OPINIÓN

Javier Cabrerizo Daniel: «Catalunya»

Javier Cabrerizo Daniel: "Catalunya"

Yo ya he asumido que los catalanes son una raza superior, de hecho, cuándo siento que puedo forjar una relación más allá de una amistad, establezco la obligación de una prueba genética para conocer los ancestros, si estos proceden de esa tierra santa mucho mejor, nuestra descendencia será superiormente impecable. Mi familia procede de un pueblo de la franja y debo reconocer que esa docena de kilómetros en el devenir de nuestros genes ha marcado profundamente nuestro ser. Cuando cruzamos la frontera no podemos evitar compararnos con los viandantes y que nos invada un profundo sentimiento de frustración al ver nuestros débiles cuerpos y escaso intelecto en comparación con el suyo.

A pesar de este leve matiz biológico, Cataluña y España cada vez se parecen más y aquí cabe recalcar que esto se debe a la labor de Pedro Sánchez, Iván Redondo (léase Rasputín), sus decenas de ministros, ministras y ministres y sus miles de asesoras, asesoros y asesores. En ambos territorios el poder está basado en un caudillismo extravagante cuyas características son: la pretensión del control de los medios de comunicación, la utilización de la educación para el adoctrinamiento, el ascenso social mediante la comunión de dogmas, la simpatía con grupos violentos, el falseamiento de la historia, el enchufismo, la falta de respeto a las instituciones públicas y un largo etcétera que todos conocemos. Cayetana Álvarez de Toledo escribió que en Cataluña el poder público está al servicio de una ideología y no al servicio del ciudadano (sic) y creo que estas palabras concuerdan con el fondo y las formas del Gobierno central. Es por ello por lo que ambos gabinetes se entienden; los dos defenestran los tres mil años de pensamiento occidental sustituyéndolo por cuatro o cinco idioteces. El PSOE ha buscado en sus aliados la similitud en cuanto a la forma de entender la política y la ha encontrado en ERC, un partido con el que comparte un pasado golpista, un presente desconcertante y un futuro aterrador.

Javier Cabrerizo

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído