OPINIÓN

Victor Entrialgo De Castro: «Aquello por lo que lucharon nuestros padres»

Victor Entrialgo De Castro: "Aquello por lo que lucharon nuestros padres"

Es preciso sacar de la política y de los circos televisivos a quienes pretenden destruir la paz política y la paz social, todo por lo que lucharon nuestros padres, con todas las armas de la democracia y la convivencia.

Es un escándalo, por ejemplo, que una cadena de televisión pretenda el secuestro de las audiencias no para dar una noticia, sino para dar “en directo” un drama personal que aún no saben lo que es. La desaparición de unas niñas con su padre, un supuesto secuestro de menores o Dios no quiera qué. Y antes de averiguarlo, dedicarse ocho horas diarias a hacer caja con la especulación, la elucubración, la rumorología y los bajos instintos de un grupo de plañideras/os/es televisivas/os/es, en medio de una terrible desgracia familiar y, disfrazado todo de sentimiento, venderlo a la hora de la merienda.

Además de reunir, de una vez, todas las elecciones de país en un mismo y único día, impidiendo la pérdida de tiempo y la provisionalidad permanente de los proyectos, los pactos y las cosas, la democracia exige poner fin a la manipulación, ya esté dirigida por “un repelente social” o por “un repelente político,” personajes a quienes todos conocen y no hace falta nombrar o cualquier otro de estos extraterrestres verdes y con antenas que han invadido España sin batallar, que tergiversan la realidad de éste país desde un plató de televisión o lo pretenden tras una derrota electoral.

Tenemos “Ministerios parking” y “Ministerios guarderías” y un montón de inútiles para esos ministerios, pero ¿cuando vamos a poner límites a este manoseo de dramas humanos para hacer caja con el sufrimiento de familias y vecindarios, en emisiones sufragadas por potencias extranjeras cuyos agentes nos han hecho creer que vale todo en aras de una supuesta libertad de expresión o libertad de información que no son tales, pretendiendo el adocenamiento y la alienación de un país entero.

A todo ello ha contribuido el desprestigio de la televisión pública por la manipulación política, en particular la de éste Gobierno. En esa pelea de los gobiernos democráticos contra los demagogos, el Reino Unido decidió crear la BBC con el fin de “informar, educar y entretener,” y aunar a la gente, no sólo en torno a un batiburrillo de opiniones, sino para generar una conversación permanente en torno a los temas nacionales que hiciera posible el debate democrático. En EEUU por contra, la prensa aceptó una regulación sobre las licencias de radio y televisión o las leyes contra la difamación.

La revolución digital ha multiplicado los mensajes y la confusión. Pero la propia televisión generalista, incluso privada, es utilizada en este pais por los poderes políticos y sus subvenciones, continuando sin límites la manipulación política y social.

La democracia tiene que perfeccionar las armas de su legítima defensa. Porque a la vista de lo que tarda la democracia en expulsar indeseables por culpa de un “ególatra escondido” que los rescató para poder ser presidente de Gobierno, lo único que faltaba es que “el viceenemigo de la democracia”, se refugie en la televisión de un golpista para seguir dinamitando la democracia con “ese insoportable tonillo falsete”.

Vivimos un contexto de violencia que no teníamos. Que no es nuestro. Que nos lo han traído. Que nos lo han impuesto. La España constitucional del 78 había terminado con ésto. Es preciso sacar de la política a quienes la han enfangado y enturbiado el ambiente, a quienes pretenden destruir la paz política y la paz social, todo por lo que lucharon nuestros padres, por lo que, cada uno en su parcela, entregaron su vida o su ciudadanía en tiempos de paz. Algunos se han ido ya dejándonos su parte en este legado y otros muchos/as siguen al pie del cañón. Queda defender con todas las armas de la democracia y la convivencia, aquello por lo que lucharon nuestros padres.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído