OPINIÓN

José Manuel García Albarrán: «Reinventar el idioma o alfabetizar la política»

José Manuel García Albarrán: "Reinventar el idioma o alfabetizar la política"

No cabe duda que entre los múltiples errores, que ha cometido Sánchez desde que salió adelante la moción de censura al gobierno del PP y asumió, primero interinamente y después por elección la presidencia, con los apoyos de comunistas, independentistas, republicanos catalanes, vascos y el misterioso apoyo del ‘de  Cuenca’ sin saber a cambio de qué. Dichos errores debidos sin duda, unos a la incompetencia propia, otros a dejación de funciones, otros a su soberbia y otros a una ‘ignorancia’ que raya con el analfabetismo de parte de su equipo de gobierno ayudado, y de qué manera, por sus ilustrados socios’…

La semana pasada ‘puso la guinda al pastel’ al mantener, en su remodelación ministerial, nada menos que al 100% de los ministros de Unidas Podemos y su adlátere de IU -es decir a 5 de 5- que por su preparación, valía, nivel cultural, experiencia laboral, manejo y dominio del idioma parece ser que, según su criterio, merecen perpetuarse en el cargo.

¿Sorprendente?…  ¡No!

Aunque ya sabemos que todo esto forma parte de la exigencia del ‘gobierno de coacción’ comunista para hacer que se mantenga en pie.

Vergüenza ajena sentimos un gran número de españoles cuando observamos las intervenciones y oímos las sandeces que protagonizan y dicen algunos de estos ‘ministros de circunstancias’ que han llegado a ese relevante puesto, algunos con una ínfima preparación cultural, por necesidades del gobierno socialista de Sánchez, que les necesita más que un ‘yonki’ la droga, porque sin su apoyo  correría el riesgo de tener un síndrome de abstinencia agónico y entrar en coma, todo ello hablando metafórica y políticamente.

Sí señores políticos porque su cargo les puede otorgar algunos derechos, no digo yo que no, pero pueden tener la certeza que a lo que no les da derecho es a hablar mal, a hacer gala de una exigua cultura y a inventarse palabras intentando imponer un nuevo lenguaje que más que ‘inclusivo’ tendrían que llamar ‘exclusivo’ por excluir la cordura y la sensatez gramatical de todo aquel o aquella que lo practique.

Como portada de este artículo he seleccionado una de las cartillas, con las que nuestra generación, las anteriores y las posteriores aprendimos a leer y escribir correctamente desde bien chiquititos -Rayas, Rubio, Paláu, Mi cartilla, Aprendo a leer, etc.- Ahora a juzgar por el ‘nivelazo gramatical’ de algunos políticos, ministros y ministras me gustaría ver como escriben y como leen, ya que si les tenemos que juzgar por como hablan y los vocablos que emplean dudo mucho que pasaran del ‘Catón’ (libro compuesto de frases y períodos cortos y graduados, que se usaba para ejercitar en la lectura a los principiantes)

Creo que para llegar a ser ‘Pater’ o ‘Mater’ de la Patria tendría que exigirse un mínimo nivel cultural y académico no valiendo para ello cualquiera, cuyo único mérito haya sido inscribirse en las juventudes de un partido y significarse por gritar en unas cuantas manifestaciones o portar unas pancartas o ‘haber caído en gracia’ al jefe del partido en cuestión.

Y todo esto viene a cuento, como habrán podido adivinar, por las ‘gloriosas intervenciones’ de determinados ministros y ministras que se han hecho famosas por cambiar tiempos verbales o emplear nuevas e inexistentes ‘palabras’…

Les cito solo tres ejemplos:

Ministro Garzón (IU)

En una intervención televisada dijo: “Hemos ‘proponido’ cambiar leyes”

Yo, al escucharle he ‘suponido’ que quería decir ‘propuesto’… ¿No, Sr. Garzón?

Ministra Irene Montero (UP)

Con su ‘neurosis inclusivista’ y feminista junto con su ‘lío de sexos’, crea su propio lenguaje con el que hace el ridículo más espantoso:

Todos, todas y todes… Niños, niñas y niñes…Unos, unas y unes y otra serie de tonterías lingüísticas indescriptibles y lo que es peor, ‘inexistentes’.

Sospecho que se le darían mejor los números… y lo digo por su trabajo anterior.

¿No Sra. Montero?

Claro que la bomba estaba por llegar porque…

Yolanda Díaz (UP) Ministra de trabajo y Vicepresidenta segunda del Gobierno… dijo en una ‘elocuente’ comparecencia:

“Me gustaría abandonar la carga pesada del concepto ‘Patria’ para tratar sobre el concepto ‘Matria’ …fundamentada en algo que me construye a mi misma que es el diálogo”

¿Alguien entiende algo de ésta extravagante afirmación?

La definición de ‘Patria’ -según la RAE- es la “Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos”.

La ‘Matria’ es un neologismo que no recoge la RAE y por tanto no está legalizado su uso. Es  usado por determinados colectivos feministas que rechazan el régimen patriarcal.

Sra. Ministra, si no le gusta su Patria o no siente ningún nexo de unión con ella, puede abandonarla cuando quiera y buscarse otra que no le suponga ‘una pesada carga’.

En fin, podríamos poner innumerables ejemplos del mal uso del lenguaje y del incorrecto empleo de las palabras por los políticos actuales pero… ‘Como muestra basta un botón’.

Queridos lectores, permítanme que finalice este artículo con una cita atribuida al escritor ruso  Fiódor Dostoyevski (1821-1881)

”La tolerancia llegará a tal nivel que las personas inteligentes tendrán prohibido pensar para no ofender a los imbéciles”

José Manuel García Albarrán

Médico jubilado

20/07/2021

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído