Ateos en bus

Amparo Tos Boix
Valencia

Tal vez lo único que pretendan los promotores de la campaña atea en el bus de Barcelona sea que se hable de ellos. Hay situaciones –chuscas como ésta- en las que se suele recomendar el silencio por respuesta. No sé si es lo mejor o no; no obstante, me siento inclinada a dar mi opinión, la opinión de una cristiana “de a pie”, aunque también cojo el bus; quiero decir que es mi opinión la de una creyente en Dios que no tiene más estudios que los recibidos en casa –que son muchos- y algo más, gracias a las personas que Dios ha puesto en mi camino.
Según yo lo veo, la existencia de Dios se conoce, aparte de la observación de la Creación, básicamente por la Fe.

Es lógico que quien no tiene Fe tenga dudas sobre la existencia de Dios. Ahora bien, la existencia del demonio está más que demostrada contemplando cada día lo que nos rodea y quiénes lo promueven. Por tanto, si la existencia del demonio es evidente también lo es la de Dios. Pienso también que se podría agradecer a “los de la campaña” el efecto “vacuna” que puede producir en muchos creyentes adormilados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído