Las víctimas del terrorismo solicitan por burofax protección en Mondragón y el Ministerio ni les contesta

La indignidad no tiene límites: Marlaska no contesta, Sánchez pastelea y Parot se ríe

Los proetarras de Bildu, socios del Gobierno PSOE-Podemos, pactan con el socialista Sánchez dividir la marcha de homenaje al asesino Parot para evitarle un nuevo desgaste

La indignidad no tiene límites: Marlaska no contesta, Sánchez pastelea y Parot se ríe
ETA, Sánchez, Marlaska y Parot. PD

Todavía pueden caer más bajo, porque la indignidad no tiene límites.

Ante la petición del presidente de Voces contra el Terrorismo y diputado de Vox, Francisco José Alcaraz, para que el Ministerio del Interior garantizara la seguridad de las víctimas que este 18 de septiembre de 2021 estarán en Mondragón para protestar por los actos de homenaje al asesino Henri Parot, el departamento de Grande-Marlaska no se ha molestado ni en contestar al burofax enviado para solicitar oficialmente protección.

La respuesta del Ministerio del Interior ha sido ninguna, un intolerable desprecio a quienes son referentes morales.

¿Será porque Alcaraz es miembro de Vox y eso para Marlaska es motivo más que suficiente para no dedicarle un segundo de su tiempo?

¿Es que para Marlaska ser víctima del terrorismo y de Vox es incompatible?

Marlaska, quién te ha visto y quién te ve, aunque se entiende esa deriva a la vista de lo que marca, ordena y necesita su jefe Pedro Sánchez.

El imprevisto cambio de planes de la plataforma Sare -controlada por el partido proetarra Bildu-, que había convocado la marcha en Mondragón por el multiasesino etarra Parot para después rectificar y cambiar la convocatoria para dividir el acto entre distintas ciudades y horas se debió a la mediación del Gobierno Sánchez, preocupado por la negativa repercusión que para el Ejecutivo tendría la exaltación de un criminal etarra.

El PP y Vox habían anunciado su presencia para defender a las víctimas en la misma localidad.

La Moncloa se movilizó para poner en valor el pacto entre Bildu y el PSOE y evitar a Sánchez un nuevo foco de desgaste electoral.

Es decir, lo que le importaba a Sánchez no era la indignidad del acto de homenaje a un etarra, ni el agravio que eso significaba para las  víctimas del terrorismo.

Lo que le preocupaba es que la derecha denunciara que los socios de Sánchez estaban detrás, como así es, de ese acto de exaltación terrorista.

Sare es una plataforma totalmente cercana y controlada por Bildu. Y Bildu necesita la continuidad de Sánchez en La Moncloa.

El cambio de formato es solo un repliegue táctico, una impostura teatral, y hoy los simpatizantes de este criminal se manifestarán con el cínico mensaje: «No a la cadena perpetua. Derechos humanos, convivencia y resolución».

El cambio de planes fue por iniciativa de La Moncloa, lo que pone de manifiesto la extremada fluidez de las relaciones entre el Gobierno y los proetarras de Bildu.

Tanto que la recomendación del Ejecutivo ha dado sus frutos: el homenaje previsto al asesino Henri Parot se enmascarará bajo la apariencia de numerosas concentraciones en contra de la prisión permanente revisable.

Una estratagema forzada por la necesidad de Sánchez de que no se le abran nueves frentes.

Una llamada ha bastado para que los herederos políticos de ETA atendieran la petición de La Moncloa.

Los puentes del Gobierno con Bildu son tan sólidos como miserables.

Te puede interesar

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído