OPINIÓN

Francisco Iglesias Carreño: «De la Infancia Regional en España»

Francisco Iglesias Carreño: "De la Infancia Regional en España"

A veces tomamos, y puede que con las prisas de los sucesivos momentos, algunas referencias foráneas y/o datos pasados, que cuantificadamente los damos, como de pasada, casi restandoles en sí la importancia debida, por estar asumidas y/o superadas en algunos casos, y en otras,por entender que son de uso normal corriente, por plenamente aplicadas en otros contextos, sin tal vez preocuparnos y/o posiblemente ocuparnos de otros ordenamientos o estructuraciones que las mismas pudieran tener, e incluso también, por darlos como visibles y sentidos coetáneos cercanos, ¡y desde siempre!, presenciables en nuestras ambientaciones interactivas.

Tomamos de Wikipedia lo siguiente:

» » «El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef (United Nations International Children’s Emergency Fund) es una agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con sede en Nueva York y que provee ayuda humanitaria y desarrollo a niños y madres en países en desarrollo. Es uno de los miembros y la comisión ejecutiva de la United Nations Development Group» » «.

Tal acuerdo fue tomado en su quincuagésima Reunión Plenaria, en aplicación del Artículo 55 -.- del Capítulo IX-.- de la Carta de la ONU, desde la resolución del Consejo Económico y Social (en su tercera reunión), donde, después de un efecto preambular, e incluyendo nuestra propia parcelación, se nos indica:

“…la Organización promoverá:
-.- niveles de vida más elevados, trabajo permanente para todos, y condiciones de progreso y desarrollo económico y social;
-.- la solución de problemas internacionales de carácter económico, social y sanitario, y de otros problemas conexos; y la cooperación internacional en el orden cultural y educativo; y
-.- el respeto universal a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión, y la efectividad de tales derechos y libertades.”
En el 1.-.- se significan las interrelaciones sobre calidad de vida. En el 2.-.- se da paso a consideraciones educativas, sanitarias y vertientes socioeconómicas.En el 3.-.- se habla de los derechos humanos y de las libertades de las personas.
Esta descripción general, que entendemos como muy importante, encierra en sí misma , y a pesar de su escueta y precisa formulación-.- en la versión tomada del `medio en la red informativa´ consultado, el arranque de la toma en consideración -.- a nivel de una organización como la ONU -.-, de lo que se podría estimar, desde nuestra consideración, como asunción de los “valores morales y de los comportamientos éticos” a nivel del mundo de la infancia, o sea de los conciudadanos de menos edad y con mayor posible grado de vulnerabilidad.

Se fundó UNICEF el miércoles 11-12-1946, precisión qué hacemos notar, al ser delantera de la fecha del viernes 10-12-1948, sobremanera con la del miércoles 29-11-1959 y aún mayor con la del lunes 20-11-1989.

Tenemos pues que:
[1º] con 730 días de antelación «se protege a la infancia universal», antes de emitir, universal y proclamadamente, la «Declaración Universal de los Derechos Humanos»;
[2º] con 4.727 días se hace lo propio sobre la “Declaración de los Derechos del Niño”;
[3º] con 15.685 días igualmente sobre la “Convención de los Derechos del Niño”,

Haciendo por ello, ¡y con ello!, en lo que aquí estimamos y consideramos, decidido camino pionero sobre la atención a la infancia.

Es cierto que tenemos una primera fase, por así decirlo, y en atención a su encuadramiento, entre 1946 y 1953 (donde la ONU efectúa ya un mandato permanente sobre UNICEF), pasando posteriormente a conectar/interpretar/proyectar en 1959 (abriendo la apertura inicial) con los “Derechos del Niño”, para después ya en 1979 (establecer un marco expositivo) por el acuerdo con el “Año Internacional del Niño” y en 1989 (redundando las intenciones) con la “Convención sobre los Derechos del Niño”.

Tal acción internacional de protección a la infancia, que va “in crescendo”, desde nuestra observación particularizada, tiene posibles lecturas varias. A saber:

1°) En ambientación universal.
2°) En ambientación demarcada.

Con la primera, es claro que nos extendemos a todos los lugares del mundo y con la segunda decimos que, de la ya umbral acción general sobre la infancia, ¡y adscribiendola situacionalmente!, también está (¡debe estar!) en esos otros respectivos entornos, de dimensionalidad más acomodaticia y cercana, y es igualmente aplicable.

Si con el 1º) hacemos una aproximación general del foco a nivel universal, es claro que con el 2º) lo instruimos en la dimensionalidad de la ambientación concreta demarcada. Y ya, en seguimiento de la instrucción de la ONU, aunque hay otros precedentes {privados y/o públicos más específicos que también deben ser deben ser tenidos muy en cuenta}, ilamos en nuestro derredor, entre unos y otros, con una apoyatura un tanto amplia y hasta colegiada, desde el año 1946.

De aquí, y desde nuestra estimación particularizada, de la alta importancia que supone lo de ubicar, tanto específica como aclarativamente, los entornos de convivencia próximos a cada ser humano ( sea tanto de la infancia y de la juventud o de la madurez de su existencia), y de hacerlo en atención por:

1°) Su condición de singularidad.
2°) Su condición de grupalidad.

Es por ello, ¡y con ello!, que debemos ser, en nuestra disposición, fidedignamente cuidadosos en los análisis de `nuestros entornos convivenciales de proximidad´ (municipios, comarcas, provincias y regiones), detallandolos a ser posible a la hora de encuadrar, significada y contextualmente, y a la mayor y mejor completitud, todos y cada uno de los posibles y/o seguros aconteceres.

En atención a lo ya precedente, y en salvedad de otras aportaciones sobrevenidas -.- tanto de otros autores como propias -.- que sean más concluyentes, efectuamos los siguientes considerandos:2

([1°]) En tal fecha del 11-12-1946, el Estado Español, de la España Nación, tenía quince regiones.
A saber:
[1°] Andalucía (87.278 km2)-.- con 8 provincias -.-; [2°] Aragón (47.668 km2); -.- con 3 provincias -.-; [3°] Asturias (10.565 km2); -.- con 1 provincia -.-; [4°] Baleares (5.014 km2); -.- con 1 provincias-.-; [5°] Canarias (7.273 km2); -.- con 2 provincias-.-; [6°] Castilla La Nueva (72.363 km2); -.- con 5 provincias-.-; [7°] Castilla La Vieja (66.107 km2); -.- con 8 provincias-.-; [8°] Cataluña (31.930 km2);-.- con 4 provincias-.-; [9°] Extremadura (41.602 km2); -.- con 2 provincias-.-; [10°] Galicia (29.434 km2); -.- con 4 provincias-.-; [11°] Reino Leonés (38.363 km2); -.- con 3 provincias-.-; [12°] Reino Murciano (26.175 km2); -.- con 2 provincias-.-; [13°] Navarra (10.421 km2); -.- con 1 provincias-.-; [14°] Reino Valenciano (23,305 km2); -.- con 3 provincias-.-; [15°] País Vasco (7.261 km2).-.- con 3 provincias-.-.

En la fecha del 10-12-1948 esta estructura territorializada,¡ y oficial!, del Estado Español se mantiene vigente, pero entonces, y por simple indicación, debemos situar ya todas las intenciones de la Declaración Universal de los Derechos Humanos,y entre ellas lo que señala al principio, cuando dice:”Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”, por tanto sin excluir a nadie de la familia humana.

En el Artículo 15-1 se nos dice: 1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad. En el Estado Español, todas las quince regiones españolas se constitucionalizan por la CE´1931 y sus ciudadanos regionales son reconocidos constitucionalmente como tales, llevando aparejadamente, junto a su siempre nacionalidad española, la situacional regionalidad a la que, incluso desde el punto de vista electoral (Véase la Ley 14 de 1933) están adscritos y, por ende, transmiten a sus descendientes.

Los niños españoles, todos ellos, y a la altura de la fecha del 11-12-1946, claro está que seguían siendo niños españoles, pero también, e igualmente, niños de sus respectivas regiones españolas(¡en todas y cada una de las quince regiones españolas!) y eso al solo objeto y consideración,entre otras concomitancias posibles, de la conformación,¡ y a plenitud!, de su personalidad.

([2°]) En tal fecha del 11-12-1946, los Pueblos Regionales de España ( y con la estimación de la aproximación del censo del año 1950), ue tienen una composición poblacional, son:

[1°] Andalúz, con una población de 5.605.857 miembros; [2°] Aragonés con una población de 1.094.002 miembros; [3°] Asturiano con una población de 888.149 miembros; [4°] Balear con una población de 422.089 miembros; [5°] Canario con una población de 793.328 miembros; [6°] Castellanonuevo con una población de 3.561.809 miembros; [7°] Castellanoviejo con una población de 2.226.463 miembros; [8°] Catalán con una población de 3.240.313 miembros; [9°] Extremeño con una población de 1.364.827 miembros; [10°] Gallego con una población de 2.604.200 miembros; [11°] Leonés con una población de 1.272.627 miembros; [12°] Murciano con una población de 1.153.821 miembros; [13°] Navarro con una población de 382.932 miembros; [14°] Valenciano con una población de 2.307.068 miembros; [15°] Vasco con una población de 1.061.240 miembros.

Perteneciendo a tal y tan concreto y denso grupo de todos los Pueblos Regionales Españoles incardinados en sus respectivas regiones españolas del Estado Español de la España Nación.

Tal situación se producía, en nuestra consideración y observancia, dentro de una amplia y similar analogía regional española, sujeta a `las muy parecidas condiciones ambientales de contorno´ del momento integral (social, económico, religioso, antropológico, militar y político.) del año 1946.
Todos los niños españoles están en la implicada relación de sus correspondientes Pueblos Regionales Españoles tanto en el año 1946 como en el año 1948, en todo y para todo lo concerniente a su plena personalidad.

([3°]) En tal fecha del 11-12-1946 , las situaciones territoriales de todas y cada una de las quince regiones españolas se articulaban internamente en sus correspondientes comarcas naturales.

La vida comarcal era activa e interaccionada por sus habitantes correspondientes e impregnaba todos los niños de su ámbito y ello también se elongo a 1948.

([4°]) En tal fecha del 11-12-1946, los gentilicios regionales, como identificadores nominales completos y globales, de los habitantes de cada Pueblo Regional Español -.- y en toda España-.-, se utilizaban en las quince regiones y trascendía a sus respectivas sagas emigrantes. Tal situación se adscribe igualmente a la DEUDDHH de 1948 y de ellas participaban los niños de cada una de las quince regiones españolas.

([5°]) En tal fecha del 11-12-1946, en las escuelas de toda España, en todas y cada una de sus equipotenciales quince regiones, se enseñaba, y junto a otros saberes, las identificaciones regionales de sus respectivos Pueblos Regionales, la perimetración de todas y cada una de las quince regiones españolas y la respectiva composición provincializada de todas ellas. Además de dar información/formación sobre los rasgos antropológicos generales de cada una de las mismas. Situación que prosiguió en 1948. Los niños españoles sabían tanto de qué región eran como cuáles eran las demás regiones.

([6°]) En tal fecha del 11-12-1946, y por investigadores y estudiosos profesionales de la antropología, el folklore de las quince regiones españolas era objeto de análisis, estudios y cercano seguimiento de trabajos de campo.

Teniéndose en las escuelas y otros centros educativos, donde se impartía información/formación, una cierta noción sobre los rasgos antropológicos generales de cada una de las quince regiones españolas. Existiendo publicaciones y trabajos que así lo documentan.

([7°]) En tal fecha del 11-12-1946, los niños de todas y cada una de las quince regiones españolas, eran imbuidos, tanto directa como indirectamente, y hasta por la exteriorización del ambiente social regional respectivo, de su propia significación regional identificativa. Tal situación se mantuvo en el año 1948.

Tales niños regionales pertenecían a familias regionales y estaban incluidos en las sagas familiares de las mismas, en sus quince manifestaciones regionales españolas.

En tal fecha, de la fundación de UNICEF {la del 11-12-1946}, se tomó pues, a todos y cada uno de los niños de toda España, también como niños regionales de sus ciertas y específicas regiones. Situación que se mantuvo en 1948.

El régimen/sistema/dictadura del ciudadano español Franco Bahamonde Salgado Araujo y Pardo de Andrade (D. Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo), mantuvo los gentilicios regionales a todos los niños de todas las quince regiones españolas, desde el año 1946 (cuando ya se funda UNICEF) hasta el año 1975 (en que tal situación política concluye).

Durante los años de `la (in)transición política´, al acceder al trono del Reino de España, el ciudadano español De Borbón y Borbón-Dos Sicilias Battenberg y Orleans (D. Juan Carlos Alfonso Víctor María), con el nombre denominativo, proclamado por las Cortes Españolas, de S. M. “El Rey Juan Carlos I de España”, se mantuvieron igualmente, ¡al completo!, los gentilicios regionales a todos los niños en todas y cada una de las quince regiones españolas del Estado Español de la España Nación.

El la fecha del 6-12-1978, cuando acontece, ¡de forma democrática!, la Libre Expresión de la Voluntad Soberana de la Nación Española, en el Referéndum Constitucional (que es votado afirmativamente por 15.706.078 conciudadanos españoles), y desde nuestra opinión y sostenido criterio, todos y cada uno de los quince gentilicios regionales españoles permanecen y siguen asignados al espacio perimetrado de sus respectivas quince regiones españolas.

El desarrollo de la plena personalidad de los niños, que defiende UNICEF, se logra, en nuestra consideración singular y concreta opinión, desde el mantenimiento de su identidad completa (nacional y regional) que es acorde, y en herencia antropológica, con la de sus padres, abuelos, …y, por ende, está asociada a su saga familiar comunitaria a la que históricamente pertenecen..

Nuestros niños de aquí, de todo el Estado Español de la España Nación, forman parte de sus quince bi-constitucionales regiones españolas, y no solo son, con serlo igualmente, niños universales de la atención de la organización de la ONU/UNICEF, también niños, ¡y en todo momento niños!, donde los valores morales y los comportamientos éticos, de tan global organismo, se vean plasmados realmente, administrativamente cumplidos y proyectados socialmente.

Al final de todo, puede que en conjunto, y también aquí en la constitucional España Nación integrada por sus quince regiones (del 6-12-1978), la situación se reduzca a lo establecido en el punto primero de la Declaración de Ginebra de 26-12-1924 (el acuerdo de 11-12-1946 es su fedatario), que dice: “El niño debe ser puesto en condiciones de desarrollarse normalmente desde el punto de vista material y espiritual”.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído