OPINIÓN

Francisco Iglesias Carreño: «De los Pueblos de España»

Francisco Iglesias Carreño: "De los Pueblos de España"

Seguir toda la etiología sobre los pueblos de España, debería ser un procedimiento que, además de ser parte íntegra de un hacer profesional (de investigación científica profesional, trabajos de eruditos o de persistente indagadores), nos alcanzase a todos los ciudadanos españoles en nuestra normalizada instrucción educativa, tanto en los niveles más primarios como en los medios.

No se trata de una propuesta inocua, hecha de repente y sopetón, así sin más ni más, antes al contrario, viene como idea desde los tiempos transicionales, que ya ha llovido, y lleva en sí misma una alta carga educativa, que puede proveer, por el conocimiento de todos los pueblos españoles, en sus situaciones constitutivas y ,por ende, plenamente antropológicas, de útiles y prácticos instrumentos operativos de interrelación social, en todo el Estado Español, y , desde su asimilación comprensiva, de cohesión interna en toda la España Nación.

Aún así, y a espera de ello, lo anunciado, pueda tener lugar en un futuro que anhelamos próximo, hacemos ciertas consideraciones sobre esta temática, que tenía que ser, en términos generales, tan nuestra, en atención a todos y cada uno de los pueblos de España.

A saber:

{1°}
Los pueblos de España, todos ellos sin excepción alguna, se constitucionalizan en la data de fecha del día 6-12-1978. Ante tal acontecer que tiene lugar, y que en nuestra apreciación es extraordinariamente trascendente y muy importante, debemos hacer vehicular que, en términos amplios, un pueblo regional tiene una descripción ambiental integral, de base antropológica, que es asumida, a través del texto de la CE´1978 (que está votado en democrático referéndum en una precisa data que es referencial, a todos y cada uno de los efecto, y no,¡y nunca!, en otra), por el Estado Español de la España Nación, desde el punto normativo de vista jurídico y desde su concreción legal aplicativa.

{2°}
Tengamos en cuenta que un pueblo, y optamos por asimilar junto a los propios criterios otras acepciones de utilización más universal, es un cuerpo/reunión /ayuntación de personas que se unen/acoplan/convergen por -.-y a través de-.- una instrucción/cultura/vivencia común y/o convergente, tradición vivencial compartida o cierto sentido del parentesco y del humano factor vincular familiar o afinidad vecinal y/o convivencial, aunque no obligada y/o necesariamente por completa consanguinidad/familiaridad/interdependencia o lazos políticos/ ideológicos/programáticos y que presentan, en forma peculiar/típica/singular, un lenguaje/expresión/locución común, originarias instituciones referenciales, creencias básicas y ritos afines, que conforman una comunidad convivencial.

{3°}
Por tal hecho, que es decisión, por acción democrática, de la Libre Voluntad Soberana de la Nación Española, todos y cada uno de los ciudadanos españoles quedan asignados, desde tal y tan preciso instante y en sus correspondientes hábitats convivenciales, a su respectivo y concreto pueblo regional en la data de fecha del día 6-12-1978. Efectuándose así una general acción aplicativa constitucional, de índole sumativo, sobre todos y cada uno de los ciudadanos españoles que aúnan en sus personas, por tal apreciación constituyente, tanto lo que son sus valores,derechos y deberes singulares como sus valores,derechos y deberes grupales, ya que cada uno de “nosotros: los españoles”, tenemos nuestra situación particularizada individualmente (en tanto y cuanto ciudadano singular), pero también nuestra situación particularizada grupalmente (en tanto y cuanto referencialmente perteneciente a un Pueblo regional).

{4°}
A nadie se le oculta que el proceso estructural de construcción integral de una entidad humana/social, como es un pueblo regional, es un hacer que viene del día a día desarrollado/ interaccionado/asumido colectivamente, que conlleva la amplia segmentación de un largo espacio dimensional del proceso histórico que, obligada y necesariamente, es preciso manejar por todos, para estimar su iniciática situación umbral, de aqui que por ello debemos hacer, con amplia intencionalidad, un posible encuadre temporalizador que tiene que ser anterior, ¡incluso muy anterior!, a la data de fecha del día 6-12-1978,y que nos permite albergar la previa situación de tal situación, de la cual el propio texto constituyente no hace más que reflejarla de forma adecuada.

{5°}
De ese tiempo anterior en las sagas sociales/familiares/vecinales que nos precedieron, y en su planificado escudriñamiento (tanto profesional como amateur), potencial y posiblemente tendrá que haber: (1°) fehacientes rastros, (2°) indudables señales (3º) copilaciones indicativas y (4°) precisas descripciones, que en su conjunción reflexiva avalen por sí mismos, dejando expresa explicación aducente a tal materia, de y sobre la existencia real y constatación verídica, que hace que cada pueblo regional español sea algo tangible para tener, con categorización máxima y dignificado parangón,, tal y tan concreto reconocimiento, y al que llega a la data de fecha del día 6-12-1978.

{6°}
Nadie imagina, ni tampoco presupone y menos aún consta, salvo que existe presuntamente causa ignota situacional mostrable a futuro, que en el periodo político transicional, que transcurre entre las datas de las fechas del 19-11-1975 y el 6-12-1978, se hubiera producido algún tipo de decaimiento, desaparición y/o trasiego de algún Pueblo de España, lo cual nos lleva a colegir, por pura mecánica procedimental, y ya para todos los Pueblos regionales, que su global mantenimiento y persistencia mancomunada, durante tal precisa temporalidad, es internamente homologable a todo el bloque del teselar conjunto de Pueblos de España y,por ende, se mantiene incólume.

{7°}
El valor constitucional de cada uno de los Pueblos de España, es tan inconmensurable como el valor constitucional de cada ciudadano español, y dentro del mismo rango evaluable, de idéntica estimación jurídica y de equiparable aplicación legal. Obviamente no solo se trata de que ponga en el texto de la Constitución Española la expresión “pueblos de España”, es que la misma hace, y en ese preciso momento de la data de fecha del día 6-12-1978, directa y nítida referencia, con toda la enfatización que podamos inculcar a la misma, a tales Pueblos que, dicho sea de paso, son todos ellos igual de españoles.

Viene ahora el desarrollo constitucional de cada pueblo regional y de su acción interna, a la vez que su contribución en toda la España Nación y de su plena asunción en la construcción de la Unión Europea.

Aquellos tiempos pasados de amalgamar los conceptos de “pueblo regional”, con los de “región” y hasta con los de “comunidad autónoma”, haciendo una especie de revoltillo, ya están periclitados, pues ellos, sabido es, son tres conceptos, desde situaciones constitucionales enteramente objetivables, perfectamente distinguibles.

Los Pueblos de España, con la Constitución Española en la mano,los tenemos constitucionalizados, todos ellos, desde la data de fecha del 6-12-1978. Tal momento e instante es clave para su interpretación valorativa y para que la misma anide en todos nosotros y aquí.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído