OPINIÓN

Rafael López Charques: «Trastienda»

Rafael López Charques: "Trastienda"

Cuando hablamos de la trastienda de las personas nos referimos coloquialmente a lo que verdaderamente hay detrás de sus palabras o de sus actos, es decir aludimos a la astucia o disimulo con que hablan o actúan.

Si aplicamos lo dicho a muchos de nuestros políticos, y ya no digamos a altos cargos e integrantes de eso que dicen es nuestro gobierno, tendríamos que hablar no de trastienda, sino de tras almacén, pues la primera les queda pequeña.

En consecuencia nos hemos vuelto muy desconfiados, creemos que con toda razón. Ante cualquier manifestación o suceso, no digamos si de por si es extraño, nos preguntamos que hay verdaderamente detrás.

Días pasados ha ocurrido algo que hizo correr mucha tinta en la prensa, pero que parece ya olvidado, y eso que pudo ser el tanteo de una posible maniobra futura, que traería graves problemas para el país.

Nos referimos a la detención en una ciudad italiana, del cabecilla de los independentistas catalanes fugado. Deja su cómodo exilio y acude a un acto donde él sabe muy bien que pueden detenerle, como así ocurrió, aunque a las pocas horas lo soltaron bajo compromiso de acudir a un tribunal cuando lo citen. Esto es lo que sabemos, pero ¿qué hay verdaderamente detrás de todo ello?

Como eso de “piensa mal y acertarás” tiene mucho de razón, nosotros vamos a aventurar una hipótesis que quizás nos dé luz sobre una posible maniobra, sobre la trastienda de los hechos.

Últimamente el partido del fugado, aun conservando mucha fuerza, ha perdido empuje ante otro también separatista. No obstante, es indudable que si esa persona vuelve a estar en nuestro país, en su comunidad lo exaltarían como a un héroe, sería un mártir por la misma, y su partido se recuperaría.

Supongamos ahora que todo ha sido una maniobra de tanteo del citado, pues se ha dado cuenta que el que esté en el exilio es muy cómodo para facciones separatistas distintas de la suya, que se aprovechan de su nombre, pero no les estorba.

Si vuelve a estar en nuestro país, por una causa u otra, pasaría unos días en ese hotel de lujo llamado cárcel de LLedoners, así descansaría del viaje, y después lo soltarían sin lugar a dudas. Si contra viento y marea han indultado a sus subalternos, no pueden hacer menos con él. Además todos los separatistas se lo exigirán a “cum fraude”, a sabiendas que éste accederá, pues es consciente que de lo contrario perdería su sillón, y eso para él es impensable.

El fugado, que tonto no es, sabe que le conviene volver para no perder protagonismo, (los mártires lejanos son sobre todo esto último) y para que su partido recobre el status que tenía hace un tiempo dentro del independentismo y que en parte, como hemos dicho, ha perdido. Quizás pase unos días entre rejas, pero en olor de multitudes, y cuando salga sabe que tiene vía libre para actuar como quiera.

En consecuencia apuntamos la hipótesis de que todo haya sido una maniobra para tratar de intuir lo que podría pasar.

¿Y nuestro país? Pues que aguante. Si viene uno que quiere destruirlo, que venga.
Nosotros estamos muy ocupados en considerar positivo en el expediente de los etarras, con vistas a cambios en su régimen penitenciario, el “acudir al gimnasio”, “jugar a las palas” o “correr por el patio”. No importa que la Universidad de Oxford nos considere uno de los países más perjudicados por la pandemia, y el segundo en la disminución de la esperanza de vida. Todo se solucionará en cuanto los morados logren en Navarra un periódico público que reclaman, pagado con los impuestos, que según aseguran será total y absolutamente neutral, aunque eso no se lo creen ni ellos.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído