OPINIÓN

Rafael López Charques: «A río revuelto»

Rafael López Charques: "A río revuelto"

Ya saben ustedes que “a río revuelto ganancia de pescadores” es un viejo dicho, uno de esos que encierran años de sabiduría popular, aunque haya personas y más en esta época, en que pretenden imponernos grandes cambios mentales, que los consideren comentarios pueblerinos propios de gentes ignorantes o de muy pocas luces.

Nosotros opinamos que simplemente es la expresión coloquial de una gran verdad. Tanto es así que creemos nos dice lo que está pasando desde hace tiempo en nuestro país. Solo esperamos, por el bien de todos, que en el cauce de ese río no haya una catarata que nos conduzca al abismo, aunque dadas las circunstancias cualquier cosa puede acontecer.

Ese río al que llamaremos España, con todo nuestro respeto a nuestra patria, lo vemos muy revuelto, desde cualquier orilla que lo miremos. Lo peor es que quienes deberían poner muros de contención para evitar una posible catástrofe, se limitan a sentarse en un altozano y contemplar cómodamente el panorama.
Efectivamente somos un río revuelto en todos los aspectos, y consecuentemente hay ganancia para los pescadores.

Está revuelta la vida política, como hace muchos años que no lo estaba, especialmente por las acciones de unos, que para más inri nos dicen todos los días lo contrario, tratando de convencernos de que todos los males son figuraciones nuestras, que bajo su mandato el país va adelante, aunque no nos dicen a qué distancia estamos ya de las cataratas.

Los colorados y su comandante en jefe se han llevado un batacazo descomunal en as alecciones andaluzas, seguramente debido a la ingratitud de los votantes.

Lo chocante es que tres días después bajan el IVA de la luz, cosa que todo el país llevaba reclamando hace tiempo, y hasta ese momento era imposible. La bajada ha sido una miseria, pero “algo es algo, dijo un calvo al encontrarse un peine si púas” (perdónennos los calvos).

Los carburantes y el gas siguen por las nubes, pero como a muchos de quienes depende el asunto se los pagamos nosotros, da igual. Quizás hagan suyo lo que le dijeron en el régimen anterior a un prestigioso catedrático de Econometría cuando propuso unas reformas “eso es demasiado progreso”.

¿Quiénes son los pescadores? No hay dudas, la izquierda y extrema izquierda, los separatistas, los herederos de terroristas asesinos. En honor a la verdad, hay que reconocerles que saben pescar bien, conocen el río a la perfección. Solo tenemos que comprobar que logran del gobierno títere todo lo que quieren. Hasta parece ser que hay asociaciones catalanas teóricamente culturales que reciben subvenciones del Estado, pero que todo el mundo sabe que son entramados separatistas.

Como los pescadores lo piden, y “cum fraude” no tiene nada más importante que hacer (si alguien no puede llegar a final de mes es su problema particular), va a retomar el asunto de la Ley de La Memoria Democrática, y también la exhumación de los restos del Valle de los Caídos; menos mal que con lo último dará trabajo a mucha gente que está en el paro.

¿Y quién es el pescado? No creemos que haga falta decirlo, con unas simples indicaciones llegará. Es un conocido por todos, y estamos cansados de que aparezca en fotos y en la tele, para hablar y no decir nada. Ello que explica que no tenga tiempo para arreglar el país. Está pescado y bien pescado, y sus pescadores saben muy bien que lo tienen atrapado en varias redes, por lo que solo tienen que tirar de ellas y el claudicará y obedecerá, pues ante todo es figurar y el sillón.

¿Saben a quién nos referimos?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído