La desesperación llegó con Telefónica

Ana Veiga Barcia
Cardedeu (Barcelona)

Un año se dice pronto cuando no eres tú al que le toca esperar, esperar y desesperar. En mayo del año pasado me compré un piso en Cardedeu, en una zona urbanizada, habitada y con todos los servicios. Al edificio de cuatro vecinos sólo le faltaba poner en marcha el ascensor y para ello necesitábamos disponer de línea telefónica. Dado que TELEFONICA, S.A. sigue teniendo el monopolio, en este sentido, el constructor solicitó el alta de línea para la comunidad y en agosto yo la solicité para uso particular en mi vivienda.

Lo que debería haber sido un mero trámite se ha convertido en una odisea. TELEFONICA, S.A. sigue sin ponernos la línea y lo que es peor sin darnos ninguna explicación. La única vía de comunicación con ellos es el 1004, dónde cada vez eres atendido una persona diferente que se limita a contestar que hay problemas administrativos y que están dentro de la fecha prevista.¿ Qué fecha ? Si casi un año esperando les parece dar un buen servicio!!! La única razón es que no somos rentables, un edificio tan pequeño no le reporta a TELEFONICA, S.A. beneficios y por ello no quiere realizar las obras necesarias para instalar la línea.

Ver en los medios de comunicación día tras día las propagandas de TELEFONICA, S.A. la mejor compañía, el mejor servicio, la mejor oferta… acaba con mi paciencia. Ellos se gastan el dinero en publicidad pero no en prestar los servicios a los que se comprometen.

No tengo medios más para denunciar la desidia de esta compañía que según la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones es el operador designado para la prestación del Servicio Universal de telefonía fija en el Estado español. Ya sería hora de que desapareciera este monopolio y que se pudiera contratar de una forma real con la compañía que prestara los mejores servicios de verdad.

Seguiré esperando y desesperando…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído