OPINIÓN

José Manuel García Albarrán: «Cambio ministerial: “Aunque la mona se vista de seda…”»

José Manuel García Albarrán: "Cambio ministerial: “Aunque la mona se vista de seda…”"

De verdad que alguien pensó, cuando se rumoreaba un reajuste del gobierno de Sánchez, que iba a consistir en disminuir el insostenible número de Ministerios, Vicepresidencias, Secretarías Generales, Asesores, Cargos, Cargas y ‘Cargues’.

¡Craso error queridos lectores!

Sánchez ha pretendido, manteniendo el mismo macro gobierno, maquillar ‘ipso facto’ su gobierno que ha perdido credibilidad, que ha perdido parte de sus seguidores socialistas y que está al borde de no aguantar más las críticas que le llegan desde todos los puntos cardinales de España, excepto de los ‘bien pagaos’ vecinos del Norte y Noreste.

Pero una vez más, recurriendo al sabio refranero español, se puede decir:

“Aunque la mona se vista de seda…mona se queda”

Y me refiero a estos ‘cambios de nombres’ de siete ministros, y la renovación del ‘bailarín Iceta’, quién bailando y medrando…cambia de un Ministerio a otro.

Dá lo mismo que cartera elija, ya le conocemos Sr. Iceta, y sabemos de ‘su amor’ por España, por la Constitución y por la Monarquía. Mientras siga esperando y soñando ‘en la sombra’, ese cambio tan anhelado de poder levantarse un día y ver la ‘bandera tricolor’ y ‘la estelada’ ondeando en la Plaza de San Jaime y en los demás edificios oficiales de su ficticio, fraudulento e ilusorio país -con minúsculas- ya que con Mayúsculas solo se puede escribir el único, verdadero y factible País -de hecho y por derecho- ESPAÑA.

Tras defenestrar a su mano derecha ‘el gurú’ -Redondo-  (al que ni nombró en su discurso de presentación de los nuevos)

A su compañera de bancada -Calvo- con su unilateral ‘memoria histórica’.

Al ministro de ‘las misteriosas maletas venezolanas’ -Ávalos-

A la impulsora de la permisiva Ley de Educación (permisiva con la vagancia e ignorancia) -Celaá-

Al astronauta (de bajos vuelos) -Pedro Duque- ¡Se va sin saber en que ha consistido su impulso a la ciencia!

A la ‘lianta’ del M. de Exteriores -González Laya- ¡Que con su gestión nefasta casi nos lleva al enfrentamiento con moros y con los cristianos!

Al ‘dubitativo y contradictorio’ ministro de Justicia -Juan C. Campo- ¡Que bailó entre dos aguas en el tema catalán y le sobrepasó, pudiéndole las presiones!

Al ‘antitaurino’ ministro de Cultura y Deportes -Rodriguez Uribes- ¡Que puso en pie de guerra a empresarios de la tauromaquia, a toreros y a subalternos que se sintieron olvidados y menospreciados por su ministerio y por usted.

Claro que si analizamos uno por uno los cambios ministeriales inducidos por Sánchez y su equipo de ‘asesores’ el panorama político no es mucho más alentador, ni siquiera esperanzador para dar  estabilidad y cordura a este contradictorio y puede que inviable gobierno.

Sánchez se ha visto obligado, para detener su tambaleo y el de su ya discutido gobierno, a mantener a los ministros y ministras de U-Podemos/IU cuyas ‘salidas de tono’ y ‘brotes’ de insolvencia cultural, pedagógica y gramatical rayan con el ridículo más espantoso…

¡Verdad señor A. Garzón!

¡Verdad señora I. Montero!

¡Verdad señor M. Castell!

¡Verdad señora Y. Díaz!

¡Verdad señora I. Belarra!

¿Quién de ustedes se libra de intervenciones o frases hirientes e insultantes para los oídos y para la inteligencia de una gran parte de los españoles?

Y para finalizar, tan solo una breve pincelada sobre alguna ministra y algún ministro entrante, que se puede estimar ‘preocupante’…

Pilar Llop -recién nombrada Ministra de Justicia y ex presidenta del Senado, permitió prometer el cargo de Senadores a dos políticos catalanes

-genérico- hablando en catalán y haciéndolo con la fórmula: “Por la liberación de los ‘presos políticos’ y la vuelta de los exiliados”, añadiendo que lo hacían ‘por imperativo legal’.

Validando esa ‘promesa’ la entonces Presidenta del Senado -Pilar Llop- dijo textualmente:

“Habiendo acatado la Constitución será investida/o de la plena condición de Senador o Senadora”

¿Me quiere explicar, Señora ministra de Justicia, si este tipo de juramento implica o lleva implícito acatar la Constitución?

¿Es lícito que lo hagan en una  lengua que no es la oficial del Estado español?

Ya se lo digo yo… NO

Cometió una grave ilegalidad otorgándoles, tras esta estúpida ‘pantomima’ de promesa o juramento, que a todos los efectos es lo mismo, el cargo de Excelentísimo/a Senador/a.

¡Vivir para ver!

Claro que si esto no les parece grave quédense con estas otras manifestaciones que hizo sobre la violencia de género:

“Una democracia en la que la mitad de la población vierte violencia sobre la otra mitad no es democracia”

Lo que implica condenar ‘de facto’ a todos los hombres, insinuando que ‘todos’ somos ‘maltratadores’ en potencia, frente a ‘todas’ las mujeres que son las ‘maltratadas’.

Mal nos va a ir en Justicia si termina por cumplirse el dicho… “De aquellos mimbres salen estos cestos”.

Y que me dicen de la nueva mano derecha de Sánchez -Felix Bolaño- sustituto de la Ministra de Presidencia del Gobierno -Calvo-  Ex secretario general de la Presidencia del Gobierno, entra como Ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, habiendo sido:

El mediador para la Exhumación y Traslado de los restos de Francisco Franco.

El interlocutor del pacto con Podemos antes de formar el gobierno de coalición.

El intermediario en la negociación con el PP para el intento de renovación del CGPJ.

Y volviendo al título de este artículo habría que recordar…

“Aunque la mona se vista de seda…”

¡Ah! y permítanme que finalice con una pregunta de rabiosa actualidad dirigida a los ‘socios’ de ultra izquierda y de la izquierda radical…

¿De verdad creen que Cuba no es una Dictadura o es que los cubanos que están saliendo a las calles pidiendo Libertad son todos de ultraderecha?

Y los cientos de presos que está haciendo la policía cubana, por manifestarse pacíficamente…

¿Son ‘presos políticos’ o simplemente ciudadanos que están revelándose contra una dictadura comunista que ya se perpetúa en el tiempo?

Sr. Sánchez, aunque no quiera quedar mal con sus socios de la ultra izquierda republicana atrévase a calificar el régimen cubano como lo que es…

“una Dictadura” y no oculte la verdad diciendo simplemente que “no es una democracia”.

¡Eso se puede interpretar como cobardía interesada!

¿No les parece?

José Manuel García Albarrán

Médico jubilado

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído