OPINIÓN

Victor Entrialgo De Castro: «La democracia, a pesar de sus enemigos, prevalecerá»

Victor Entrialgo De Castro: "La democracia, a pesar de sus enemigos, prevalecerá"

Cuando se vayan Sánchez e Iglesias, la democracia también prevalecerá.

Para llegar Sanchez mintió. Con la beca, con sus aliados, con sus socios, podemitas, bilduetarras y separatistas. Mintió con todo. Luego, cuando para desgracia de España, llegó con ellos al poder a través de un golpe, Sánchez mintió y mintió, y aún hoy, escondido, continúa mintiendo.

Hoy, en medio de una pandemia, sigue sin dar la cara. Y tenemos ligera constancia de que el Gobierno español existe por una portavoz de hoz y coz híperdesagradable que no sabe hablar, un ministro de Pandemias a tiempo parcial y uno de Seguridad Social, enfadado ayer por andar enredando con el cómputo de los años de cotización.

Aún en medio de una pandemia, el único criterio del gobierno es “esperar para aparecer como Salvador”. No sólo por Illa, Salvador, el ministro candidato colocado en Cataluña en febrero mejor que en Mayo. Sino porque, o bien en 15 días la curva mejora y se lo apuntarán, o bien se dispara incontroladamente y entonces echarán la culpa a las autonomías a quien ha cedido la responsabilidad en los peores momentos.

“Juntos”, ha repetido en su discurso el nuevo presidente de EEUU hasta la saciedad. Aún no sabemos si ha mentido más Biden o Trump, que gana en las cifras y pierde en las formas. Joe Biden dice haber venido a tratar de unir todo lo que aquí Pedro Sanchez ha desunido. Ver veremos.

“Solo la unión nos hará más grandes”, ha repetido la obviedad. Aquí, sin embargo, un montón de niñatos y de mezquinos proclaman y trabajan desde hace tiempo por lo contrario.

Afrontamos una pandemia desde la división. A Sánchez e Iglesias, al menos la historia, les juzgará por ello. Lo mismo el de Moncloa que el del chalet.

“América! ha proclamado Biden en su discurso-, “haré lo mejor que sepa y pueda por ti”. “Defenderé la Constitucion, el pais, la democracia”. Sea o no luego verdad, “igual” que los juramentos retorcidos, ridículos y mezquinos que hizo aquí el personal. ¿Lo habrá visto con su sangre de horchata Pedro Sanchez por televisión?

Aunque la gente se acostumbra a todo, aunque éste país indolente sigue sin reaccionar, cuando se acaben los ertes, las ayudas de Bruselas no lleguen a todos y la ruina se desparrame por las calles de España, vendrá el desorden y el ruido que ellos han contribuído a causar.

Pero cuando, después de un tiempo de desconcierto por fin se vayan “los caras de la democracia”, sus enemigos, -el de la Moncloa y el del chalet-, la democracia prevalecerá.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

COMIDA SANA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído