OPINIÓN

José Manuel García Albarrán: «Infantilismo social o negligencia parental»

Infantilismo

Estamos ante una sociedad ‘tramposa’ en la que ya no te puedes fiar ni de los ventrílocuos -José Luis Moreno detenido- sí señores, ese mismo que nos distrajo durante años asomándose a la TV con sus muñecos parlanchines: Macario (el paleto ocurrente) Rockefeller (el chuleta gracioso) Monchito (el ‘distinto’) y Daisy (la niña pija) pues bien ‘su padre artístico’ ya duerme en el calabozo en prisión preventiva, hablando solo y acusado de graves delitos financieros y fiscales.

Pero también estamos  ante una ‘sociedad infantilizada’ en donde han cambiado los criterios de nuestra época, en la que se consideraban como niños de 1 a 14 años, ahora resulta que se consideran también como niños a los que tienen de 14 a 18 años. ¿ ?

Como consecuencia de esto vivimos y presenciamos con estupor como esos ‘niños y niñas’ de 14-18 años que, por otro lado, ya tienen edad para viajar solos, para que cada fin de semana les veamos en plena Pandemia -como rebaños sin pastor- bebiendo y bailando durante horas y horas hasta, como decía la copla… “perder el sentío”.

Esos mismos ‘niños y niñas’ que, según la ‘magnífica’ Ley Celaá de Educación, en un futuro podrán irse de viaje fin de curso o de ciclo para celebrar que ¡solo le han quedado 3 asignaturas!… y pasan de curso.

¿Quienes y cómo llegarán a la Universidad?

¿Con qué preparación?

¿Cómo serán los graduados, licenciados y doctores de las próximas generaciones?

San Juan Bosco dijo: “No hay jóvenes malos, sino jóvenes mal orientados”

Yo vengo de otra época en donde los padres te echaban la bronca si sacabas malas notas, en donde el premio por ‘aprobar todas en junio’ era simplemente no tener que estudiar en las vacaciones de verano, en donde si ellos recibían una sola queja procedente del colegio o instituto con respecto a tu comportamiento o a tu falta de interés, no te librabas de la reprimenda, e incluso la privación de prebendas graciables paternas -genérico- la tenías asegurada.

Ahora creo que lo que se lleva es que vayan los papás hechos unos basiliscos a increpar al profesor y si se descuida hasta ‘puede cobrar’.

¡Porque mi niño no es malo y a mí niño no se le grita!

¿Qué quiere traumatizarle de por vida? ¡Ya puede tener cuidado!

En resumen, mi época y la de mi generación y posteriores era aquella en la que nuestros padres nos educaban en la creencia que ‘el estudiante’ debía tener como única y principal misión aprovechar el tiempo y estudiar, sin más premio que su afecto, reconocimiento y cariño.

Por nuestra parte tocaba corresponderles para premiar su sacrificio y sus desvelos para con nosotros, con el único premio de pasar de curso sin el lastre de repetir, porque no pasábamos al siguiente  teniendo asignaturas pendientes.

Pero ahora y con motivo del reciente viaje de estudios a Palma de Mallorca realizado por varias centenas de alumnos de diversas CC.AA, regiones y ciudades, conviene plantearse si se está cometiendo un grave error al infantilizar a esos chicos y chicas que tienen una libertades impropias de esos ‘mal llamados niños’.

Los padres están clamando al cielo, aprovechando las facilidades que dan las ‘manipuladas cadenas televisivas’, porque ‘su niño o su niña’ -de 17 ó 18 años- están recluidos en un ‘Hotel Covid’ cumpliendo la cuarentena (por sumar más de 200 contagios y más de 70 positivos)

Dicen que ‘les han secuestrado’, que ‘están allí en contra de su voluntad’, que ‘ellos no han dado permiso para que les encierren’, etc., etc.

En fin, una serie de ‘memeces infantiloides’ que poco dicen en favor de quienes las pregonan y mucho menos de hacia quién van dirigidas -sus hijos-

No sé si el gobierno de coalición PSOE-Més-UP (Ayuntamiento de Palma de Mallorca) se atiene a Ley según el protocolo Covid, pero siguiendo criterios epidemiológicos y dado los más de 700 contagios que han provocado los que han vuelto a la Península, no veo tan descabellada la retención en cuarentena de al menos, los que han dado una PCR positiva.

A esos mismos padres no les escuchamos ‘poner el grito en el cielo’ cuando sus ‘educados y conscientes niños’ se juntaban a decenas sin mascarillas, abrazándose, besándose y… lo que se terciara, en playas, plazas, calles, locales y pisos, contribuyendo de forma inconsciente, egoísta y negligente a que haya un peligroso mega-brote o macro-brote diseminado ya por media España, de las variantes más peligrosas del Coronavirus, la Alpha (Británica ) y la Delta (India) cuya infectividad y virulencia son las mayores y de más rápida propagación de las conocidas hasta ahora.

¿Volveremos a dar pasos atrás y a tener que endurecer en plenas vacaciones las medidas preventivas?

¡Gracias queridos ‘niños y niñas’ por vuestro magnífico ejercicio de responsabilidad!

¡Gracias queridos ‘padres y madres’ por no mirar más allá de vuestras egoístas narices y ver solo la situación actual de vuestros niños, sin criticar y sancionar el porqué han llegado a ella!

Ojalá ustedes mismos, sus otros hijos, sus padres y abuelos no sean unas víctimas más de esta enfermedad que ya se ha llevado por delante a casi ¡150.000 españoles! cifras estas reales y no las que vergonzosamente sigue manteniendo este gobierno populista, ocultista, negligente y tramposo.

Les deseo suerte, en adelante, para dirigir de manera coherente la educación de ‘sus niños y niñas’ y que no tengan que repetir la frase que pronunció el Emperador Romano Marco Aurelio (121-180 d. C.)

“Tus defectos como hijo son mis fracasos como padre”

José Manuel García Albarrán

Médico jubilado

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído