OPINIÓN

Moris Beracha Wuani: «¿Se acabó el dinero? Latinoamérica no recibió recursos de China en 2020»

Moris Beracha Wuani: "¿Se acabó el dinero? Latinoamérica no recibió recursos de China en 2020"

Se sabe que desde aproximadamente el año 2006 China comenzó su camino de expansión en la economía latinoamericana. Poco a poco y con grandes dosis de paciencia inició el proceso de conquista del territorio, solo que esta vez los “colonizadores financieros” vinieron con grandes sumas de dinero decididos a insertarse en una región con múltiples oportunidades. Y además de colocar sus capitales a través de asociaciones estratégicas –con gobiernos, esencialmente-, comenzaron a poner en marcha mecanismos de financiamiento.

Debido a la crisis sanitaria, el año 2020 marcó un hito en este historial de inversiones, por lo general a cambio de commodities, en el cual se vieron inmersas empresas chinas de gran calado y con un importante poderío económico.

Según un estudio publicado por Diálogo Interamericano y la Universidad de Boston, por primera vez desde hace 14 años el gigante asiático no ofreció financiación a América Latina.

El documento reveló que la decisión obedeció a una mayor concentración de proyectos dentro de la misma China, así como las dudas acerca de la capacidad de los países de la zona para cumplir con los compromisos adquiridos en materia de deuda. “El Banco de Desarrollo de China (CDB) y el Banco de Exportación-Importación de China (Eximbank) no emitieron nuevos préstamos a los Gobiernos de Latinoamérica y el Caribe en 2020”, destaca el informe.

Lo anterior no debe ser motivo de asombro, por cuanto es a partir de 2015 cuando la tendencia hacia la baja de inversiones por parte de los asiáticos comenzó a hacerse visible. De acuerdo con el reporte, es posible que la crisis de deuda, la cual está inmensamente relacionada con la pandemia, haya alejado y puesto en estado de alarma a los principales financistas de Pekin. Especialmente ahora, cuando las perspectivas señalan que será cuesta arriba que los gobiernos latinoamericanos cumplan con los compromisos financieros adquiridos.

En 2015, los recursos destinados a financiamiento fueron de 21.500 millones dólares; en 2016, el desembolso disminuyó hasta 12.600 millones; en 2017, bajó a 6.300 millones; en 2018, a 2.100 millones, y en 2019, a 1.100 millones, de acuerdo con los datos recabados. Previo a ello, específicamente en 2010, se registró un récord de apoyo económico por 35.000 millones de dólares. La mayor parte de los recursos fueron destinados a inyecciones de capital en países como Venezuela (45% del total de los préstamos), Brasil, Ecuador y Colombia, entre otros.

No obstante estas cifras, China aún mantiene una poderosa y fuerte presencia en la región a través de su participación en tres fondos de inversión: Fondo de Cooperación Industrial China-Latinoamérica y el Caribe (CLAI), el Fondo de Cooperación China-LAC Cooperation Fund (CLAC) y el Programa de Crédito Especial para Infraestructura China-LAC. A través de estos mecanismos continúa aportando capital para varios proyectos de especial relevancia en la región.

Habrá entonces que esperar un tiempo y observar si la no erogación de recursos para Latinoamérica se mantiene, o si esta situación es temporal y es tan solo una de las consecuencias nefastas que ha dejado la COVID-19 en América Latina. Mientras tanto, el necesario flujo de dinero se detiene…

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído