"El Rey de España, como buen militar, desprecia a los traidores"

Ussía aplaude el soberano gesto de Felipe VI que pone a rabiar a Podemos y separatistas

"Se han enfadado con el Rey los homínidos de siempre. Iglesias, la Belarra, los separatistas y, muy probablemente, Pilar Rahola y su sobrina Neus"

Alfonso Ussía y Felipe VI.
Alfonso Ussía y Felipe VI.

Era de esperar.

Siendo un monárquico de pro el escritor Alfonso Ussía, resultaba imposible otra cosa que no fuera una salva de aplausos al gesto de Felipe VI cuando dejó con un palmo de narices al exguerrillero colombiano Gustavo Petro con su intento de humillar a España.

En su artículo en El Debate de este 10 de agosto de 2022, deja bien a las claras su admiración por el monarca:

El Rey, cojonudo.

Recuerda quién era Simón Bolívar y por qué Felipe VI se quedó inmóvil en su silla:

El paseíto de la presumible espada de Simón Bolívar no estaba previsto en el programa. Simón Bolívar no fue sólo un asesino inmisericorde. Fue un traidor a España. Y el Rey de España no puede incorporarse al paso de la espada de un traidor a España. Por otra parte, hay más espadas originales de Simón Bolívar que bacalaos en Terranova.

Ussía se sirve de Ramón Pérez-Maura para detallar la historia de la espada de marras:

Esa espada de Bolívar fue robada en 1974 por el grupo terrorista al que perteneció el presidente entrante. Y llegó a manos de Fidel Castro, que se la entregó al jefe del M-19 Antonio Navarro Wolf, el cual se la devolvió al entonces presidente de Colombia, César Gaviria. De no existir dudas sobre su originalidad, Fidel Castro no habría procedido a su obsequio. Y también hay espadas originales del sanguinario traidor en Venezuela.

Aprovecha para burlarse de los seguidores de Bolívar:

Los partidarios del criollo tendrían que haber aprendido de los vendedores de «banderillas con sangre de toro» que vendían como rosquillas a los turistas cuando finalizaban las corridas. Se lidiaban seis toros, se ponían 18 pares de banderillas, y se vendían doscientas parejas de garapullos y rehiletes con pintura roja de sangre de toro en sus puntas. Propongo a Petro que instale una cadena de tiendas de «souvenirs» en las que se ofrezcan «espadas originales de Simón Bolívar». Se puede forrar más que con la cocaína.

Al columnista le resulta divertida la reacción de los de siempre, podemitas y separatistas, con el gesto de Felipe VI:

Se han enfadado con el Rey los homínidos de siempre. Iglesias, la Belarra, los separatistas y, muy probablemente, Pilar Rahola y su sobrina Neus. Pasó la espada atribuida a Bolívar ante la tribuna de autoridades y el Rey se mantuvo sentado. El Rey de España, como buen militar, desprecia a los traidores. Y un Rey de España no puede incorporarse con respeto al paso de un cachivache que presumiblemente perteneció a un traidor. El Rey representaba a España, y España se mantuvo con su trasero sobre la silla. Estoy seguro de que, en Abu Dabi, el Rey alejado también ovacionó a su hijo.

Precisa Ussía que el monarca ha vuelto a poner de acuerdo a la gran mayoría de los españoles:

Con sólo un gesto, el Rey Felipe VI ha vuelto a poner de acuerdo a todos los españoles que se sienten orgullosos de serlo, y que, aunque silenciosos, somos abrumadora mayoría. Un objeto no es una bandera. Y menos aún si el objeto en cuestión está sujeto a toda suerte de interpretaciones en lo que respecta a su valor original.  Bravo por el Rey.

Te puede interesar

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído