Carta abierta a Pedro J. Ramírez

Paco Rodríguez
Coordinador de Ciudadanos en Montgat
Miembro del Consejo General

Todos los humanos estamos llenos de contradicciones: unos inconscientemente que ni un psicoanalista averiguaría las razones y otros, como vosotros, los que habéis escrito el editorial-opinión del día 10 de julio del 2009 en El Mundo. Lo habéis hecho con un sectarismo y sirviendo no sé a que intereses de forma que no hace falta llamar a Freud, pues ya intuyo el matiz de vuestras plumas.

Os lo digo por escrito porque con mentalidad “israelita” no permito que insultéis al presidente de mi partido de Ciudadanos diciendo que su mandato es fruto del cesarismo.
Al hacerlo me insultáis a mí y a todos los militantes del mismo insinuando que somos unos lacayos de él.

Que contradicción es a la que dedicáis media hoja del periódico presionando a Rosa Díez a tomar actitudes no autoritarias, si democráticas y al señor Rivera que es totalmente democrático le decís que su praxis es cesarista.

Estando de acuerdo con el editorial sobraba el párrafo de ciudadanos. Ya no os basta con no darnos cobertura en vuestro medio sino que nos “dinamitáis” gratuitamente.

Yo achaco la responsabilidad al menos política de esta situación a Pedro J. Ramírez que con esa “capa” de moderado no controla a sus lacayos ya que él por lo que veo si practica el cesarismo en su periódico y que conste que no dudo de su gran capacidad como tampoco lo hago con la de la señora Díez y la del señor Rivera.

Empiezo a cansarme de todos vosotros: periodistas, tertulianos, que vendéis vuestra alma al diablo acercándoos al poder y a las subvenciones.

Si los tres poderes del Estado están manipulados faltando a la esencial separación de ellos pues es la forma de sustentar la democracia, solo falta que añadamos la falta de objetividad del cuarto poder sometido a la influencia de los mismos para terminar diciendo “apaga y vámonos”.

Pero volviendo al tema de Rosa Díez observo que ya con cierta edad y antes de su jubilación política debe dejar posicionado y bien estructurado al partido e ir preparando y pensando en un sustituto como Albert Rivera en el liderazgo ya que para entonces éste no será tan joven. Que así sea, obviamente con democracia.

Sé que usted me publicará esta carta pues de lo que estoy seguro es que usted no es de pensamiento único.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído