Begin the Beguine

El Banco Público de Izquierda Unidad

¿Recuerdan las antiguas Cajas de Ahorro con sus consejeros? pues eso

El Banco Público de Izquierda Unidad
Dinero público, presupuesto, subvención, derroche y despilfarro. PD

¿Van acaso a conceder créditos sin garantía?, ¿mas aun cuando lo que se presta es el dinero del contribuyente? ¿Cómo van a recuperar el dinero que presten para vivienda, sin desahucios?

«Begin the Beguine» es una canción muy antigua, compuesta por Cole Porter, un clásico de la música popular estadounidense, también la cantó, como otros muchos, Julio Iglesias, traducida como: «volver a empezar» aunque en realidad, «beguine», supuestamente, es un tipo de danza que viene de las islas Guadalupe y Martinica y no el begin inglés (empezar), pero a efectos de este artículo, me voy a quedar con la traducción el «volver a empezar» de Julio, y es que lo primero que me viene a la cabeza, cada vez que oigo a algún miembro de IU (A) lamentarse del final abrupto de la coalición de gobierno con el PSOE(A), en la Junta de Andalucía, es eso de volver a empezar.

Según IU la creación de un banco público andaluz, es el gran proyecto de ley que lamentablemente, no se va a poder tramitar, y los socialistas tienen la culpa al dejarlo decaer por unas elecciones innecesarias. La verdad, me admira este proyecto estrella de los comunistas andaluces, ¿de verdad no se han enterado todavía de lo que es un banco?.

No voy a entrar en el tema de la constitucionalidad de un banco público autonómico, algo que requiere una ficha bancaria, competencia exclusiva del Banco de España, ni en la supuesta aportación de fondos por parte del FROB, «para compensar el agravio comparativo que supone para Andalucía» el rescate bancario de las antiguas cajas de ahorros, como dicen los propios dirigentes de IU, a simple vista, parece una estupidez, o quizás demagogia, pero no, ni lo uno ni lo otro.

No acierto a comprender la ventaja, para los usuarios, de un banco dirigido por funcionarios, sin incentivos, con sus rigideces, y su aplicación estricta y objetiva de un manual de operaciones del banco o de un reglamento, algo típico de la Administración. ¿Acaso se va a jugar su puesto un funcionario, pagando, por ejemplo, un recibo de la luz en descubierto, sin tener la garantía de que posteriormente se va a cubrir, si no lo pone el libro?. Si no es así, ¿como se va a producir esa protección al pueblo frente al «Poder Financiero»?, como dicen los dirigentes de los comunistas andaluces.

¿Van acaso a conceder créditos sin garantía?, ¿mas aun cuando lo que se presta es el dinero del contribuyente? ¿Cómo van a recuperar el dinero que presten para vivienda, sin desahucios?

¿Cómo van a provisionar en el Banco de España, los fondos establecidos por créditos fallidos o de dudoso cobro?, ¿con el dinero del contribuyente, o el de los pobres ahorradores que allí tengan sus depósitos?, ¿o se les va a exhimir de ello creando una categoría diferente privilegiada: la de banco público, una especie de cáritas diocesana camuflada?

Demasiados interrogantes.

Aunque la verdad es que ni hay tanta estupidez, ni tantos interrogantes, lo que interesa, del banco público, es lo público del banco, no sus fines, ¿saben porque?: por hacer como Julio Iglesias para volver a empezar.

¿Recuerdan las antiguas Cajas de Ahorro con sus consejeros? pues eso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído