"Sánchez gobierna entre la inestabilidad y las concesiones a los enemigos de la Constitución"

Raúl del Pozo denuncia el despotismo de un Sánchez empeñado solo en salvar su poltrona

"Practica sin ningún complejo la insolencia del presidencialismo, abusando de los decretos ley. Le estorban los jueces y los controles"

Raúl del Pozo denuncia el despotismo de un Sánchez empeñado solo en salvar su poltrona
Raúl del Pozo y Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez es noticia a diario…y no precisamente para bien.

El presidente del Gobierno apenas sale de Málaga y ya está metido de hoz y coz en Malagón.

Y es que, tal y como señala este 13 de mayo de 2022 en su tribuna en El Mundo el insigne Raúl del Pozo, hasta alguien tan moderado como Alberto Núñez Feijóo ya está harto de las bravatas del inquilino de La Moncloa:

Ahora trata al presidente del Gobierno como a un pelele. Dice que Pedro Sánchez es una caricatura, que «es la cabeza del peor Gobierno de la democracia».

Considera el periodista que el líder socialista ha provocado, con sus pésimas decisiones, que vuelva la crispación y que esta no solo está instalada en la oposición, sino en toda la sociedad:

La crispación, que se había sosegado, vuelve. Los ataques al Ejecutivo no vienen solo de la oposición, cuyo papel consiste en echar al Gobierno de turno. Últimamente, Pedro Sánchez provoca un rechazo progresivo, que aún no sabemos si se traducirá en votos. Lo comprobaremos en las próximas elecciones andaluzas. Anteayer le insultaron y abuchearon en la Feria del Vino de Ciudad Real. La indignación popular aumenta después de los últimos sucesos de espionaje.

Reconoce Del Pozo que es algo consustancial al cargo de presidente del Gobierno el sufrir el descontento de los partidos contrarios y de los propios ciudadanos:

Los políticos suscitan odio. A veces, sin fundamento, pero en todo caso tienen que evitar que se les odie con razón. A Adolfo Suárez lo trataron como a un traidor, incluso los de su propio partido, aunque cambió para bien la historia de España. A Felipe González, siendo presidente, le llamaron chorizo y ladrón los estudiantes de la Autónoma. A Aznar le insultaron cuando el no a la guerra. A Zapatero le silbaban en los desfiles. A Mariano Rajoy lo abofetearon en Pontevedra.

Pero esgrime un detalle contundente, que Sánchez se lleva la palma a la hora de provocar las críticas y las palabras altisonantes de los españoles:

A pesar de que todos han sido abucheados e insultados, el que más odio acumula es Pedro Sánchez. Cada vez lo despellejan más. En el Congreso empiezan a tratarle como a un muñeco de paja. Le acusan de degradar la democracia y de destruir servidores públicos para contentar a los separatistas. Edmundo Bal le dijo: «Un día mirará para atrás y estará solo y verá la senda de destrucción y de cadáveres que ha dejado a su paso, muchos de su propio partido».

Y denuncia que el mandatario del PSOE está llevando a España a una situación límite por querer perpetuarse en la poltrona:

Esto cada vez se acerca más al despotismo. Sánchez gobierna entre la inestabilidad y las concesiones a los enemigos de la Constitución. Va a lo suyo. Practica sin ningún complejo la insolencia del presidencialismo, abusando de los decretos ley. Le estorban los jueces y los controles. Se empeña en que prevalezca la autoridad del Ejecutivo sobre la libertad de las Cámaras y cada día se entrega con más servidumbre, para seguir mandando, a los que, por su parte, le chantajean, cada vez, con más descaro.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído