Carta al Director

El amo de la finca

La finca es Catalunya o Cataluña, que desde hace casi 3 años tiene a Artur Mas como amo

El amo de la finca
Artur Mas. CG

Este falso amo de la finca en ocasiones se pasea por Europa para hablar con grandes jefes, en cambio estos están demasiado ocupados para atender a un simple guarda de finca y le reciben otros empleados y que se deben a sus jefes

Sr. Director:

La finca es Catalunya o Cataluña (aquí da igual una que otra), y ella desde hace casi 3 años tiene un amo que es el President de la Generalitat de Catalunya, el Sr. Artur Mas, el cual se ha creído o mejor dicho ha tomada a Cataluña como su finca y no solo ha tomado a Cataluña como su finca sino que ha considerado a sus ciudadanos como sus servidores.

Pero mientras él se cree el amo de la finca, hay quien más tranquilo, más sosegado, con más «seny» y menos proclive a declaraciones, a utilizar minutos de plasma, esea es su vecino y compañero de viaje que siempre con las ideas claras o al menos siempre las mismas y discrepantes antes de esta situación con el que se cree el amo, se puede entender que me refiero al Sr. Oriol.

Ahora que viene el administrador de la empresa, el presidente del Gobierno de España, él que se creía el amo de la finca se encuentra que es el guarda y por lo tanto no puede intervenir como amo de la finca solo queda para dar la bienvenida a los invitados. Pero por detrás la rabia le corroe y le obliga decir «cómo es posible que en mi casa no me dejen hablar»

Esto le ha sucedido por varios motivos:

En primer lugar: Está su propio ego no le permite hacer de segundo (como ya le sucedió con Soraya y entonces la rabia no le permitió ir y encima era mujer, faltaba más).

En segundo lugar: Está su vecino que mueve los hilos de su muñeco que como en el guiñol es el que se lleva los bastonazos, bofetones, las críticas y todo ello precisamente por hacer caso a su vecino

En tercer lugar: Ignorar a sus hermanos de Unió y que su actitud es en ocasiones de un desprecio absoluto aún así su buen hermano lo justifica en todo y como buen hermano trata de cuidarlo aunque no se deja es rebelde pero aún así lo cuida, aunque en ocasiones se cansa.

Este falso amo de la finca en ocasiones se pasea por Europa para hablar con grandes jefes, en cambio estos están demasiado ocupados para atender a un simple guarda de finca y le reciben otros empleados y que se deben a sus jefes, total que viene de Europa sin poder hablarles de su finca y que los empleados con los que habla le dicen que no quieren hablar de compra-venta de fincas.

De alguna forma, lo que le está sucediendo al guarda de la finca es el resultado de su deslealtad con sus obligaciones, con sus superiores y cuando podía disfrutar de reconocimiento de toda la sociedad está produciendo su rechazo y lo que es peor está el mal comportamiento que ha transmitido a los habitantes de la finca en la que una parte de ellos le hacen caso y son «la caja de resonancia de la voz de su amo».

Ojalá alguna vez abran los ojos todos y que el seny vuelva a ser la característica de identidad del pueblo catalán y que él ha pretendido cambiarlo por lo del Catalan way, habrá sido muy güay en el discurso de la diada, pero muy cutre para la propia identidad catalana. Seamos catalanes de seny y estemos donde siempre hemos estado.
Sr. Mas tenga seny y sentido común.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído