El líder del PSOE necesita a los proetarras vascos y a los sediciosos catalanes para seguir durmiendo en La Moncloa hasta 2023

El sabio consejo de Rociito a Pedro Sánchez, a propósito del indulto a los golpistas catalanes

La cúpula del PSOE se lanza a defender el indulto a los golpistas y adoctrina a los cargos y bases para que salgan en bloque a justificar la cacicada

El sabio consejo de Rociito a Pedro Sánchez, a propósito del indulto a los golpistas catalanes
Pedro Sánchez, su llamada a Rocío Carrasco y la reflexión de ella, según Alfonso Ussía. PD

Suenan patéticos, insultantes para la inteligencia del español de a pie, los argumentos esgrimidos por el Gobierno PSOE-Podemos y sus sicarios mediáticos para justificar los indultos que se dispone a otorgar a los golpistas catalanes, pero en el PSOE manda Pedro Sánchez.

Y tanto que hasta su propio jefe de gabinete, Iván Redondo, que no es militante socialista, da ya instrucciones políticas a la ‘tropa‘.

Sánchez necesita a los proetarras vascos y a los sediciosos catalanes para seguir durmiendo en La Moncloa hasta 2023, y ya ha dejado claro que le importa poco lo que puedan pensar cargos intermedios, diputados aislados o antiguos responsables del partido como Felipe González o Alfonso Guerra.

Ni siquiera le preocupa el desgaste electoral que van a sufrir García Page y otros barones autonómicos, porque su plan es aguantar en el cargo, abrazado a Bildu y ERC, confiando en que el fin de la pandemia de coronavirus, la vacunación masiva, los fondos europeos y cierta recuperación económicas le permitan dentro de dos años ir a las urnas con más posibilidades de éxito que ahora, cuando todavía no se ha recuperado del cacharrazo del 4-M.

Parece insensato este desafío al Tribunal Supremo y al sentido común, que se apresta a perpetrar Sánchez, pero responde a la lógica política del dirigente de un partido con un pasado mucho más siniestro de lo que se piensa la gente y dónde lo único que pesa es el interés personal.

Sobre el asunto, ha subido Alfonso Ussía a Twitter un mensaje genial:

Los argumentos de Sánchez rozan el delirio y lo de la concordia como contraposición a la venganza es un disparate, pero los socialistas, casi en bloque, van a tragar.

Como lo han hecho con el apaño de los asesinos etarras, la entrega de ministerios a los zarrapastrosos de Podemos, los abrazos a Junqueras y compinches y hasta las subvenciones a los chavistas de Plus Ultra.

No lo tienen que hacer necesariamente los jueces y cuando su decisión -que quizá se adelante para atenuar el desgaste que conlleva en la opinión pública española- sea recurrida ante el Tribunal Supremo -como parece evidente-, el Gobierno Sánchez tendrá que detallar los motivos de los indultos.

Uno de los argumentos contemplados será que los indultos son una «expresión de humanidad», según ha adelantado el Ejecutivo en una respuesta en el Senado:

«El Gobierno valora las razones de justicia, equidad y utilidad pública que, en cada caso y a la vista de sus circunstancias concretas, le llevan a otorgar el indulto, siendo su finalidad la de atenuar la excesiva dureza de las penas en casos concretos».

«Se fundamenta, de este modo, como mecanismo de equidad y expresión del principio de humanidad».

No parece un argumento jurídico solvente para defender la libertad de quienes ni han asumido la responsabilidad de sus actos, ni han expresado arrepentimiento alguno.

La «humanidad» tras la que intenta parapetarse el Ejecutivo socialcomunista es una razón sin fundamento, un mero instrumento retórico para inflar un indulto que tiene que motivarse con más peso.

La gran cuestión de fondo -no nos engañemos- es que Pedro Sánchez no puede motivar sus argumentos verdaderos para conceder el indulto, porque en ese caso tendría que confesar que la única razón para el perdón a los golpistas catalanes se debe a que los golpistas catalanes lo tienen agarrado por los huevos.

Menudo caradura.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído