Su reforma del Código Penal, despenalizará, entre otros, el ultraje a España, los insultos a la Corona y los comentarios ofensivos contra las víctimas del terrorismo

Pablo Iglesias, que exige cárcel para quienes le llaman ‘garrapata’, pretende que injuriar al Rey no sea delito

El vicepresidente del moño y su mujer ministra denunciaron a Miguel Frontera porque a él le llamaba ‘garrapata’ y a Irene Montero, ‘analfabeta’

Pablo Iglesias, que exige cárcel para quienes le llaman 'garrapata', pretende que injuriar al Rey no sea delito

Que nadie se llame a engaño: bajo el Gobierno PSOE-Podemos, España avanza hacia un proceso de desnaturalización democrática.

Como explica Ignacio Camacho en ABC, este 10 de febrero de 2021, cuando el socialista Pedro Sánchez explicaba los motivos de su insomnio preelectoral en el otoño de 2019, solía detenerse en uno muy gráfico: «Cómo voy a gobernar con un vicepresidente que dice que en España hay presos políticos».

Añadía el mentiroso líder del PSOE otros argumentos más, como el del activismo contra la Corona o la defensa del independentismo catalán. Todos se han cumplido y Sánchez duerme a pierna suelta en el colchón de La Moncloa que mandó comprar, apenas salir adelante la moción de censura contra Rajoy en la que le apoyaron los golpistas catalanes y los proetarras vascos.

Y no le quita el sueño, porque le importa un comino la libertad de expresión o el periodismo como deja patente cada día en RTVE, la gran maniobra de su colega Iglesias, guardián de ese medio centenar de votos periféricos de Bildu, ERC y compinches que garantizan  a Sánchez seguir en el poder.

Podemos pretende, a través de una proposición de ley, que se deroguen los delitos de enaltecimiento del terrorismo y de injurias  a la Monarquía, así como el de las ofensas a los sentimientos religiosos.

Y quiere hacerlo por la vía rápida, «por la urgencia de la prisión de un cantante», el rapero Pablo Hásel, condenado a nueve meses de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo e injurias y calumnias a la Monarquía y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por difundir mensajes atentatorios en redes sociales.

Hásel tendrá que ingresar en prisión por ser reincidente

Lo de Podemos es de una hipocresía clamorosa, porque si lo que pretende Pablo Iglesias es que el derecho a la libertad de expresión no tenga límites que empiece por aplicarse el cuento, porque al ciudadano Miguel Frontera, por manifestarse delante de su casa megáfono en mano, quiso meterle en la cárcel.

Y la Fiscalía de Dolores Delgado y Pedro Sánchez, tanto monta, monta tanto, le acusó de un delito de injurias graves.

O sea, según Pablo Iglesias, las injurias y calumnias al jefe del Estado no deberían ser constitutivas de delito, pero si el injuriado es él, estacazo en toda regla, prisión incluida. La doble vara de medir del populismo tiene estas cosas.

Por lo demás, Podemos quiere reformar el Código Penal para no identificar a los promotores de los asedios al Congreso de los Diputados.

Otro disparate más: si lo que Podemos pretende en España se aplicara en Estados Unidos, ahora que gobierna Joe Biden, quienes asaltaron el Capitolio se irían de rositas ante la imposibilidad legal de identificarles.

En suma, lo que plantea Podemos es un Código Penal embudo: muy ancho para los suyos, para que puedan calumniar e injuriar a discreción, y muy estrecho para el resto.

Una  libertad de expresión por escalas ideológicas: para que ellos puedan arremeter contra todo y contra todos y ponerle mordaza a quien no le baile el agua a la extrema izquierda.

El partido del vicepresidente Pablo Iglesias aboga por eliminar los delitos contra la Corona, recogidos en los artículos 490.3 y 491 del Código Penal.

«Esta protección a la más alta institución del país , en cuanto que ostenta la Jefatura del Estado, constituye un verdadero ataque contra la libertad de expresión. En un sistema democrático cuanto más poder tiene una institución mayor ha de ser la exposición a la crítica legítima por parte de la ciudadanía».

No cabe mayor hipocresía: injuriar al Rey, según Pablo Iglesias, no debería ser delito, pero injuriarle a él, sí.

Será que se cree por encima del jefe del Estado.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído