Para el Metrorock, sí; para una guardería, no

Alejandra Marín
Madrid

El pasado mes de septiembre acudí al Festival Metrorock, que en esta última edición tuvo lugar tras la Facultad de Ciencias de la Información, en el llamado complejo deportivo Cantarranas de la Universidad Complutense de Madrid.

Sé que a raíz de esta nueva ubicación, la valla que rodeaba el campo de rugby fue cambiada por otra nueva, ya que la que existía tenía brechas por las que la gente se podía colar… Para mi sorpresa, he encontrado en internet una campaña de recogida de firmas para solicitar que la Universidad Complutense de Madrid cambie la valla de una guardería que hay situada junto a la Escuela de Estadística, la Escuela Infantil Pequecampus, no porque esté rota o deteriorada, sino porque la valla que utilizaron para cercar la zona de recreo de los niños no cumple adecuadamente con su función de aislamiento.

Me pregunto si en vez de recoger firmas, habría que organizar algún tipo de evento lucrativo en esa zona para que así la UCM cambie la valla, ya que según parece, asegurar el bienestar de unos niños no es suficiente motivo de por sí.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído