Irene Montero fue denunciada por la escolta que usaba como recadera y jardinera y llegó a un pacto por el que pagaron 60.000 euros para no ir a juicio

Pablo Iglesias no tiene un pase y Podemos comienza a apestar a chanchullo y trampa

Durante los dos años en los que la joven trabajó para la hoy ministra de Igualdad, ésta le ordenó toda suerte de tareas personales que nada tenían que ver con su categoría profesional ni las funciones para las que fue contratada

Pablo Iglesias no tiene un pase y Podemos comienza a apestar a chanchullo y trampa
Irene Montero y Pablo Iglesias en el chalet de Galapagar. PD

Es más falso Pablo Iglesias que un euro de madera. Auténtico parece que sólo tiene el moño y prueba de ello es el chalet de la sierra con piscina, las dos docenas de guardespaldas, la niñera-alto cargo de su mujer ministra y hasta sus chanchullos con las intimidades del teléfono móvil de Dina.

Y esa condición de falsario, infecta inevitablemente a todo su partido.

Podemos -el partido que venía a regenerar la democracia y a dar lecciones de transparencia- tiene las ventanas más negras que el carbón, pero la información que revela Teresa Gómez en OKdiario este 11 de febrero de 2021 resume el comportamiento de una formación que, por lo visto, tiene mucho que ocultar.

La formación morada no informó a su auditoría del contrato de la escolta de Irene Montero y Pablo Iglesias que utilizaban como recadera, mecánica y chófer de la familia.

Sólo en noviembre de 2019, cuando este periódico desveló la situación irregular de esta trabajadora, la responsable de Cumplimiento Normativo, Mónica Carmona, tuvo conocimiento de dicha circunstancia, lo que revela que la intención de los máximos responsables políticos de Podemos era esconder el contrato, por razones obvias.

La abogada purgada por investigar las irregularidades del partido de Iglesias envió un correo electrónico el 25 de noviembre de 2019 a la gerente del partido morado, Rocío Val, y al jefe se Seguridad de la formación, Víctor Martins, en el que solicitó una copia de los contratos de la escolta, carta de despido, copia de las cotizaciones de esta empleada desde la fecha de su alta hasta su despido; contratos del persona de Logística y Seguridad suscritos por Podemos; titulaciones, habilitaciones y funciones que realiza el personal mencionado, contratos que podemos haya suscrito con empresas de Seguridad, actas del Consejo de Coordinaciones y gestión sobre esta materia; y por último, informe sobre labores de escolta de personas de Podemos realizadas por el personal del partido y por cualquier empresa de Seguridad desde el año 2016 hasta la fecha.

Ninguno de esos documentos obraba en su poder. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: porque a Pablo Iglesias e Irene Montero no les interesaba bajo ningún concepto que se conociera que la escolta estaba realizando labores domésticas, algo que obviamente no se correspondía con los términos del contrato.

Cuando saltaron a los medios las irregularidades, la letrada reclamó toda esa comunicación consciente de que Podemos se enfrentaba a posibles acciones legales.

Y es que durante los dos años en los que la escolta de Podemos trabajó para Irene Montero, ésta le ordenó toda suerte de tareas personales que nada tenían que ver con su categoría profesional ni las funciones para las que fue contratada , como llevarle la cena a casa -a ella y a Pablo Iglesias- desde varios establecimientos concretos de la capital madrileña o «comprar comida para los perros» de la pareja.

Se entiende que Iglesias y Montero ordenaran ocultar el contrato: la escolta era en realidad su asistenta doméstica.

HISTORIAL LABORAL DE PODEMOS Y COMPINCHES

Datos del portal del Congreso:

  • -Alberto Garzón, 36 años. Trabajó 1 año en una universidad.
  • -Irene Montero, 33 años. Trabajó un año de cajera en Saturn.
  • -Ione Belarra, 34 años. Trabajó 1 año como técnico social.
  • -Auxiliadora Honorato, 47 años. No ha trabajado nunca.
  • -Juanma Del Olmo, 39 años. No ha trabajado nunca.
  • -Alberto Rodríguez, 40 años. Trabajó 1 año y se hizo liberado sindical.
  • -Angela Rodríguez, 32 años. No ha trabajado nunca.
  • -Eduardo Maura, 39 años. No ha trabajado nunca.
  • -Ana Belen Terrón, 39 años. No ha trabajado nunca.
  • -Javier Sánchez, 35 años. No ha trabajado nunca.
  • -Nagua Alba, 31 años. No ha trabajado nunca.
  • -Noelia Vera, 35 años. No ha trabajado nunca.

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído