Ministerio del Interior ha comunicado al etarra Joanes Larretxea Mendiola, condenado a 44 años por el asesinato del concejal socialista de Arrasate (Guipúzcoa) Isaías Carrasco, su traslado desde el Centro Penitenciario de Herrera de La Mancha, en Ciudad Real, al Centro Penitenciario de Asturias.

Larretxea participó en el atentado contra Ignacio Uria y fue condenado a 389 años de prisión por intentar una matanza de ertzainas en 2009 al colocar una bomba trampa en un repetidor de Hernani.

Entre los últimos acercamientos de etarras a cárceles más próximas al País Vasco está también Jon Aitor Esnaola, un pastor de ovejas y quesero, cuya labor en la operativa terrorista consistió en ocultar, proteger y poner a disposición de los comandos el mayor arsenal de explosivos incautado a ETA.

Desde que la coalición proetarra anunció su apoyo a los Presupuestos del Gobierno socialcomunista, el Ministerio de Interior ha acercado a cárceles próximas a sus lugares de origen a 17 etarras.

Es el precio que Pedro Sánchez paga por mantenerse en el poder. La memoria de las víctimas, la dignidad de España, la democracia  y el Estado de Derecho trituradas por la insoportable vileza de un Ejecutivo que se ha convertido en un vende patrias al por mayor.

Cabe esperar que la historia ponga alguna vez en su sitio a Pedro Sánchez -en el lugar reservado a los traidores-.

De momento, la digestión de tanta infamia se vuelve, sencillamente, insoportable. cinco sucios votos manchados de sangre valen para el presidente más que la dignidad de 856 asesinados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído