OPINIÓN

Victor Entrialgo De Castro: «Deporte confinado”

Victor Entrialgo De Castro: "Deporte confinado”

Si lo digo en español, no resulta moderno. «Deporte en Casa». O «deporte confinao». Pero si digo «Homesport» puedo hacerme famoso en menos que canta un gallo mientras me preocupo por la salud de la humanidad.

No está de moda caminar sin propósito, sin recados, sin bolsas, sin jogging, sin correr, sin objeto. O sea, pasear.

Pasear como en el XIX cuando era el único modo de verse y de ser visto. Entonces habia excesos en lo social. Ahora los excesos se ven en la tele. Y tanto en lo social como en la tele lo que se ve son defectos. Defectos de nuestra educación.

Andar erguido, saber hablar locuciones inteligibles sobre temas intrascendentes, saludar al pasar, ceder el paso al entrar, está al alcance de unos pocos, La cortesía es uno de los atractivos turísticos de los países más avanzados, pero además es uno de los atractivos de la vida. Un placer en cualquier país, en cualquier lugar, en cualquier edad. Menos en la selva.

España no es de los mejores en ésto, aunque nuestra simpatía, empatía y gastronomía sean de las mejores y compensen en cierto modo. La cortesía es otra cosa. Una educación, un hábito muy agradable, un disfrute y un placer. Un deporte confinado que se disfruta al salir. Salvo cuando es ignorada o no valorada porque, en ese momento, ella pierde su virtualidad y tu las ganas. Y es pena.

Ahora lo que se llevan son charlatanes y covachuelistas que llegan al Estado para saquearlo de paso que indignan a media España con bravatas, desafíos, chantajes, estafas, amenaza de repartirsela, o hacerla comunista después de años de tocarnos los koljoses. Es difícil mantener la cortesía cuando te ocupan la casa, dan un golpe de Estado en tu país, o unos niñatos pretender instaurar un sistema que tiene a sus espaldas 800 millones de muertos.

Por eso para eliminar toxinas y mantener el tono vital, con tanto encierro, España solo tiene una solución, hacer deporte mientras funcionan el resto de nuestros electrodomésticos, termina el centrifugado, pasa la aspiradora, calienta el agua en el microondas, se van haciendo las lentejas o hacemos tiempo mientras llega la pesada de turno que siempre llega tarde y la gente va descubriendo a los manipuladores a sueldo de televisión mientras sale una mano ectoplasmática de un ministro/a de la pantalla para captar rociítos para su secta. Si aprovechásemos entre tanto para hacer pasilling, pedalear, hacer pequeñas flexiones o estiramientos, engrasaríamos las bielas y eliminaríamos buena parte de nuestras toxinas.

Estando alerta, ya digo, por si, a cambio de vidilla, algunos programas de mesa camilla comprometen y debilitan los mejores valores de los españoles que nos han traído hasta aquí, mientras políticos y medios instrumentan en provecho propio cuestiones absolutamente privadas que han sido resueltas por la justicia y alli es donde deben acudir, si hay novedad.

Ellos fueron los que hicieron del Consejo de Ministros, un rancho, Villa Galapagar, otra Cantora, una cuestión matrimonial. Y ahora, en lugar de ruido de sables lo que se oye ulular es un rodillo. ¿Y si estuviéramos dando vueltas a la estrategia y la Montero Irene, la que no sabe de qué hablar, -que no es la que no sabe hablar, que esa es la portavoz, que es lo mismo que si mandaran de espía al payaso de mi color,- en un momento cumbre de la dulzura que caracteriza a las dos, pero hablo de la marquesa de Galapagar, hubiese echado de con el rodillo al coletas de casa y del consejo al mismo tiempo?

En ese caso seguiríamos haciendo deporte confinado, que es lo mejor para nuestra salud pero entenderíamos aún más cosas de las que, poco a poco, vamos entendiendo.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído