OPINIÓN

Manuel del Rosal: «Este gobierno de marcas negras nos recomienda comer marcas blancas»

Manuel del Rosal: "Este gobierno de marcas negras nos recomienda comer marcas blancas"

Harto de comer Sopinstan y huevos fritos de marcas blancas, aprovecho que de la paga extraordinaria me han quedado unos euros y me he dirigido al supermercado para comprarme un filete y un trozo de merluza. Salgo del supermercado sin el filete ni la merluza debido a que sus precios superan en mucho el puñadito de euros que me ha sobrado de la extraordinaria tras pagar los débitos atrasados. Así que no tengo más remedio que volver al sobrecito de sopa y a los huevos de marca blanca de la categoría S.
Dicen desde el gobierno que la inflación ha bajado, les ruego me lo expliquen. Desconozco como procede el INE para establecer la inflación que nos atenaza, pero puedo asegurar que para establecerla no se han molestado en darse una vuelta por los supermercados. Para remediarlo este gobierno de marcas negras nos recomienda comer de marcas blancas.

Las prioridades de este gobierno Coca Cola de marketing y publicidad consisten en bombardear inmisericordemente a los ciudadanos con anuncios, eslóganes y promesas y en poner a Feijóo de chupa de dómine. Cuando en los momentos que corren un gobierno sensato y preocupado por el bienestar de los ciudadanos que gobierna se debería preocupar por la vida cotidiana de sus gobernados con sus problemas, se preocupa tan solo de lanzar fuegos artificiales coloreados, gastar pólvora en salvas, mostrar talante, proceso de paz, convivencia (según ellos) diálogo ( a lo que ellos llaman diálogo) aborto, el sí es si, ley de memoria histórica, papeles para todos, igualdad (lo que ellos entienden por igualdad), tolerancia, mostrar sonrisas sempiternas etc. al tiempo que se pone y pone a España de rodillas ante los que le sostienen con su voto comprado y vendido, es que es un gobierno fake, un gobierno inoperante, un gobierno banal, un gobierno de perdularios, un gobierno de marcas negras al frente del cual está un señor al que solo le preocupa mantenerse en el poder el mayor tiempo posible. Y así estamos: con sopas de Sopinstant y huevos fritos del tamaño S en la comida y achicoria y margarina en el pan de marcas blancas por la noche, para amanecer a la mañana siguiente ateridos de frío porque no podemos hacer frente al gasto energético y desayunando unas madalenas de marca blanca con un vaso de leche de marca blanca mientras los inútiles ministros y el inútil narcisista presidente Sánchez comen en restaurantes que no son precisamente de marca blanca; eso sí nos aconsejan que comer (marcas blancas) y como comerlo, que hacer para calentar la casa y cómo hacerlo con sueldos y pensiones que no alcanzan la carrera del IPC. Pero los ciudadanos no queremos consejos, queremos que este gobierno de Coca Cola nos proporcione las condiciones para que podamos calentarnos debidamente y para que podamos alimentarnos sin tener que acudir a los Sopinstant Gallina Blanca y a los huevos de tamaño S que es el tamaño más pequeño de los huevos y, al menos en ocasiones, podamos completar nuestra ingesta con unas humildes rodajas de mortadela, porque el menú de los nuevos españoles del “progreso” social comunista se asemeja en todo, pero en versión empaquetada, a aquellos guisos de patatas viudas para el mediodía y achicoria con unas gotas de leche en polvo acompañada de un trozo de pan duro mojado en aceite para la cena.

Me encamino a casa con la compra hecha y mi frustración de la carne y el pescado: una cajita con tres sobres de Sopinstan, media docena de huevos tamaño S, una barrita de pan y una lata de cerveza de marca blanca; no hay para más. Tras prepárame la sopita, freírme los huevos en aceite de girasol de marca blanca, acompañar con la barrita de pan y la cervecita, me siento frente al televisor. ¡Vaya por Dios! un programa sobre cómo preparar un buen pavo relleno, unos buenos entrantes y un segundo a base de lubina salvaje; el vino tinto un Rivera del Duero reserva y el blanco un verdejo de Rueda también reserva; de postre dulces variados de Navidad. Miro a la pantalla y miro a mi mesa y no puedo dejar de pensar que no se puede ser más h..o de p..a para poner ante los ojos de los ciudadanos de marca blanca semejante menú de lujo.

He comido de marcas blancas como nos recomienda este gobierno de marca negra y me temo que, tras esta comida, mi estómago, al igual que todos los días, se quede en blanco.

MAROGA

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído