OPINIÓN

Victor Entrialgo De Castro: «El principio de la final»

Victor Entrialgo De Castro: "El principio de la final"

El partido final de la Eurocopa  entre ingleses e italianos empezó con los ingleses de rodillas, por la causa del «black lives Matter» y el coche de juguete de la UEFA que traía el balón tuneado con los colores de la causa «Lgtbi».

Y yo me pregunto ¿Por qué no se han arrodillado nunca estos futbolistas por el hambre del mundo o el sector naval? ¿Y la UEFA?

¿Van a añadir a partir de ahora los futbolistas más causas de colectivos para ganar apoyo y notoriedad? ¿Quizás los autónomos que cargan con toda la burocracia de éste país? ¿Y por qué no arrodillarse por la agricultura intensiva o el chuletón? Sería bueno saberlo para aumentar el tiempo de juego o por lo menos para alargar las retransmisiones, los anuncios y el aforo in situ con o sin pandemia y el televisivo de la previa.

Por aquí llegamos a los Coros y Danzas de Franco que a diferencia de estos, no estaban dirigidos a unos pocos, a un colectivo particular, sino que estaban destinados al público en general.

El principio de la final con el nuevo bochorno de UEFA y «el tifus» de Wembley con oleadas de hooligans sin entrada, ingleses ebrios o sobrios subiendo por las escaleras y los vomitorios. O la petición de la UEFA a las autoridades sanitarias inglesas de ampliación del aforo de Wembley para que pudieran ver de papo la final patrocinadores y amiguetes que la subvencionan en plena pandemia, incluidos Beckam y Tom Cruise. Y finalmente, el intento de que ganasen los organizadores y se bebiesen toda la cerveza preparada, incluido un penalty inexistente contra Dinamarca en la semifinal obliga sin querer a traer a colación «la Superliga» de Florentino Pérez al margen de la UEFA, y al menos «la duda metódica» sobre si ésta, que erró en el momento, llevaba alguna razón.

El principio de la final de la Eurocopa organizado por la UEFA ha sido como el principio del final organizado con un cambio de caras de «El cara Sanchez» donde «los movimientos separatistas y Lgtbi matters» son utilizados para sostenerse el poder, lo mismo unos que otros, con la tiranía interesada de la corrección política, donde los aficionados al fútbol que financian el tsunami publicitario y la vida de los españoles que de rodillas y atados de pies y manos padecen la tiranía política y mediática, «no importan».

En la final de ayer «jugaban» al fútbol precisamente los que lo inventaron, calcio y fútbol. Porque con todo «el negoci» se olvida a menudo que el fútbol es, -antes que nada-, un juego, que ayer empezó y terminó con los ingleses de rodillas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído